Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 28 de junho de 2016

HABLEMOS DEL IDIOMA

¿B de burro?

 Inés Izquierdo en La Prensa - Nicaragua.   28/06/2016
Resultado de imagem para ABECEDARIO ESPAÑOL

Hace ya muchos aguaceros que estudiamos el abecedario, así lo aprendimos de padres, abuelos, etc., sin embargo algo ha sucedido y según las nuevas normas, que ya no son tan nuevas, de la Real Academia Española (RAE), el abecedario también ha sido modificado.

Les diré a vuelo de pájaro algunos de esos cambios, comencemos con la exclusión definitiva de los dígrafos ch y ll del abecedario, y no decimos letras, sino dígrafos (dos letras o grafemas que representan un solo fonema).

El abecedario del español queda así reducido a 27 letras: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z. Esta eliminación no supone, que desaparezcan, seguirán en la escritura, solo que dejan de contarse en el abecedario.

Como algunas de las letras tienen varios nombres se pretende una denominación única. El nombre común recomendado es: a, be, ce, de, e, efe, ge, hache, i, jota, ka, ele, eme, ene, eñe, o, pe, cu, erre, ese, te, u, uve, uve doble, equis, ye, zeta.

El nombre uve es empleado en España y en partes de América, donde está más extendido el nombre ve, acompañado de los adjetivos corta, chica, chiquita, pequeña o baja, para distinguir en la lengua oral de la b (be), a la que llaman be larga, be grande o be alta, otros solo dicen v de vaca o b de burro.

Así que dejemos atrás esas denominaciones y solo diremos uve (v) y be (b), en el caso de la w se prefiere uve doble, por ser uve el nombre de la letra v y ser más natural en español que el adjetivo aparezca después del sustantivo.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

oniomaníaco 


o


comprador 


compulsivo


mejor que 


shopaholic

Recomendación urgente del día
Tanto comprador compulsivo como adicto a las compras son alternativas en español para lo que en inglés se conoce como shopaholic.
En los medios de comunicación pueden encontrarse ejemplos del uso del anglicismo: «Su chica, con pasta de shopaholic y ojo entrenado, liquidó la compra en lo que dura una ducha» o «Esta avenida de Shanghái es lo más para un shopaholic».
El termino inglés shopaholic está formado por shop (que significa ‘tienda’ o, como verbo, ‘comprar’) y alcoholic, y expresa la idea de la adicción a las compras; para referirnos a este mismo concepto en español puede emplearse comprador compulsivoPara la actividad puede hablarse de compra compulsiva o adicción a las compras.
De este modo, en los ejemplos anteriores podría haberse escrito mejor «Su chica, con pasta de compradora compulsiva y ojo entrenado, liquidó la compra en lo que dura una ducha» y «Esta avenida de Shanghái es lo más para un adicto a las compras».
En psicología se emplea oniomanía, recogida en el diccionario de Alemany y Bolúfer, de 1917, con el significado de ‘impulso morboso que mueve a ciertos individuos a hacer compras sin necesidad alguna’. En esta misma obra se incluye la variante oneomanía, del griego onéomai (‘comprar’) y el elemento manía. A partir de este término especializado se forma oniomaníaco u oniomaniaco (ambas acentuaciones son válidas) para referirse a la persona que sufre de oniomanía.
Dado que estas voces están bien formadas en español no necesitan destacarse con comillas ni cursiva.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe