Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quinta-feira, 30 de outubro de 2014

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Burkina 


Faso yUagadugú


topónimos 


adecuados

Recomendación urgente del día
Se recomienda el topónimo Burkina Faso para referirse a este país africano (antes llamado Alto Volta) y Uagadugú para su capital.
Sin embargo, en los medios de comunicación se están escribiendo frases como «Unas diez mil personas protestan este martes en Ouagadougou, la capital de Burkina Fasso» o «Un avión español que cubría la línea entre Argel y Ouagadougou ha desaparecido 50 minutos después de su despegue».
Burkina Faso (con una sola ese) y Uagadugú son las adaptaciones españolas de esos nombres, tal como señala la Ortografía de la lengua española en el apéndice sobre topónimos y gentilicios. Esta obra añade que el gentilicio correspondiente al país es burkinés.
Por tanto, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «Unas diez mil personas protestan este martes en Uagadugú, la capital de Burkina Faso» y «Un avión español que cubría la línea entre Argel y Uagadugú ha desaparecido 50 minutos después de su despegue».

PERIODISMO EN ESPAÑOL

El problema de captar al 'americaño'

El problema de captar al ‘americaño’


Los ponentes de la mesa redonda que trató sobre ‘El periodismo en español en EEUU’ coincidieron en la necesidad de captar a los hispanos de segunda y tercera generación en Norteamérica

El tema de debate era tan atractivo como abierto: ‘El periodismo en español en Estados Unidos’, con tres ponentes con conocimientos, experiencia y formación más que sobrada para opinar y valorar con criterio la situación actual de los medios hispanos en el gigante americano.

Así comenzó la mesa redonda que protagonizaron María Arce, directora de Noticias Digitales en Univisión; Michael Cowan, asesor en comunicaciones estratégicas, ex productor de televisión en la NBC y antiguo profesor de Columbia University; y Mercedes Gallego, corresponsal de Vocento en EE UU y que estuvo moderada por Benjamín LANA, director editorial de Medios Regionales y Revistas de Vocento. Sin embargo, derivó hacia la importancia hispana dentro de la sociedad y la política estadounidense y la necesidad del bilingüismo como herramienta laboral.

Gallego decidió empezar por el Génesis. "Al principio existía el verbo", leyó para luego aclarar que la palabra es “la herramienta más poderosa del ser humano”. Por eso, consideró que el lenguaje es “la responsabilidad más grande con la que cuentan los periodistas”. La corresponsal de Vocento hizo balance de su carrera como corresponsal como base para analizar las diferencias entre los hispanohablantes de España y de América Latina. Tras considerar que, pese a que en nuestro país nos creemos “dueños del idioma”, “hay más nexos en común entre los otros países hispanohablantes”. Con esto, quiso abrir una cuestión importante en los medios hispanos en EE UU, las variedades de español según la nacionalidad y la necesidad de valorar como algo tan importante como la lengua las relaciones humanas, como bases fundamentales para entender un negocio dirigido a “una población de 50 millones de hispanos de los que sólo 30 hablan español” y que consideran casi un estigma ser tratados como hispanos.

Lejos del "ilegal"

Arce también hizo hincapié en esta afirmación, y explicó que, hace sólo unos años, “hispano era sinónimo de inmigrante ilegal” y, por ello, para una parte de esta población era importante alejarse de este calificativo.

Centrada en el negocio periodístico, la directora de Noticias Digitales de Univisión explicó que el tema de la inmigración era incuestionable como referencia informativa y debía ser tratada todos los días con profusión. Además, desveló la necesidad de intentar informar para todos los hispanos. “Hay muchas nacionalidades y muchas problemáticas muy distintas, más allá de las cosas que nos unen. El lazo con los países de origen es muy fuerte y a los hispanos les interesa qué ha pasado en esos países”, contó Arce.

Ahora bien, el objetivo, una vez captados a los inmigrantes llegados a EE. UU., era atraer la atención de los hispanos de segunda generación, lo que llamó “la generación Ñ’. “Son ciudadanos que utilizan el español en casa, pero fuera de ella son un americano más. Son los americaños, los estadounidenses. Son Eduardo en casa y Eddie fuera de ella”, aclaró, para añadir que son “jóvenes que navegan entre esas dos culturas: son gringos en el país de sus padres y no son tratados como estadounidenses en el país en el que nacieron”. Y, en este entorno, Arce reveló que “los medios intentamos estar en medio”.

Cowan, por su parte, incidió en la importancia de la población latina , “que se ha duplicado desde 1990 y que es la etnia más joven”, y consideró que “existen oportunidades para medios en español porque hay interés en mantener los lazos con los países de origen”. Ahora bien, el asesor se hacía dos preguntas de difícil respuesta. “¿Cómo seleccionar los temas para un público hispano? ¿Cómo conectar con una comunidad que crece y que tiene mucha vitalidad? Los criterios son difíciles de concretar. Es un dilema al que se enfrentan los responsables de los medios hispanos actuales”, concluyó.

Para hispanos, pero en inglés

Sobre esta última idea, Mercedes Gallego quiso echar algo de luz: “Hubo un tiempo en que algunos medios se centraban en inmigrantes recién llegados e inmigrantes no adaptados. Pero se ha dado un paso adelante, que consiste en contar las noticias para hispanos pero en inglés , para que se sientan integrados y reconocidos. Otros que no han tenido en cuenta esas sutilezas se han visto obligados a cerrar”.

La corresponsal de Vocento admitió que la situación social había mejorado en los últimos tiempos desde aquellos años en los que los propios hispanos no quería que sus hijos hablaran en español ni en casa, para que se integraran lo más rápidamente posible. “El sueño americano no sonaba en español”, explicó gráficamente Gallego. Arce asintió y contó que “lo hispano está ahora de moda en Estados Unidos” y apostó por el bilingüismo. “Es necesario destacar que más del 90% de los hispanos cree que es muy importante que sus hijos hablen español. Es un plus”, añadió, antes de analizar la importancia de los hispanos en la sociedad actual y en la política estadounidense.

Gallego, Cowan y Arce coincidieron en reseñar que la población hispanaes tenida en cuenta “porque votan”. “Los americanos son pragmáticos y ven que interesan. Tienen una sensibilidad común, que tiende a ser demócratas y los republicanos entienden que no recuperarán la Casa Blanca hasta que no se ganen a los hispanos”, cerró Gallego.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

grados de 


temperatura, claves 


de escritura

Recomendación urgente del día
En la escritura de los grados de temperatura se presentan a menudo dudas, por lo que a continuación se ofrecen una serie de claves:
1. El nombre, en rigor, es grado Celsius (con el nombre del científico en mayúscula), aunque fuera de contextos técnicos se usa grado centígrado o simplemente grado.
2. El símbolo establecido internacionalmente es °C, que consiste en un pequeño círculo seguido sin espacio de la letra CSe deja un espacio entre la cifra y el símbolo23 °C.
3. En escritos no especializados se usa en ocasiones solo el círculo y en tal caso se escribe pegado al número: 23°. En contextos técnicos y conforme a las normas internacionales, este símbolo se reserva a los grados de ángulo, que es un valor que también tiene en general, como en «Dio un giro de 180°».
4. A menudo se reemplaza el círculo por una o o por un cero, pero no son las grafías adecuadas. Si se optara por la o a causa de limitaciones tipográficas, es preferible no añadir una subraya (no es, por tanto, 23 oC), pero en cualquier caso no se añade un punto.
5. No debería haber un salto de línea entre el número y el símbolo, para lo cual puede emplearse un espacio de no división u otro recurso ajustado al medio usado.
6. Ocasionalmente aparece en prensa otra unidad de temperatura llamadakelvin (y no grado Kelvin), de símbolo K (no °K), pero normalmente está limitada a textos científicos.
7. También puede encontrarse el grado Fahrenheit, aunque es una unidad que conviene evitar en países donde no es oficial y convertir a grado Celsius. Su símbolo es °F.
Estas unidades, tal como explica la Ortografía, están reguladas en el Sistema Internacional de Unidades, que en muchos países se ha incorporado total o parcialmente a su legislación y que tiene como complemento el Sistema Internacional de Magnitudes (ISO 80000).
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe