Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 17 de agosto de 2015

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA

Resultado de imagem para NUESTRA LENGUA MEXICANA  NUESTRA LENGUA MEXICANA


Si a usted le preguntan cuál es el idioma oficial de México, no tendrá que pensar mucho para contestar que es el español o castellano, pero no es así. Aunque parezca increíble, en México no existe un idioma oficial. ¿Por qué? Es difícil saberlo, pero, permítame empezar por el principio.




El 24 de febrero de 2011, el Sr. José Moreno de Alba dejó de ser el director de la Academia Mexicana de la Lengua. En su lugar, entró Jaime Labastida, un sinaloense de 71 años, Doctor en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México, director de la Editorial Siglo XXI en México, que desde 1997 ha sido miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua y de la Academia Cubana de la Lengua.
Al tomar posesión el Dr. Labastida, hizo públicamente la pregunta, ¿cuál es la lengua oficial en este país? Y los presentes casi a coro dieron una respuesta que les parecía obvia. Si casi el 95% de la población mexicana tiene como lengua madre al español, el idioma oficial debe ser el español. ¡Claro! "Sin embargo, no es así" -aclaró el nuevo director académico-. "La gente se asombra cuando les pregunto, pero no hay lengua oficial en este país".
Y si usted piensa que el detalle no tiene importancia, por favor desengáñese porque sí la tiene, y mucha, por lo que el Dr. Labastida se propone buscar que el español tenga reconocimiento constitucional, tal como debe ser.
Debemos recordar también que en México hay aproximadamente ocho millones de indígenas que tienen al español como segunda lengua. Para ellos, tanto el español como su lengua aborigen deberán ser reconocidas como lenguas oficiales.
Se sabe comúnmente que los mexicanos somos poco afectos a la lectura y se han hecho algunas campañas que pretenden impulsar ese hábito principalmente entre los niños, pero también debemos reconocer que muchas personas aún de cultura universitaria, no conocen las funciones y en muchos casos ni siquiera saben de la existencia de la Academia Mexicana de la Lengua ni para qué sirve. Por eso es de gran relevancia que a esa institución se le otorguen facultades y recursos que le permitan hacer que el mexicano lea más y mejor, que le tenga verdadero amor a su idioma.
Otro proyecto del Dr. Labastida es crear en México el Instituto Alfonso Reyes, que al igual que el Instituto Cervantes en España, el Dante Alighieri en Italia y el Instituto Goethe en Alemania, se dedicará especialmente a promover y a impulsar la enseñanza del español como se habla en México.
En el 2010, el presupuesto de la Academia Mexicana de la Lengua fue de diez millones de pesos, cantidad a todas luces insuficiente para la operación y generación de actividades de difusión e investigación que tiene la AML, tomando en cuenta que el 25% de los más de 400 millones de hispanohablantes que hay en el mundo, son -somos- mexicanos.
Escríbale a Don Juan Recaredo: La dirección de su correo electrónico es comodijo2@hotmail.com
PREGUNTA DEL PÚBLICO:
Héctor Soto pregunta si la palabra "chance" con el significado de oportunidad está aceptada por la Real Academia Española.
RESPUESTA:
Aunque podría pensarse que la palabra "chance" es tomada del inglés, en realidad está incorporada al español proveniente del francés. Significa "oportunidad o posibilidad de conseguir algo".
Y me voy, pero le dejo esta frase: No me interesa conocer a un hombre que ha escrito más de lo que ha leído. ¿Cómo dijo? LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

riesgo de incendio 


extremo


ambigüedad 


innecesaria

Recomendación urgente del día
La expresión riesgo de incendio extremo es ambigua, ya que lo extremo puede ser tanto el riesgo como el incendio.
En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Riesgo de incendio extremo hoy en las sierras» o «Debido a la alerta roja y al riesgo de incendio extremo, los bomberos voluntarios patrullan las distintas localidades».
Con la fórmula riesgo de incendio extremo se puede entender que lo extremo es el incendio, ya que el adjetivo puede referirse solo al sustantivo junto al que aparece, o que lo extremo es el riesgo, porque este adjetivo puede afectar gramaticalmente a toda la expresión.
Cuando lo que se quiera expresar es que el riesgo de incendio es muy elevado, como parece que sucede en estas y otras informaciones similares,se recomienda emplear la alternativa riesgo extremo de incendio, que evita ambigüedades innecesarias y facilita la comprensión del mensaje.
Así pues, en los ejemplos anteriores lo aconsejable habría sido escribir «Riesgo extremo de incendio hoy en las sierras» y «Debido a la alerta roja y al riesgo extremo de incendio, los bomberos voluntarios patrullan las distintas localidades».
Ver también incendios forestales: claves para una buena redacción.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe