Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quarta-feira, 4 de março de 2015

LA DIGNIDAD DEL TRADUCTOR

ACE TRADUCTORES SE OPONE A LA BAJADA DE TARIFAS DE PENGUIN RANDOM HOUSE

PorWebmaster ACE Tra...- Escrito el04 Marzo 2015
El día 10 de febrero, el grupo Penguin Random House comunicó a sus traductores que procedía sin negociación alguna a una bajada unilateral de tarifas de traducción, que entraría en vigor el 16 del mismo mes.
Inmediatamente, ACE Traductores se puso en contacto con representantes del grupo para exponer su protesta y sus argumentos en contra de semejante medida. Por desgracia, no hemos recibido una respuesta favorable, lo que nos obliga a darestado público a nuestra protesta.
Durante estos años de difícil situación económica, los traductores no solo hemos aceptado nuestra parte del sacrificio, sino el hecho de que las tarifas llevaban mucho tiempo sin subir antes de que esa situación empeorase. Es decir, hemos aceptado una fuerte pérdida de nuestro poder adquisitivo. Nada tenemos que reprocharnos respecto a ese esfuerzo. Es más, hemos contribuido, y mucho, a luchar contra la depresión,  porque el trabajo de los traductores ha representado -solamente hay que echar un vistazo a los catálogos y a las listas de libros más vendidos- un enorme porcentaje de la facturación de los grandes grupos editoriales, como PRH. En los últimos años, los libros traducidos han sido  uno de los pilares fundamentales a la hora de aguantar el bache económico.
Por esa misma razón, ofende oír que se nos pida aumentar el esfuerzo cuando los indicadores empiezan a cambiar, y cuando esos mismos indicadores señalan que los principales beneficiarios de ese cambio son las grandes empresas, algunas de las cuales, como la propia PRH, se han embarcado en una política de expansión que no es compatible con la reducción de ingresos de quienes les proporcionan la materia prima de sus beneficios. Los traductores no podemos ser el precio de un crecimiento al que tanto estamos ayudando.
Una política de bajas remuneraciones solamente puede redundar en un empeoramiento del producto que llega a las manos del lector.  El profesional que cobra menos es un profesional que tiene que trabajar más horas para mantenerse, y eso solo conduce a un descenso de la calidad, al que los traductores nos negamos por razones éticas, profesionales y culturales.
Por todas las razones expuestas, ACE Traductores expresa su rechazo a las medidas de bajada de tarifas, e insta públicamente a Penguin Random House a que reconsidere tal decisión y la revoque.

OCIO

Resultado de imagem para ocio 

Argentinos bien preparados


Ocio: en griego se dice scolh; en latín, schola; en castellano, escuela. Así, pues, el nombre con que denominamos los lugares en que se lleva a cabo la educación, e incluso la educación superior, significa ocio, según nos dice Josef Pieper en "El Ocio y la Vida Intelectual".
Escuela es un tiempo de ocio para prepararnos, para pensar y aprender cómo se hacen las cosas, cómo funciona cada una de ellas y cómo opera el mundo. Cuando trabajamos aplicamos esos conocimientos, pero ya estamos en un tiempo de "negocio", aunque también aprendemos de otra manera, con la práctica, como se aprende en la vida laboral.
Por eso, para un país que quiere progresar es fundamental la escuela y hoy mucho más que en la época de los griegos del siglo IV antes de Cristo y de los romanos posteriores a Cristo. Actualmente, el que no conoce tres lenguajes al menos está fuera del futuro: el lenguaje de las matemáticas, el lenguaje de computación, una lengua extranjera, además de adquirir algún conocimiento complejo de su preferencia
Un chico de seis años que inicia la escuela primaria en 2015, invertirá 12 años para terminar el ciclo primaria secundaria y después cinco más en estudios terciarios o superiores, y completará un período de estudios de unos 17 años y allí empezará a trabajar en firme, hacia el 2032.
Nuestra escuela debe preparar a los chicos para trabajar después que pasen unos 20 años aproximadamente desde que inician el primario ¿Sabe un maestro o maestra cuál será el tipo de conocimientos que se requerirá para trabajar en aquel momento futuro? Posiblemente no, la mayoría seguro que no. ¿Que está enseñando entonces? Lo que se necesitó en el pasado, eventualmente ahora. Esa es una razón por la cual muchos niños se aburren en la escuela, no encuentran mayor interés en lo que se les enseña.
Los chicos saben que lo que necesitan va ser otra cosa, que tendrán que aprenderla solos, cuando empiecen a trabajar. ¿Para qué 17 años de estudio, entonces? ¿Qué es lo que obtiene la sociedad con alargar tantos años la etapa de "ocio", es decir, aprendizaje, sin objetivos claros de cómo usar bien ese tiempo? Algunos lo atribuyen a que, de esta manera, el desempleo resulta menor, al postergarse mucho el momento de la búsqueda laboral, lo cual es un resultado cierto, pero ésta no puede ser una buena razón.
Hay algunas materias interesantes, siempre válidas, pero el conjunto de la escuela no piensa mucho en 2032 y no ha cambiado lo necesario en los últimos 30 años
Se requiere un cambio sustancial en la escuela. En algunos lugares se usan en el aula hasta celulares para explicar los temas más complejos y hacerlos más accesibles a los chicos. También se está intentando esto en la Argentina con las laptop. Hay algunas materias interesantes, siempre válidas, pero el conjunto de la escuela no piensa mucho en 2032 y no ha cambiado lo necesario en los últimos 30 años.
Las pruebas de comparación internacional (PISA) indican que, en cuanto a resultados, figuramos en los últimos puestos. Gastamos mucho más presupuesto que hace 15 años en educación y eso está bien, pero no obtenemos conocimientos adecuados de los alumnos, después de muchos años de gastar. Por lo tanto, no es una cuestión que se soluciona solo con dinero, sino que es un problema de organización de la educación, que en gran parte esta manejada, en definitiva, por los sindicatos de empleados docentes y no docentes.
Aunque hay muchísimos docentes por vocación, los objetivos de los sindicatos del sector son principalmente los sueldos, lo cual está bien, pero, ¿quién defiende a los alumnos? ¿Cómo se construye una patria, con sus valores que se inculcan en la escuela además de los que se les dan en la familia? ¿Cómo se recupera la cultura del trabajo? ¿Con los maestros haciendo huelga cuando se inician las clases, un clásico de cada marzo? No, así no va a funcionar nunca. Un ejemplo importante es el que viene del maestro y aquí tenemos otro problema: el ausentismo es muy alto, tanto que en una jurisdicción llega al 36%. Es imposible tener interés por lo que se enseña en el aula con un contexto así. Se requiere un cambio total de enfoque. Como dice el refrán: "Es imposible descubrir la electricidad perfeccionado la vela".
Desde la década del 90 hay 24 sistemas educativos, que son de cada provincia. No dio resultados. No podemos estar experimentando con los niños, que es experimentar con el futuro del país.
Para tener una economía que funcione se requieren argentinos bien preparados, con un nivel mejor que los del resto del mundo, de lo contrario estaremos siempre uno o varios escalones debajo de los demás países. No podemos competir y ser exitosos con argentinos y argentinas poco preparados. Los resultados están a la vista

LA LENGUA VIVA



 La caligrafía del curioso pertinente


 en Libertad Digital - España

Los agudos lectores de esta seccioncilla, los aguerridos libertarios, ya tienen otra lectura obligatoria para el examen trimestral: Álex Grijelmo,Palabras de doble filo (Espasa). Se lee de un tirón, tan ameno resulta. Viene a ser un contrapunto de lo que aquí llevo escribiendo desde hace tres lustros. Don Álex es más académico, como corresponde al medio donde publica, semillero de candidatos a todos los honores de las Letras. No solo la RAE, sino los Premios Príncipe de Asturias, Cervantes y demás sinecuras culturales.
Critica con razón el autor esa muletilla de la sede, no ya parlamentaria o judicial sino de cualquiera otra institución en edad de merecer. Añado que propiamente "sede" debería asignarse solo a alguna autoridad que se halle ostentosamente "sentada". Por eso está bien para parlamentarios y jueces, acomodados respectivamente en sus escaños o sillones. No es necesario llegar a la máxima dignidad de la Santa Sede. El famoso "banquillo" de los futbolistas podría ser una sede muy pertinente.
Recoge nuestro autor el gusto por los neologismos o, mejor, por las palabras que se ponen de moda. Por ejemplo, desafección en el sentido de "alejamiento de la clase política", se entiende, por parte del pueblo contribuyente; los "pecheros", que llamo yo. Comparto las dudas de mi colega. ¿Es que hubo "afecto" alguna vez? Ya la misma expresión "clase política" resulta despreciativa. No en vano la trajeron a colación por primera vez los debeladores de la democracia italiana de hace un siglo, los que prepararon teóricamente el fascismo.
Comparto el embeleso que merecen a nuestro autor los "agentes de movilidad urbana" de Madrid. Entiendo que la voz agencia andaba un tanto desvaída, asociada al papeleo rutinario, las aduanas o los detectives. De repente, se nos ha ennoblecido con nuevos y sonoros marbetes: Agencia Tributaria (un remedo de la Inquisición), Agencia estatal de Meteorología (heredera de servicios militares). Junto a las nuevas agencias habría que añadir los rutilantes "observatorios" no astronómicos.
Me sumo a la propuesta de don Álex para que, en lugar del vano circunloquio depurar responsabilidades para los políticos infieles, se les hiciera dimitir. Mejor sería "destituir" directamente, un verbo que ya no se conjuga. En su lugar se dice "cesar", que viene a ser un suavizante. Entiendo que, en la práctica, las depuraciones de responsabilidades terminan siendo tan inútiles como las comisiones de investigación.
Me ha gustado mucho el capítulo que dedica don Álex a los insultos imaginativos con el recurso de la repetición de vocales: charlatán, pagafantas, pelele, zorrocloco, tiquismiquis. Añado la especial sonoridad que confiere al insulto el sonido <z>: zampabollos, mastuerzo, tuercebotas, zopenco, zascandil, majagranzas, calzonazos. El insulto puede llegar a ser una de las bellas artes.
Insisto, harán bien los libertarios en embaularse el texto de don Álex para llegar a dominar el politiqués y el tertulianés. Sin lo cual no van a poder pasar el examen. Está pulcramente escrito. Veo que acentúa el adverbio "solo", pero puede que haya sido una decisión de los correctores de la editorial. A mí también me lo han hecho. Es lo que se llama ultracorrección.

PSICOLOGÍA

Resultado de imagem para REDES SOCIALES



La psicología al descubierto tras las redes sociales

¿Qué dice de las personas el lenguaje que utilizan en las redes sociales?

La palabras utilizadas en las redes sociales pueden ser un indicador fiable para analizar la personalidad de los internautas.
Desde su creación, las redes sociales se han configurado como nexos de unión entre internautas de diversa índole. Unas plataformas que los investigadores en ciencias sociales utilizan para analizar diversos aspectos de la sociedad, entre los que destacan la personalidad, la diversidad de culturas o incluso el estado de salud de los usuarios de redes sociales en función del lenguaje que utilizan en ellas.
En concreto, un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Pennsylvania se encargó de analizar el vocabulario utilizado en redes sociales por una muestra determinada de personas, estableciendo como principal conclusión en el mismo que el lenguaje utilizado determina la personalidad, el sexo y la edad de los internautas.
En este sentido, uno de los realizadores de la investigación Andy Schwartz, sostuvo que existen ciertas palabras y ciertas frases plasmadas en las redes sociales que pueden proporcionar nuevos y detallados conocimientos. Entre los mismos destaca la tendencia de los hombres a utilizar los adjetivos posesivos en las redes sociales, como "mi" a la hora de mencionar a sus esposas o novias. Una presencia que no destaca entre el lenguaje que utilizan las mujeres a la hora de hablar de sus parejas
Así, estos investigadores han encontrado que las palabras utilizadas en las redes sociales, pueden ser un indicador fiable para analizar la personalidad de los internautas. De hecho, en un estudio publicado por el Journal of Personality and Social Psychology los investigadores utilizaron algoritmos predictivos del lenguaje en Facebook para crear evaluaciones de personalidad a escala diferentes. Estos modelos basados en los rasgos del lenguaje de la audiencia eran coincidentes con las menciones de personalidad y las interacciones de los participantes.
En paralelo, otro estudio llevado a cabo por la revista Evaluation concluyó que los usuarios de Facebook utilizan un lenguaje abierto en esta red social. En concreto, los investigadores generaron nubes de palabras que ilustran visualmente los rasgos de la personalidad de los usuarios de esta plataforma, como la extroversión, amabilidad, responsabilidad y estabilidad emocional, los cuales se relacionaron con el lenguaje utilizado por los usuarios.
Así, las personas más tendentes hacia la neurosis, dice el estudio publicado por esta revista, son más propensas a utilizar palabras como tristeza, soledad, miedo o dolor en sus comunicaciones en las redes sociales.
Las redes sociales y la salud
Otra investigación llamativa a partir de las publicaciones realizadas por los usuarios en redes sociales es la que determina el uso de los tuits y su relación con el padecimiento por parte de los usuarios de determinadas enfermedades del corazón. En este sentido, la publicación responsable de la investigación Psychological Science, encuentra que a partir del lenguaje utilizado en Twitter se puede predecir el riesgo de enfermedades del corazón o tratar los factores de padecimiento de estas patologías de los usuarios,
De hecho, sus responsables sostienen que el lenguaje asociado a la ira, a las emociones negativas y a la separación de la sociedad se vinculaba a los usuarios de esta plataforma que presentaban mayores tasas de enfermedades cardiacas. Sin embargo, desde esta publicación sostienen que las redes sociales no son entornos de riesgo de los usuarios sino que pueden servir para analizar las probabilidades que estos tienen de padecer una enfermedad de este tipo en función a su comportamiento y actitud.
Diferencias culturales
Igualmente, las redes sociales también han permitido a los investigadores llevar a cabo análisis sobre las similitudes y diferencias que existen entre las distintas culturas del mundo. Es lo que se desprende de una investigación de la Universidad de Melbourne, en la que se estudian las variaciones del uso del lenguaje en Twitter según la procedencia de los usuarios.
Así, esta investigación llevó a cabo un estudio en profundidad de las publicaciones de los tuiteros de ocho países (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, India, Singapur, México y España), en dos idiomas (inglés y español) llegando a la conclusión que según su país de procedencia los usuarios utilizaba en esta red social distintos emoticonos, lo que se relacionaba con sus actitudes ante la vida y marcaba una diferencia cultural según el país de procedencia de los usuarios.

EPÓNIMO

Resultado de imagem para EPÓNIMO             Epónimo

Wikilengua
Un epónimo es el nombre de una persona o de un lugar que sirve para designar un pueblo, una época, una enfermedad, una unidad, etc.,[1] es decir, un epónimo es una persona o cosa que da nombre a otra persona o cosa.
España es el epónimo de una conocida plaza de Roma.
Así, Francisco de Quevedo es el epónimo de quevedos (cierto tipo de gafas); Alois Alzheimer es el epónimo deenfermedad de Alzheimer; el personaje de Harry Potter es el epónimo de los libros que relatan sus historias (como Harry Potter y la piedra filosofal); Michael Faraday es el epónimo de la unidad faradio, etc.
Además de funcionar como sustantivo puede hacerlo como adjetivo:
Tros fue el héroe epónimo de Troya, y Rómulo el de los romanos.
A menudo se denomina de modo impropio epónimo a la persona o cosa que recibe el nombre.


Creación de términos por eponimia

La eponimia, es decir, el proceso de crear una palabra a partir de otro nombre, es un procedimiento habitual para crear neologismos y está relacionada con la metonimia, la lexicalización y la etimología. En la actualidad, abundan marcas comerciales epónimas, como Kleenex, epónimo de clínex (‘pañuelo de papel’).
Hay básicamente tres formas de crear denominaciones por eponimia:
  • Un genérico seguido de un complemento con de. En estos casos, se conserva la ortografía del epónimo:
ley de Newton, complejo de Edipo, aparato de Golgi
  • Un genérico con el epónimo en aposición. La ortografía aquí es variable y puede adaptarse el epónimo al español, con minúscula, o puede dejarse el original:
baño María, efecto Compton, ley Sinde, grado Celsius
motor diésel o dísel, cóctel molotov
  • El nombre propio original, adaptado si es necesario, funciona como común, es decir, se lexicaliza. Ocasionalmente se deja sin adaptar, pero en cursiva si no sigue las pautas ortográficas del español:
zepelín, clínex, delco, jeep
En algunos casos, un mismo concepto tiene dos formaciones:
el mal de Alzheimer ~ el alzhéimer
el baño de María ~ el baño María
un perro de san Bernardo ~ un sambernard

CONVERSACIÓN


La conversación vence a la gramática

La destreza oral es esencial para hablar un idioma. Con o sin profesor, lo importante es practicar con nativos para educar el oído


AMPLIAR FOTO
Practicar con nativos es básico para educar el oído. / TARA MOORE (GETTY IMAGES)



















En la enseñanza de idiomas, por un lado están las instituciones oficiales y centenarias como Bristish Council o el Instituto Francés y por otro las plataformas online, que se multiplican a la velocidad de la luz. Aunque la metodología que emplean difiere en algunos aspectos, en algo están de acuerdo: la conversación se ha impuesto a la gramática. La comunicación unidireccional de profesor a alumno y las horas destinadas a memorizar ingentes listas de vocabulario y tiempos verbales ha pasado a un segundo plano para dar protagonismo a la destreza oral. El alumno debe ser proactivo y lanzarse a hablar. Equivocarse es una virtud.

Algunos expertos como Frank Occonor, director del Teaching Centerde Bristish Council Somosaguas (Madrid), creen que algo falla en el sistema educativo español, en referencia a los jóvenes que terminan el bachillerato y no son capaces de mantener una conversación en inglés pese a haberlo estudiado durante más de 10 años. “Es como estudiar geografía durante 15 años y no saber ubicar un país”, señala. Los dos problemas principales son la falta de contacto con el idioma y la mala pronunciación como consecuencia de la falta de oído. “Aunque cada vez se consumen más productos culturales en versión original, todavía impera el doblaje. En países como Portugal la televisión respeta las lenguas originales. La exigencia no pasa por tener un acento 100% británico o americano, pero sí por poder ser entendido por un nativo”. Dominar la gramática y el vocabulario no es saber un idioma, añade.

España es el país de la Unión Europea -solo superado por Hungría y Bulgaria- con menor número de adultos entre 25 y 64 años que declaran hablar al menos una lengua extranjera, según un estudio publicado en 2013 por la oficina estadística Eurostat. Solo el 51% de los españoles conoce otro idioma, un porcentaje que se sitúa por debajo de la media comunitaria, el 66%.


La solución: que los alumnos no vean textos hasta los 13 años
Otra visión revolucionaria de la enseñanza de idiomas es la del estadounidense Richard Vaughan, que en 1977 convulsionó el mercado con el llamado método Vaughan, con canal de televisión y radio incluidos. El éxito de su programa no es la base tecnológica, sino “la talla técnica” de los profesores. Ni libro ni pizarra. “Esta metodología se basa en un 99% en la conversación entre los propios alumnos en la que el docente hace de director de orquesta”, apunta Richard Vaughan. Contra todo pronóstico, el modus operandi de esta compañía consiste es escoger perfiles profesionales alejados del mundo educativo, gente “fresca y con energía”. Tras un “entrenamiento” intensivo de 18 horas al día durante dos semanas, Vaughan les impregna su filosofía. Borrón y cuenta nueva. “Los profesores zarandean al alumno, no le dejan en paz. Durante el tiempo que están en clase, están activos”, agrega. En el último proceso de selección, de 4.000 candidatos, 800 fueron entrevistados porSkype, 150 acudieron al training y solo 90 fueron seleccionados.

El foco está en la práctica. “La gramática básica constituye el 90% de todo lo que decimos. El 30% de todos los verbos son derivados del ser o el estar. En España uno de los errores habituales es que se enseñan muy pronto los condicionales o losphrasal verbs”. Cuando llegan a sus centros jóvenes de entre 20 y 30 años a los que se les cierran puertas por no dominar el inglés, se lesformatea el disco duro desde la base. “Para conseguir que sean capaces de defender un punto de vista con un discurso sólido necesitan entre 1.000 y 3.000 horas de clase”, asegura Vaughan. Dentro del proceso de aprendizaje, el 40% se destina al trabajo individual (vídeos en YouTube, películas o entrevistas en inglés), el 20% a horas de clase y el otro 40% a hablar en público y sentir vergüenza. “Superar el miedo al ridículo y sentir nervios reales con un nativo como interlocutor es lo que mejor funciona”.

¿En qué tendría que cambiar el sistema público español para que los jóvenes de 18 años fuesen capaces de hablar en inglés? En opinión de Vaughan, durante los primeros 10 años los alumnos no deberían ver ni un solo texto. Solo audios con voces de nativos y speaking (expresión oral). Una hora al día se traduciría en 160 horas al año y 1.600 horas desde los tres a los 10 años. “Al llegar a la pubertad, ya con una mente más analítica, se introduciría la gramática. Los niños no aprenden a leer hasta los cuatro o cinco años y hablan castellano sin ver las palabras sobre el papel. La ecuación es simple”.

Aunque los expertos en lingüística consideran que en el aprendizaje de idiomas no hay revolución posible, Anxo Pérez, fundador de la plataforma para aprender chino8belts.com, defiende lo contrario. Desde que lanzó el site en 2011 ha registrado un crecimiento del 400% anual con miles de alumnos en más de 50 países. La metodología que ha diseñado, que le llevó junto a su equipo más de 40.000 horas de trabajo, solo requiere del estudiante 30 minutos al día durante ocho meses y un pago de unos 900 euros. Si transcurrido ese tiempo el alumno no es capaz de comunicarse en mandarín, le será devuelto el dinero.

Durante más de cuatro años Pérez y su equipo destriparon este idioma, jerarquizaron las palabras por grupos y diseñaron un programa para acelerar su aprendizaje a través de un software inteligente. Ni gramática, ni ejercicios, ni profesores ni aulas. “Este método podría revolucionar la historia de los idiomas. Es rompedor. No habilita para sostener un discurso político ni para cerrar un contrato de arrendamiento en chino, pero sí para hablarlo”, asegura Pérez, lingüista con cinco licenciaturas y un dominio de nueve idiomas (español, gallego, inglés, francés, italiano, alemán, portugués, chino y ruso). En su opinión, el 90% de las academias no enseñan bien y los métodos que se emplean están alejados de la realidad. “El 99% de lo que se explica nunca se debería hacer al principio. Si concentras tu energía en el otro 1% se produce el milagro y se aprende más rápido”.

Más de 70 personas trabajan en la plataforma; matemáticos, ingenieros informáticos y hasta guionistas de cine. Además de ser ameno y útil, “tiene que enganchar”, defiende Pérez. Una de sus críticas al sistema tradicional es que nunca se empieza por lo más útil. Su metodología proporciona las expresiones más frecuentes y las más combinables para facilitar desde el primer momento la posibilidad de mantener una conversación. Otro de los grandes problemas es lo que él llama el “monopolio de los sustantivos”. “Centrar todo el aprendizaje en la gramática es erróneo y contrario a la eficacia en el aprendizaje. Nosotros incidimos en el uso de conectores para que el alumno gane autonomía”. En todo momento Anxo Pérez reconoce que su plataforma no habilita en ocho meses a nadie a hablar un chino avanzado. “Ser experto lleva toda la vida”. Pero en 8belts no todo es inteligencia artificial; a medida que se van superando etapas los estudiantes pueden mantener conversaciones con chinos nativos a través de conferencias de audio.

Desde la Escuela Oficial de Idiomas de Madrid Jesús Maestro su vicedirectora, Caridad Baena, considera que cualquier método puede ser válido mientras dé resultados. Reconoce que durante décadas las escuelas oficiales españolas han seguido unos programas instaurados durante el franquismo que tenían como eje principal la memorización de la gramática y no la interacción entre profesor y alumno. El sistema ha cambiado. “Ahora tenemos un perfil de estudiantes distinto. Ya no vienen en busca de un título, sino con la necesidad de aprender un idioma para conseguir un trabajo o para marcharse al extranjero”.


Las plataformas onlinedeben incorporar videoconferencias para permitir conversaciones en tiempo real, opinan en el Instituto Francés

En la Comunidad de Madrid se refieren a la nueva metodología como método comunicativo, en el que el estudiante tiene que hablar desde el minuto cero y aprender a reaccionar ante situaciones reales: responder a un email de trabajo, solicitar una ayuda económica al Gobierno o exponer su opinión sobre un asunto polémico. No hay directrices para los profesores, cada centro marca sus pautas, pero las exigencias para superar las oposiciones han cambiado. “El candidato tiene que demostrar que es capaz de enseñar de un modo que no es el convencional”, indica Baena. Cada vez más los docentes emplean recursos audiovisuales como vídeos de YouTube o podcast de radio.

Otra institución histórica que reconoce un cambio en su manera de enseñar es el Instituto Francés, con más de cien años de vida. Su director de cursos en la sede de Madrid, Sylvain Pradeilles, afirma que aunque la estructura es la clásica por su apuesta pasa por las clases presenciales, la esencia ya no es la gramática. El eje principal es ahora la capacidad comunicativa. “En la década de los 80 elMarco Común Europeo de Referencia para las Lenguas ya fijó un mayor énfasis en la destreza oral, pero la implantación es lenta y progresiva”. La crítica de Pradeilles a las nuevas plataformas onlinees la falta del factor humano. “Para obtener resultados, estas webs deben incorporar un sistema de videoconferencia para permitir conversaciones en tiempo real. Ese aspecto es irrenunciable”, zanja. Pese a ser un centro tradicional, el Instituto Francés también ofrece la posibilidad de seguir los cursos online.


Algo falla en el sistema educativo español cuando los jóvenes que terminan el bachillerato no son capaces de hablar en otro idioma

Dentro de las plataformas virtualesde nueva creación están las gratuitas y las de pago. Duolingo, lanzada por el guatemalteco Luis Von Ahn a finales de 2012, funciona sin pagar. Con 85 millones de usuarios registrados en todo el mundo, fue elegida como la mejor aplicación (App) del año por Appleen 2013 y es la que cuenta con más descargas en Android (30 millones). Hay otro dato del que presume Von Ahn: en Estados Unidos hay más personas aprendiendo idiomas en Duolingo que en todo el sistema educativo público (8 millones). “Los gobiernos de algunos países como Costa Rica y Guatemala lo están empezando a incorporar a su sistema educativo, de forma que se usa como complemento a las clases presenciales”, explica desde Estados Unidos Von Ahn.

¿En qué se basa su método? Un software inteligente registra y analiza todos los movimientos de los usuarios y en función de las dificultades se modifican y personalizan los programas. “¿Qué es más efectivo enseñar primero adjetivos o plurales? Probamos las dos opciones con dos grupos distintos y medimos cuál ha aprendido mejor y comete menos errores. Hacemos este tipo de pruebas constantemente”. Los hispanoparlantes pueden aprender cinco idiomas en esta plataforma: inglés, francés, alemán, italiano y portugués.

Babbel es otra web en la que se pueden cursar 13 lenguas (inglés, alemán, francés, italiano, portugués, sueco, holandés, polaco, turco, indonesio, noruego, danés y ruso). Impulsada en 2007, es la App de idiomas con más descargas en Apple y Google Play, cerca de 100.000 al día. Su peculiaridad es que un equipo de docentes y traductores ha diseñado la metodología para cada uno de los idiomas en función de la nacionalidad del usuario. “Un británico y un alemán aprenden de forma distinta francés. Cometen diferentes errores, tanto a la hora de hablar como de estructurar las frases”, señala el fundador de Babbel, Markus Witte. Esta plataforma es de pago: entre cinco y diez euros al mes. A diferencia de otros sites, Babbel no ofrece la posibilidad de hablar en tiempo real con nativos. Eso sí, dispone de un sistema de reconocimiento de voz que obliga al usuario a repetir hasta cinco veces una palabra. La pronunciación debe ser óptima para pasar de pantalla.

TRADUCCIÓN


Los 10 vicios más frecuentes del idioma español

Un buen traductor debe saber cómo se escriben correctamente las siglas, cuándo colocar, o no, mayúsculas, cómo elegir entre los distintos tiempos verbales y, también, cómo detectar los vicios del lenguaje, esas incorrecciones que cometemos al escribir o al hablar.
Estos son los 10 vicios más frecuentes del español que hemos ido recopilando en nuestro trabajo diario. 
Este artículo es una colaboración para DesEquiLIBROS de laAgencia de traducción profesional  Okodia.
------
I love eñeUno de los tópicos más típicos (y falsos) que se suele decir sobre un traductor es que “uno bueno no necesita diccionario”.
Como te imaginarás, esa afirmación es más falsa que una moneda de 3 euros. Del mismo modo que un buen abogado no tiene por qué saber de memoria todas las leyes de un país, un buen traductor profesional no tiene por qué conocer todos y cada uno de los miles de términos lingüísticos que contiene cada idioma.
Eso sí, un buen traductor debe saber manejar un diccionario casi con los ojos cerrados: cómo se escriben correctamente las siglas, cuándo colocar, o no, mayúsculas, cómo elegir entre los distintos tiempos verbales y, también, cómo detectar los vicios del lenguaje, esas incorrecciones que cometemos al escribir o al hablar.
Una agencia de traducción se convierte, así, en una especie de guardián del buen uso de la lengua para detectar y corregir todas las barbaridades que se leen por ahí, especialmente en esos pequeños textos de 140 caracteres…
En el trabajo diario de nuestra agencia de traducciónsolemos detectar errores ortográficos, sintácticos y gramaticales de todo tipo. Como nos gusta aprovecharlo todo, hemos ido anotando estos errores y, con el tiempo, hemos construido un documento interno que recopila los vicios más frecuentes en español.
Hoy nos gustaría compartir una parte de ese documento con los lectores de DesEquiLIBROS. ¿Empezamos?
  

Los 10 vicios más frecuentes del español


 • Vicio 1: el famoso “-ao”. 
Hemos “votao”, nos han “aclamao”, hemos “ganao”…
Esta costumbre de sustituir la maravillosa terminación “-ado” por un simple “-ao” es uno de los vicios más comunes y televisados del castellano y se está extendiendo como la peste gracias a los políticos.
¿Cuántas veces hemos contado (con “-ado”) esa horrorosa y errónea abreviatura en los discursos sobre el Estado de la Nación? Demasiadas.
Luchemos pues por erradicar de nuestras televisiones, radios y vídeos de Internet una pésima costumbre que empobrece radicalmente la imagen pública que proyectamos a nuestros semejantes. 
• Vicio 2: tú me lo “dijistes”.
Otro vulgarismo que está de moda: añadir una “s” al formar el pretérito indefinido en la segunda forma del singular.
¿Tan difícil es decir “tú dijiste” o “tú aprobaste”?
Parece ser que sí, sobre todo para esas personas influenciadas por los recuerdos de otras formas verbales como “dices” o “decías”.
• Vicio 3: el famoso “currículum”. 
Un vicio que detectamos a diario no solo en las ofertas de empleo, sino también en el encabezamiento de muchos currículos que nuestra agencia traduce a idiomas como el inglés, el francés o el alemán.
Como bien dice la RAE, la palabra “currículum” no se encuentra en su diccionario.
Sí aparecen los otros dos términos que deberíamos utilizar en su lugar: currículo y currículum vitae
• Vicio 4: esos dichosos extranjerismos. 
La globalización de nuestra sociedad tiene muchas ventajas, muchísimas, pero también tiene desventajas, una de ellas la utilización de extranjerismos.
Estos vicios llenan los periódicos, pero son especialmente abundantes en las páginas dedicadas a los deportes. Así que, por mucho que nos duela, en español no es correcto decir que Rafa Nadal es un “number one”
• Vicio 5: la repetida “-bilidad”.
Otro de los vicios más pesaditos que solemos corregir en nuestra agencia de traducción es el abuso del sufijo “-bilidad”.
No existe la “controlabilidad”, aunque sí el control; tampoco es correcto escribir o decir que algo tiene mucha “alcanzabilidad” cuando queremos explicar que es alcanzable.
Tampoco hay que tener mucha habilidad para recordarlo, ¿verdad? 
• Vicio 6: la redundancia del pleonasmo. 
Uno de los vicios más generalizados en el idioma español es el uso de pleonasmos, es decir: la utilización de palabras que no son necesarias. ¿Algún ejemplo?
Muchos: subir para arriba, bajar para abajo, miel de abeja, volar por el aire, muy óptimo, me parece a mí, etc.
Casi todos caemos alguna vez en ese error, sobre todo en nuestras conversaciones informales. El problema es que, de tanto decirlo, al final lo escribimos y, ya sabes, lo escrito se lee y las palabras se las lleva el viento (aunque no “volando por el aire”, claro). 
• Vicio 7: un exceso de “c”. 
Manejar correctamente un idioma no es tan fácil como parece y menos cuando es tan complejo como el español. Uno de los vicios en los que incurren los estudiantes de nuestra lengua es incorporar más letras “c” de la cuenta quizá porque les suena mejor.
Un par de ejemplos: se escribe y pronuncia “inflación” (no “inflacción") y alguien tendrá “afición” por el golf (no “aficción”).
Habitualmente estos vicios se curan utilizando el programa de corrección de textos de nuestro ordenador; solo hay que acordarse de hacerlo. 
• Vicio 8: confundir churras con merinas. 
Algunos vicios de nuestro idioma no son tan sencillos de detectar a primera vista, pero están ahí. Nuestro error número 8 consiste en utilizar un término creyendo que significa una cosa cuando en realidad significa otra.
Seguro que has oído o leído una frase como esta:
   - María es una persona muy asequible.
Dónde está el vicio? En el adjetivo “asequible” que como bien apunta el DRAE significa “Que puede alcanzarse u obtenerse”. 
• Vicio 9: las muletillas. 
Una incorrección muy molesta que, aunque no lo creas, también encontramos por escrito es la famosa muletilla, ya sabes: esa palabra o frase que utilizamos sin darnos cuenta y que llena de ruido nuestro mensaje.
Las muletillas más famosas últimamente son “o sea”, “mira”, “oye”, “es que”, “¿sabes?”, etc. 
• Vicio 10: el dequeísmo. 
En el puesto número 10 de nuestra lista encontramos el famoso dequeísmo, uno de los vicios que más detestan los traductores de nuestra agencia de traducción.
Lee las siguientes frases y marca la que consideres incorrecta:
  - Estoy segura de que fue a casa.
  - Pienso de que está ingresado en el hospital.
Una curiosidad: en los últimos años, quizá por exceso de este vicio, está naciendo uno nuevo que se denomina “adequeísmo”.
Consiste en eliminar la palabra “de” cuando la frase sí la necesita. Un ejemplo: “No te olvides sacar la basura” en lugar de “No te olvides de sacar la basura”.
Como ves, este es un vicio en el que es muy fácil caer, uno de los 10 de la lista de nuestra agencia de traducción que, esperamos, te sea de utilidad en el futuro. 

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Cotonú, no Cotonou

Recomendación urgente del día
La forma Cotonú (y no Cotonou ni Cotonues la adecuada para referirse a la principal ciudad de Benín (no Benin), tal y como señala la Ortografía de la lengua española.
En los medios de comunicación es frecuente encontrar menciones a esa ciudad debido a los Acuerdos de Cotonú, firmados entre la Unión Europea y 78 países de África, el Caribe y el Pacífico.
En el ámbito deportivo, en especial en el baloncestístico, es asimismo habitual la expresión pasaporte cotonú, que hace referencia al que tienen las personas de esos estados y que en algunos casos les permite participar en competiciones europeas sin ocupar plaza de extranjero, así como el sustantivo cotonú para aludir a un jugador con dicho pasaporte.
Así, en las noticias se pueden ver frases como «Magos y actores se han unido para recaudar fondos y financiar la escolarización de los niños y niñas acogidos en el centro infantil de Mensajeros de la Paz en Cotonou», «Slaughter cerca de conseguir el Pasaporte Cotonou» o «El técnico rastrea el mercado en busca de un refuerzo, que tendría que ser comunitario o “cotonou”».
La Ortografía señala que la forma apropiada de escribir el nombre de la ciudad más poblada y sede del Gobierno de Benín es Cotonú, mientras que su capital oficial es Porto Novo. El gentilicio de los naturales de ese país africano es beninés/beninesa.
En el caso de la expresión pasaporte cotonú, lo adecuado es escribir las dos palabras con inicial minúscula: la primera por tratarse de un nombre común y la segunda porque se ha lexicalizado y aquí se emplea como nombre común para designar a cualquier pasaporte o jugadorasociados con los Acuerdos de Cotonú.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe