Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 8 de fevereiro de 2016

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

medicamentos: 


mayúscula y 


minúscula

Recomendación urgente del día
Los nombres comerciales de los medicamentos se escriben con inicialmayúscula, pero los nombres de los principios con los que se producen se escriben en minúscula.
En los medios de comunicación se vacila en las escritura de los medicamentos, como se muestra en los siguientes ejemplos: «Seis alternativas naturales al Ibuprofeno», «Los dos se colocan con “captagón”, la droga de moda en Oriente Medio», «El galeno solo le recetó un panadol vía telefónica».
Tal como explica la Ortografía académica, «los nombres de los principios activos de las medicinas, es decir, el medicamento propiamente dicho, son comunes y se escriben con minúscula inicial»; en cambio, «los nombres comerciales registrados de los medicamentos, al igual que sucede con las marcas, son nombres propios y deben escribirse con mayúscula inicial». En ninguno de estos dos casos son necesarias las comillas o la cursiva.
Así, el paracetamol o acetaminofén es uno de los componentes del Panadol, el Gelocatil o el Atamel; la fenetilina se comercializa con los nombres deCaptagonBiocapton y Fitton; la amoxicilina tiene los nombres comerciales de Amoxil y Trimox, entre otros; la povidona es la base del Betadine, elIsodine o el Pervinox; el clorazepato es Tranxene y Tranxilium; el almagatoes Almax, etc.
También se escriben en minúscula las marcas que han dejado de funcionarcomo tales y que ya se emplean con valor genérico, como curitas o tiritaspara los apósitos adhesivos y aspirina para el ácido acetilsalicílico. Por otra parte, se recomienda mantener la mayúscula de la marca comercial cuando se hace referencia a las cápsulas, grageas, porciones o dosis del medicamento con ese nombre propio: un Nolotil.
En consecuencia, en los ejemplos anteriores habría sido mejor escribir «Seis alternativas naturales al ibuprofeno», «Los dos se colocan con Captagon, la droga de moda en Oriente Medio» y «El galeno solo le recetó un Panadol vía telefónica».

FUNDÉU RECOMIENDA:

Foto: ©Archivo Efe/Larry W. Smith

fútbol americano, términos relacionados

Foto: ©Archivo Efe/Larry W. Smith
Con motivo del Super Bowl 2016, el partido de fútbol americano más importante del año, se ofrece a continuación una serie de términos ingleses habituales en las informaciones relacionadas con este deporte, acompañados de su traducción recomendada en español:
• centercentro
• cornerbackesquinero
• downoportunidad
• end zonezona de anotaciónzona final o, según el contexto, detrás de las diagonales
• footballfútbol americano, llana con tilde en la u, o futbol americano, aguda sin tilde en la u, variante extendida en América.
• fullbackcorredor de poder
• fumblebalón sueltobalón perdido (por un jugador que no ha sido derribado)
• halfbackcorredor rápido
• interceptioninterceptación, conforme al Diccionario académico, aunque la voz intercepción la recogen asimismo los principales diccionarios de uso.
• kickoffsaque (inicial), patada de salidainicio de partido
• línea de scrimmagelínea de golpeo
• puntpateopatear
• quarterbackmariscal de campopasador
• Super BowlSuper Bowl, en masculino, aunque también en femenino, o Supertazón (forma muy usada en América), en masculino, una sola palabra y sin guion intermedio.
• tacklederriboplacaje; respecto al verbo derivado, se aconseja derribar, en vez de tacklear.
• touchdownanotación

EN DEFENSA DEL IDIOMA

Cuándo usar 'de que' y cuándo usar 'que' 

Basta con formular un interrogante y hallar en este la coherencia.

Por:  JAIRO VALDERRAMA V. | 
 
Si la intención es aprender a hablar, pues también se necesita escuchar y estudiar las formas adecuadas y normativas de la expresión oral.
Foto: Archivo / EL TIEMPO
Si la intención es aprender a hablar, pues también se necesita escuchar y estudiar las formas adecuadas y normativas de la expresión oral.


Los aficionados al fútbol saben que uno de los mayores sueños consiste en que un jugador del equipo del alma anote un gol de chilena en el minuto 93 frente al ‘eterno rival’ en la final del campeonato cuando el marcador va 0-0. Casos se han dado y varios infartos también, sobre todo cuando los actores de estas confrontaciones empiezan a conceder declaraciones: “Yo creo de que el partido tendría que haber terminado 1 a 1”, “el profesor dijo de que teníamos que mantener la humildad y la calma”, “pienso de que no contamos con suerte…”, “a pesar del resultado adverso, considero de que dejamos todo en la cancha...”.

Con ese derroche de espíritu deportivo, para qué preocuparse por las minucias en la manera de hablar, aunque las expresiones tengan la misma limpieza del uniforme del defensa central que pasó casi todos los 90 minutos nadando entre el fango del área chica para contrarrestar los ataques del equipo contrario. Y para no aguar la celebración, tampoco vendría al caso tomar en cuenta los comentarios del reportero del Cono Sur que, desde los camerinos, reitera esos usos del idioma en primera persona: “Yyyy sí: sabemoj de que el partido resultó difícil, pero confiemojj, ejjjjteeee, de que en una próxima oportunidá hasjhaa máj precisión en lo disparojjj jalarco…”.

Muchos son los estudiantes de periodismo que desean convertirse en comentaristas de fútbol, y creen que las formas y las frases de cajón conforman el inicio para igualar o superar la fama de los presentadores de televisión o radio. El inconveniente es que se quedan hablando así.

Cuando se pretende adquirir el dominio sobre un campo específico del conocimiento, se recomienda seguir a quienes saben de ello. Si se desea ser un gran escritor, a leer a los grandes escritores; si se quiere ser un gran futbolista, pues a observar a Ronaldo, a Messi, etc.; si se busca saber de fútbol, pues a escuchar a las personas que dominan ese tema; si la intención es aprender a hablar, pues también se necesita escuchar y estudiar las formas adecuadas y normativas de la expresión oral.

Por tanto, para hablar y escribir correctamente, las personas más convenientes para cultivar estas destrezas no son precisamente ni siempre ciertos futbolistas y tampoco algunos comentaristas deportivos, sin descalificarlos a todos (ni más faltaba).

En los ejemplos que se han citado atrás, el error más frecuente es el uso equivocado del “que” y del “de que”. Y presiento que muchos usuarios de nuestra lengua guardan también alguna duda al respecto. El procedimiento para entender en qué casos se usan esas expresiones es muy sencillo.

Si alguien dice “me han dicho de que habrá una reunión", basta con formular un interrogante y hallar en este la coherencia: ¿Qué me han dicho? o ¿de qué me han dicho? Si la pregunta coherente es con “qué”, pues se responde con “que”. Y si es con “de qué”, pues se responde con “de que”. Para este ejemplo, la pregunta correcta es “¿qué me han dicho?”; entonces, se responde “me han dicho que habrá una reunión”. Veamos otras oraciones.

“Pienso de que va a llover”. ¿Cuál será la pregunta correcta: “qué pienso” o “de qué pienso”? La correcta es “qué pienso”. De esta manera, la respuesta correspondiente es “pienso que va a llover”.

“Me preocupo que mis estudiantes aprendan”. ¿”Qué me preocupo” o “de qué me preocupo”? Se infiere que la respuesta correcta será: “Me preocupo de que mis estudiantes aprendan”.

“Los estudiantes de este colegio están seguros que se convertirán en excelentes profesionales”. Otra vez: ¿“Qué están seguros” o “de qué están seguros”? Respuesta: “Están seguros de que se convertirán en excelentes profesionales”.

Cuando se padece el frío intenso del invierno, uno alberga la esperanza que llegue la primavera. Procedamos: “¿Qué alberga uno la esperanza?” o “de qué alberga uno la esperanza”. Pregunta correcta: “¿De qué alberga uno la esperanza?”. Respuesta correcta: “Uno alberga la esperanza de que llegue la primavera”.

En muchas conferencias se escucha, con tono afectado: “Me alegro que formules esa pregunta”. Ahora, sin tanta alegría, formulemos nosotros la pregunta correspondiente: ¿“Qué me alegro” o “de qué me alegro”? Pregunta correcta: ¿De qué me alegro? Respuesta correcta: “Me alegro de que formules esa pregunta”.

Por eso, un padre de familia se sentiría más orgulloso de su hijo, si este último dijera, luego de un categórico triunfo en un partido de futbol: “Somos conscientes de que debemos trabajar más y estamos convencidos de que el sacrificio valdrá la pena. Sabemos que el esfuerzo constante será recompensado, porque creemos que nuestra capacidad es alta”.

Junto a él, ese emocionado padre, nacido en el Altiplano Cundiboyacense y defendiendo la identidad de su lengua como muchos colombianos, pensará: “Sos inmenso, mi pequeño. ¡Bárbaro!”.

Con vuestro permiso.
JAIRO VALDERRAMA V.
Profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Sabana

ACRÓNIMOS


WTF, LOL, OMG: Guía para entender el lenguaje de la mensajería móvil

  • Los acrónimos que se utilizan en Internet son un sustitutivo de los emoticones, pero en ocasiones son difíciles de interpretar para los más inexpertos
WTF, LOL, OMG: Guía para entender el lenguaje de la mensajería móvil
Una joven escribe desde su teléfono móvil (Frédéric Cirou - GTRES)
 
Si algo te hace gracia pones LOL;
si algo te estremece pones OMG;
si algo no lo entiendes pones WTF;
:) Esto es que te ríes;
XD Esto es que te tronchas;
(...)
Esta es la primera estrofa de LOL, el mayor ‘hit’ de Los Ganglios, un trío de Badajoz afincado en Barcelona relativamente conocido en el circuito ‘underground’ por los directos subversivos que han protagonizado en eventos como el F.E.A. Festival. El vídeo de este tema no ha pasado tan desapercibido: tiene más de medio millón de visitas en Youtube.
La letra–irreverente, como casi todas las de Los Ganglios- hace referencia a la “escasez lingüística en la red”. Lo cierto es que en el lenguaje que utilizamos para comunicarnos a través de los dispositivos electrónicos escasean las frases subordinadas. Ahora se llevan más los acrónimos, que se usan como abreviatura de expresiones muy comunes.
Los más inexpertos en el uso de los nuevos canales de comunicación tal vez no conozcan el significado de muchos de estos acrónimos, que en su mayoría se refieren a frases hechas en inglés. Estas son sólo las principales:
ASAP – As soon as possible – Tan pronto como sea posible.
FYI: For your información – Para tu información
GIYF: Google is your Friend – Google es tu amigo (lo que me preguntas lo encontrarás buscando en Google)
ILU: I Love You – Te quiero
LMFAO: Laughing My Fucking Ass Off – Me parto el culo de la risa (sic)
LOL – Laughing Out Loud – Riendo a carcajadas
NSFW: Not Safe For Work – No es seguro para el trabajo (no abras este archivo en público)
OMG: Oh My God. – Oh Dios mío
WTF: What the fuck? – ¡Qué coj..es!
YOLO: You Only Live Once – Sólo se vive una vez
En ocasiones, los jóvenes utilizan acrónimos menos extendidos para burlar el control paternal. Es el caso de las expresiones relacionadas con el “sexting”:
IWSN: I Want Sex Now – Quiero sexo ahora
GNOC: Get Naket On Cam – Desnúdate en cámara
PIR: Parents in Room - Padres en el cuarto
CU46: See You For Sex – Veámonos para tener sexo
(L)MIR L: Let’s Meet In Real Life - Conozcámonos en la vida real
TDTM: Talk Dirty To Me- Háblame sucio
LH6: Let’s Have Sex- Tengamos sexo
GYPO: Get Your Pants Off - Quítate los pantalones
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe