Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 25 de novembro de 2014

TERMCAT

  Jornada «Espacios terminológicos 2014» de TERMCAT

 |  
TERMCAT (TERMCAT.CAT)

TERMCAT convoca una nueva edición de los Espacios Terminológicos, un espacio de encuentro y de reflexión en torno a la terminología abierto a la participación de todos los colectivos interesados.


Con el título «Terminología y conocimiento compartido», la jornada se propone aportar elementos de reflexión sobre las nuevas condiciones que se imponen en el trabajo terminológico en un mundo en el que la creación de conocimiento es definitivamente compartida. ¿Qué influencia tienen en la terminología fenómenos como la irrupción de las redes sociales, la atomización de los centros productores de conocimiento, la universalización del acceso a la información especializada o la multiplicación de vías de comunicación?
Espacios Terminológicos 2014: «Terminología y conocimiento compartido»
26 de noviembre
Residencia de Investigadores (calle Hospital, 64; Barcelona)

ERRORES ORTOGRÁFICOS

Por qéu nos cueta tanto notar nusetros propios errores ortográficos

 |  
LAURA PLITT (BBC MUNDO)

Si estás a punto de cerrar la página, indignado ante semejante error en el título, o si ya estás tecleando a toda velocidad, escribiéndonos un correo para acusarnos de flojos o descuidados detente, espera un segundo.


Escribir y leer son para el cerebro dos tareas altamente complejas.
ESCRIBIR Y LEER SON PARA EL CEREBRO DOS TAREAS ALTAMENTE COMPLEJAS.
En este caso –al menos– el error es deliberado y viene a cuento para explicar por qué nos resulta tan difícil reconocer nuestros propios errores, aunque revisemos el texto una y otra vez para asegurarnos de que está bien y evitarnos un papelón (o un regaño).
A mí me pasa con frecuencia el omitir un qué, un le, escribir desición en vez de decisión y, en algunos casos, olvidarme por completo de incluir un párrafo o una explicación esencial para hacer comprensible una nota.
Al parecer, y no lo digo en ninguna medida para justificar los errores que yo u otros colegas míos podemos cometer, no se trata de negligencia, falta de inteligencia o pereza.
Según Tom Stafford, psicólogo de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido, esto ocurre precisamente por lo contrario. Aunque escribir nos resulte algo cotidiano, el poner ideas en palabras es para el cerebro una tarea compleja y sofisticada.
Nuestro cerebro se concentra en la estructura, las oraciones y las frases y deja que el piloto automático se encargue de los detalles.Lo mismo se aplica en el caso de la lectura.
Expectativas
Ahora bien, si estamos leyendo lo que nosotros mismos hemos escrito, el problema, le dice Stafford a BBC Mundo, es que «se produce una combinación entre lo que vemos y lo que esperamos ver».
[…] leer más en bbc.co.uk

UN BANCO EN EL RETIRO


Piketty, Podemos y el crédito bancario

González-Páramo
González-Páramo
La tardía traducción al español del libro de Piketty, “El Capitalismo en el Siglo XXI” coincide en el escenario con la rápida ascensión del movimiento Podemos y el anuncio desde Los Desayunos del Ritz y el auditorio del BBVA sobre la buena salud de la banca española (Pruebas de esfuerzo que demuestran que “el impacto del análisis de la calidad de los activos de los bancos españoles es el menor de todos los países de la eurozona” JM Gonzalez-Paramo).
Componentes del mo­vi­miento Podemos, mu­chos de ellos con for­ma­ción uni­ver­si­taria y mul­ti­lin­gües, han de­bido leer y sacar con­se­cuen­cias de “Le Capital au XXI siè­cle” aunque no les haya gus­tado el firme re­chazo del autor por el sis­tema so­vié­tico e imi­ta­dores de eco­no­mías cen­tra­li­za­das. No deja de ser sig­ni­fi­ca­tivo la au­sencia de su grupo en el Parlamento Europeo cuando se ha dis­cu­tido la cues­tión de Ucrania y la in­je­rencia rusa.
La no­to­riedad del libro se dis­paró con la oca­sión de su tra­duc­ción al in­glés. Las élites nor­te­ame­ri­canas re­cha­zaban la se­me­janza entre su ca­pi­ta­lismo del siglo XXI y aquel de las grandes de­sigual­dades entre los aris­tó­cratas in­gleses y el pueblo des­crito por Dickens. Era ne­ce­sario res­ponder al reto de Piketty. El Finantial Times a cinco co­lum­nas, por­tada del 25 de mayo de 2014, y la foto de un Piketty des­con­cer­tado por la acu­sa­ción de que “ las cuentas de su best se­ller, que cues­tio­naban esa apo­teó­sica de­sigualdad es­taban equi­vo­ca­das”; las fuentes es­ta­dís­ti­cas, se­ña­laba el dedo acu­sador del Finantial Times, uti­li­zadas por Piketty y su equipo no res­pal­daban su tesis sobre la de­sigual­dad.
Piketty res­ponde: Los úl­timos datos no in­cluidos en el libro con­firman que, en Estados Unidos du­rante los dos úl­timos de­ce­nios el in­cre­mento de la parte de los ricos había sido to­davía mas es­tre­pi­tosa. Cartas de los lec­tores pun­tua­li­zando un in­forme de la Oficina Presupuestaria del Congreso de los EEUU en el que muestra su preo­cu­pa­ción porque entre 1979-2007, las rentas de los ri­cos, el 1% de la po­bla­ción, hu­biesen cre­cido en un 275% frente a un in­cre­mento del 18% en las rentas de los po­bres (para más de­ta­lles ver mi re­seña, La re­vo­lu­ción de Piketty, en el nú­mero 160, Julio/Agosto 2014, Política Exterior)
A raíz de las úl­timas elec­ciones al Parlamento Europeo se ha puesto de ma­ni­fiesto la acep­ta­ción ciu­da­dana del mo­vi­miento Podemos. Aceptación que si­guen con­fir­mando las en­cues­tas; acep­ta­ción a favor de quienes han de­nun­ciado los es­cán­dalos fi­nan­cieros y la de­sigualdad eco­nó­mica.
El or­do­li­be­ra­lismo (el bar­ba­rismo co­rres­ponde a W Munchau) vuelve al con­tra­taque para des­vir­tuar los ar­gu­mentos de Piketty: La au­tén­tica de­sigualdad es la que existe entre un in­glés y un ha­bi­tante del África sub­saha­riana. La de­sigualdad que existe entre quien es ti­tular de un pa­sa­porte bri­tá­nico, alemán o es­pañol y esos 11.746.000 ha­bi­tantes del pla­neta en es­tado de ex­clu­sión (Cáritas España). La re­vista Consejeros en su nú­mero de no­viembre se hace eco del in­forme de Intermon Oxfam “Acabemos con la Desigualdad Extrema” en el que se cues­tiona el auge de la va­riante ex­trema del lla­mado ca­pi­ta­lismo sal­vaje, es decir del se­cuestro del poder de­mo­crá­tico y la in­fluencia de las oli­gar­quías eco­nó­mi­cas.
El in­te­li­gente autor de “The Undercover Economist” (Libro tan esen­cial como ameno para en­tender los in­trín­gulis de la dis­ci­plina eco­nó­mi­ca), Tim Harford quita leña al fuego de la de­sigualdad que pre­dica Piketty. Afirma Harford que, las de­sigual­dades so­ciales son ahora menos in­tensas que en el siglo XIX.Piketty hace hin­capié en su aná­lisis sobre el sig­ni­fi­cado del pe­riodo 1950-1980, los “Gloriosos años 30” cuando, como do­cu­mentó otro nobel de eco­no­mía, Simon Kuznets, el cre­ci­miento eco­nó­mico be­ne­fició es­pe­cial­mente a los grupos so­ciales cuyas rentas pro­ce­dían del tra­bajo.
Eran esos los años más ca­lientes de la guerra fría cuando la so­cial­de­mo­cracia y una eco­nomía de mer­cado libre pro­por­cionan cre­ci­miento, li­bertad y co­ber­turas so­cia­les. Son pre­ci­sa­mente esos años los que marcan la rup­tura con las so­cie­dades cla­sistas del siglo XIX y co­mienzos del XX.
El pro­yecto de Piketty, in­siste Harford, se con­centra ex­clu­si­va­mente en el aná­lisis del Estado Nación de las de­mo­cra­cias ca­pi­ta­listas desa­rro­lla­das. Olvidando las de­sigual­dades a nivel mun­dial. Observación in­justa porque la de­sigualdad global no oculta la de­sigualdad dentro de los es­tados na­cio­nales como tam­poco la sa­cu­dida moral que pro­vocó la lec­tura del libro entre las élites nor­te­ame­ri­canas re­cor­dán­doles una vuelta a aque­llas Belle Epoque o Gillded Age. Los nor­te­ame­ri­canos re­cha­zaban verse re­tra­tados en las élites aris­to­crá­ticas de sus pa­drinos in­gle­ses.
Desde mi banco del Retiro me llegan ecos de un desa­yuno en el Ritz desde el que se anuncia un re­surgir del cré­dito que los bancos es­pa­ñoles ne­go­cian con em­presas y fa­mi­lias. También llegan ecos mor­te­cinos sobre la falta de de­manda y si­lencio ab­so­luto sobre de­sigual­dades so­ciales y subidas de sa­la­rios. El mo­vi­miento Podemos podrá se­guir agi­tando sus es­tan­dartes po­pu­lis­tas.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

tasa Google, con 


minúscula en tasa

Recomendación urgente del día
La tasa Google, canon por el que se obliga a los agregadores (recopiladores de noticias o historias publicadas en la web) a pagar por usar contenidos protegidos, se escribe con minúscula inicial y sin comillas.
En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Se manifestó a favor de imponer una Tasa Google a nivel comunitario europeo» o «Afirmó que es partidario de crear una “tasa Google” que se extienda a todos los países de la Unión Europea».
La llamada tasa Google es un pago, recién aprobado en España e implantado ya en otros países europeos como Alemania, Francia o Bélgica, que deben realizar los agregadores de internet por enlazar en la web contenidos protegidos por derechos de propiedad intelectual.
Dado que tasa es un nombre común, no hay motivo alguno para que aparezca escrito con mayúscula inicial. No obstante, sí es apropiado escribir Google con la inicial mayúscula, ya que es un nombre propio. Además, tasa Google es una denominación extendida que no es necesario resaltar entre comillas.
Por lo tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Se manifestó a favor de imponer una tasa Google a nivel comunitario europeo» y «Afirmó que es partidario de crear una tasa Google que se extienda a todos los países de la Unión Europea».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe