Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

domingo, 22 de fevereiro de 2015

EMILIO J. SANCHEZ:






El cerco del disparate



Pasados dos meses de la publicación de tres trabajos sucesivos sobre la enseñanza del español en las escuelas del sistema escolar, el panorama se presenta hoy tan deplorable como entonces. Nos habíamos quedado revolviéndonos de indignación a propósito de una dispensa (waiver) para que maestros, que no saben español, pudieran enseñarlo a nuestros hijos (véase Enseñar Español, una dispensa para el disparate, ENH, 17 de diciembre).

Marie Izquierdo, ejecutiva principal para asuntos académicos de M-DCPS, trató de justificar, sin conseguirlo, las bondades del Idioma Extranjero Extendido (EFL). Su artículo es un compendio de fórmulas de public relations, sofismas y redacción torcida (véase El programa de EFL, ENH, 16 de diciembre). Por cierto, además de anunciar que una Comisión encargada de mejorar el EFL estaría visitando las escuelas, subrayaba la voluntad del Distrito Escolar para recoger opiniones de padres y la comunidad. Esto último parece poco creíble cuando la funcionaria desestimó un trabajo tan bien fundamentado como el de Daniel Shoer (véase ABC para maestros de español, ENH, 30 de noviembre) y ni siquiera mencionó el nombre del valorado columnista.

Días atrás coincidí en una reunión con maestros de español y ninguno dijo haber visto en su escuela a la Comisión visitadora. Tampoco han recibido carta o encuesta alguna solicitando su parecer sobre el EFL. Todos, sin embargo, siguen preocupados con el programa que, contra viento y sentido común, quieren imponer desde el downtown. Insistieron en que ello se traducirá en un enorme deterioro de la enseñanza de esa lengua y, de hecho, en la erosión del bilingüismo miamense, recurso de gran importancia cultural y económica.

Es una situación kafkiana: respetados maestros de clase deben enseñar español, una materia que no dominan; mientras, maestros de español, con experiencia metodológica y dominio del contenido, se convierten en maestros de clase y a tropezones enseñan ciencias sociales y aritmética… en inglés.

Los docentes, empero, no tienen la culpa: a nadie le gusta hacer el ridículo, ni siquiera frente a escolares; sobre todo, frente a escolares.

Pregunté a mis amigos la razón por la que, si tienen tan nefasta opinión del EFL, no habían enviado una sola línea a el Nuevo Herald a propósito de los trabajos publicados. Lo que escuché me perturbó aún más que el mismowaiver. En coro respondieron que por miedo a las represalias, y en seguida desgranaron sus temores.

Abruma pensar que en el país que se precia de ser guardián de la libertad de prensa y de expresión exista esta mordaza, real o imaginada, precisamente en aquellos de quienes depende, en buena medida, los valores morales y la civilidad de los futuros ciudadanos. En cualquier caso, denota una falta de transparencia en el ambiente profesional que merecería investigarse más.

Bien miradas las cosas, en este debate se notan varias ausencias. Ante todo, de miembros de la Junta Escolar que a menudo se dirigen a la comunidad hispana en las páginas de opinión de este diario (Voces de la Educación). Asimismo, resalta el silencio de la Asociación de Padres y Maestros (PTA) entre cuyos objetivos están representar los intereses de todos los estudiantes frente a decisiones que afectan a los niños. Mucho más del sindicato de maestros (United Teachers of Dade, UTD). Convendría conocer, por ejemplo, la opinión del Grupo de Educadores Hispanos (Hispanic Educators Committee). ¿Acaso habría juicio más autorizado, tocante a la enseñanza del idioma español, que la de sus maestros?

En verdad, urge que muchos alcen su voz. De lo contrario, nos arriesgamos a que el disparate se extienda, como el EFL, y circunde nuestras vidas.

Periodista, ex profesor universitario.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article10675868.html#storylink=cpy
Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article10675868.html#storylink=cpy

LOS HORRORES DE LA LENGUA


Escrito por  Agencia Reforma

El español es una lengua en continua modificación y evolución. La Real Academia de la Lengua Española hace continuamente cambios cuando palabras, a veces de otros idiomas, se vuelven comunes.El español es una lengua en continua modificación y evolución. La Real Academia de la Lengua Española hace continuamente cambios cuando palabras, a veces de otros idiomas, se vuelven comunes.
Dicen que antes de la Guerra Civil Española, había nuevos ricos que, en su afán de ostentar mansiones y riquezas, se acercaban a las tiendas y pedían "el automóvil más grande que haiga".

Esta historia, que aparece en el sitio de la Fundación del Español Urgente, es tal vez la causa por la que la palabra "haiga" esté en los diccionarios definida como "un automóvil muy grande y ostentoso".

Pero otro asunto es el uso cotidiano y equivocado de este término. Cualquier persona que escuche "haiga" sabrá que se trata de la incorrecta conjugación del verbo "haber".

Al celebrarse mañana el Día Mundial de la Lengua Materna, lingüistas explican el porqué de los principales errores que se cometen entre hablantes del español debido a su desconocimiento.

Para Diana Guardiola, especialista en lingüística hispánica aplicada y Premio Nacional de Letras, estas equivocaciones tienen una razón.

"Soy de la idea de que los errores no se cometen porque la gente quiera cometerlos, creo que a nadie le gusta estar expuesto ni que lo critiquen o mucho menos. El error siempre tiene una razón de ser.

"Cuando cometes un error es porque estás aplicando una regla, pero la estás aplicando mal", señala en entrevista desde España, donde radica.

Es lo que ella denomina "la lógica del error". Son expresiones que, aunque tienen sentido, demuestran el poco nivel de conocimiento y dominio de la lengua.

"Todos esos 'fuistes' y 'llegastes' y 'te acomodastes' son muy lógicos, porque todos los verbos para la segunda persona del singular, en todos los tiempos, terminan en 's'.

"Por ejemplo, el verbo 'comer' en presente es 'tú comes'; un tipo de pasado es 'tú comías'; en futuro es 'tú comerás'. Siempre terminan en 's', excepto el pasado perfecto: 'tú comiste'", explica Guardiola.

El español es una lengua en constante modificación y evolución. La Real Academia de la Lengua Española hace continuamente cambios cuando las palabras, a veces provenientes de otros idiomas, se vuelven comunes.

Apenas en octubre pasado, la máxima autoridad en el idioma decidió incluir americanismos como "lonchera", "friki", "wifi", "tuit" y "tableta", refiriéndose al dispositivo.

Sin embargo, no pasa lo mismo con las palabras incorrectas del español, por más frecuentes que éstas sean.

"Porque hay límites, esas conjugaciones verbales no pueden llegar a ser correctas porque te afectan todos los paradigmas de la conjugación", dice la experta.

Los intentos por cambiar o desaparecer las reglas del idioma datan de varios siglos atrás, señala Alma Silvia Rodríguez, doctora en lingüística y directora de Educación Inicial en la Secretaría de Educación de Nuevo León.

"No lo podemos hacer, porque eso está también acorde a un sistema de lengua que obedece a ciertas reglas. Tendríamos que hacer un cambio, no nada más de las grafías, sino fonológico", afirma.

Para la integrante del Sistema Nacional de Investigadores y autora de estudios sobre enseñanza en la lengua materna, el español pasa por problemas críticos, como la ortografía.

Subraya la trascendencia de la lengua materna, rechazando que se trate sólo de un instrumento de comunicación.

"Nuestra lengua es identidad, es lo que nos hace seres humanos", expresa.

¿Por k?
Para Guardiola, el uso de la "k" en lugar de "que" o "qué" entre los jóvenes es incorrecto, pero adecuado, si se limita a una conversación escrita entre ellos, pues la comunicación se logra, como en "k haces".

El problema, señala, es cuando estos términos se llevan a asuntos formales, como tareas, exámenes o presentaciones, donde son inadecuados e incorrectos.

Para no confundirse
Algunos de los errores y confusiones más comunes entre quienes hablan español.

1. "Haiga" en lugar de "haya"
La lingüista Diana Guardiola explica estas equivocaciones con lo que llama "la lógica del error", que ocurre al generalizar una conjugación que es frecuente, pero que tiene excepciones.

Por ejemplo, es correcto decir "Espero que traiga la comida", por lo que la lógica al hablar dictaría expresar "Espero que 'haiga' comida", pero lo correcto es "Espero que haya comida".

2. Cuando la "s" suena mal.
Por ejemplo:
"Fuistes", "trajistes" o "comistes", en lugar de "fuiste", "trajiste" y "comiste" también tienen su origen en dicha lógica. Para algunos hablantes, si hay conjugaciones que terminan en esta letra, como "tú comes", "tú comías" o "tú comerás", ¿por qué no decir "comistes"?

3. El trío confuso
Por su sonido idéntico, hay quienes escriben indistintamente "a ver", "haber" y "a haber". Guardiola ofrece ejemplos de usos correctos:
- Venimos a ver si se te ofrece algo.
- Dicen que va a haber un eclipse.
- Ya debe de haber empezado la conferencia.

4. Mas sin embargo
Aunque esta composición tiene sentido enfático y su uso es admisible, como en" A menudo he anhelado irme, mas sin embargo sigo aquí", para Guardiola se trata de una redundancia, generada por el uso de dos enlaces que significan lo mismo y comparten un valor adversativo.

"Mas" significa "pero" y "sin embargo" también, de modo que decir "Mas sin embargo" es como decir "pero pero", afirma la lingüista.

5. ¿Veniste o viniste?
La forma correcta de conjugar el verbo venir para la segunda persona del singular en pasado es "viniste", no "veniste". Por ejemplo: "Viniste sin avisar".

FORO INTERNACIONAL DE IDIOMA ESPAÑOL

Convocan a primer foro internacional de idioma español
  
foro internacional de idioma españolMadrid, 20 feb (PL) Un Foro Internacional del Español se realizará el próximo abril en España con el objetivo prioritario de impulsar ese idioma como activo generador de negocios, informaron hoy los organizadores.
La iniciativa sin precedentes en el mundo de la lengua fue organizada por la Institución de Ferias y exposiciones de Madrid (Ifema) en colaboración con la Plataforma del Español.

La convocatoria oficial recuerda que el español es, detrás del chino, la segunda lengua materna del mundo, con más de 470 millones de hispanohablantes y una capacidad de compra del nueve por ciento del Producto Interno Bruto (PIB mundial).

Asimismo es el tercer idioma más usado en Internet, tras el inglés y el chino, y la tercera lengua adquirida mediante aprendizaje, con 20 millones de estudiantes.

El encuentro del 23 al 26 de abril combinará el área empresarial con un programa de actividades y mesas de debate sobre el mercado de los contenidos culturales; las industrias de la traducción y la lingüística; y educación, formación y turismo idiomático.

El lema de la primera edición del foro será El Español, una Alternativa Global, con el objetivo de ofrecer una visión de la dimensión de la lengua, tanto por su capacidad productiva como por su alcance universal.

También el encuentro incluirá espacios destinados a actividades divulgativas sobre la utilización del idioma en Internet, su papel en la globalización y su relación con otras lenguas y como plataforma de negocios.

El Foro Internacional del Español, según sus organizadores, nace con el objetivo de convertirse en espacio de referencia de la lengua española como instrumento de creación de riqueza, así como de influencia internacional y de aportación cultural.

rc/ml
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe