Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sexta-feira, 14 de março de 2014

LIBRICIDA

Villanueva: «La RAE no es libricida y publicará en papel el Diccionario»
14/03/2014 | AGENCIA EFE
La XXIII edición del Diccionario de la Real Academia Española, que se publicará en octubre en todo el ámbito hispánico, no será la última que salga en papel, a pesar de que el éxito de la versión digital de esta obra, que recibe cada mes 40 millones de consultas, podría hacer pensar lo contrario.


«La Academia no es libricida en modo alguno y seguirá haciendo un libro que es el Diccionario», asegura el secretario de la RAE, el vilalbés Darío Villanueva, en la entrevista que concede a Efe con motivo del cierre de la nueva edición, cuyo original se ha entregado hoy a Espasa, la editorial que publica esta gran obra desde 1925.

Los vaticinios sobre la muerte del libro no se han cumplido y hoy en día «se publican más libros que nunca en la historia de la humanidad», subraya Villanueva.

Menos rotundo se muestra en este tema el director del Diccionario, Pedro Álvarez de Miranda, quien no sabe si la nueva edición será la última en papel.

«Dependerá en buena parte de la respuesta comercial».

«Evidentemente, todo indica que el futuro se inclina hacia lo digital. Para muchos jóvenes parece que lo que no está en la red no existe», comenta Álvarez de Miranda.

Tras la aparición de la anterior edición, en el 2001, la propia Academia promovió «el acceso al Diccionario en línea, y de manera gratuita», y eso que la venta de esta obra en el formato tradicional ha sido siempre «una de las fuentes de financiación de la RAE», señala Villanueva.

La financiación pública de la Academia «ha descendido un 70 %» y, ante esa realidad, la RAE busca nuevas fórmulas de financiación, entre ellas insertar publicidad en la versión digital del Diccionario, un asunto que, según le decía hoy a Efe el director de la RAE, José Manuel Blecua, «irá bien cuando esta obra esté terminada».

«No se puede intentar hacer propaganda sin tener el producto acabado», añade Blecua, quien confía en lograr «financiación suficiente» para poder seguir haciendo el Diccionario.

La Academia posee diferentes canales en su página web para atender las quejas y sugerencias que se le formulan sobre el Diccionario. Unas veces las tiene en cuenta y otras no.

Como curiosidad, Álvarez de Miranda comenta la «sorprendente petición» que ha realizado un abogado que pretendía que la Academia «recogiera un significado insultante de la palabra ‘moro’».

Si eso se hiciera, «habría otros que nos reprocharían ferozmente semejante inclusión», añade el director académico del DRAE.

Y si esa petición no tiene demasiado sentido, tampoco lo tendría «buscar la corrección política» en las definiciones, como a veces le piden a la RAE, deja claro Darío Villanueva.

«La Academia no ejercerá una censura sobre el español a base de criterios de corrección política», concluye el secretario.

NUEVAS PALABRAS




«Dron», «bótox», «cameo» y «pilates» entran en el «Diccionario de la lengua española»

14/03/2014 | ANA MENDOZA (AGENCIA EFE)
La nueva edición del Diccionario de la Real Academia Española ha entrado ya en su recta final. La RAE ha entregado hoy el original de esta gran obra de referencia que se publicará en octubre y que contendrá miles de novedades, entre ellas términos como bótox, cameo, dron, pilates y precuela.


Estas son algunas de las palabras cuya inclusión se ha ido aprobando en los últimos meses y que todavía no figuran en la versión digital del diccionario, que recibe un promedio de más de 40 millones de consultas al mes.

Tampoco están en ella, pero sí lo estarán en la edición en papel que publique Espasa para todo el ámbito hispánico, voces nuevas como audioguía, cortoplacista, hipervínculo, medicalización, naturópata y serendipia.

También figurarán en la XXIII edición palabras que la Academia ya ha anunciado que se incluirían, como mileurista, y otras tan comunes en estos tiempos como tuit, tuitear y red social.

Estas novedades se suman a las más de 22 000 modificaciones (entre nuevos artículos, enmiendas y supresiones) acordadas por las Academias de la Lengua Española desde que se publicó la anterior edición en el 2001 y que se pueden consultar en la versión digital del DRAE.

La última tanda de enmiendas se incorporó a la red en junio del 2012 y entre ellas destaca, por su hondo calado social, el matrimonio homosexual, pero también hay otras dignas de mención como bloguero, chat, friki, espanglish, SMS y tableta electrónica.

La edición que se publicará en octubre, como broche del tercer centenario de la RAE, tendrá 2400 páginas y su tamaño será un poco más reducido que la del 2001. Habrá unas 93 000 entradas, cinco mil más que en la anterior.

«Es una edición renovada en todos los aspectos», le dice a Efe José Manuel Blecua, director de la Academia. La XXIII edición del Diccionario «es el final de un proceso que comenzó en 1726 y que cada día se sigue construyendo».

Se ha armonizado con las demás obras académicas y se han revisado los americanismos, una labor en la que han intervenido de forma especial las Academias de América, señala el director.

Los hispanoamericanos se encontrarán con muchas novedades, como identikit, definida como ‘retrato robot’ y utilizada en países como Argentina, Bolivia, Ecuador y Perú. Y jonrón (del inglés home run), un término muy conocido por los aficionados al béisbol.

El Diccionario se ha revisado «en muchos aspectos que tal vez el público no siempre perciba, como los lexicográficos», afirma Pedro Álvarez de Miranda, director académico de esta obra. Y hay «una presentación más clara de los distintos bloques».

«Se va a notar el trabajo de estos trece años. Se ha hecho una profunda revisión y se ha buscado un acomodo a la sensibilidad de la época», asegura el secretario de la RAE, Darío Villanueva.

Y si a veces resultan anacrónicas las definiciones es porque el Diccionario del siglo XXI es «tataranieto del de Autoridades, la gran obra por la que la Academia fue creada hace ahora trescientos años», añade el secretario.

Habrá que esperar a octubre para conocer a fondo las novedades incorporadas al Diccionario, pero a los aficionados al bótox les gustará saber que esa ‘toxina bacteriana utilizada en cirugía estética’ (así se define) ya ha sido admitida por la RAE.

Igual sucede con la útil audioguía o ‘dispositivo electrónico portátil de uso individual que, a través de grabaciones, proporciona información en la visita a una exposición, paseos turísticos’; o con el cameo, esas intervenciones breves de ‘un personaje célebre, actor o no, en una película o una serie de televisión’.

Al que persigue resultados a corto plazo se le llama cortoplacista que, junto con cortoplacismo, entran en el DRAE. Y las aeronaves no tripuladas o drones de los que tanto se habla hoy en día aterrizan también en ese «auténtico monumento cultural» que es el Diccionario, como le gusta decir a Darío Villanueva.

Al campo de la informática pertenece otra de las novedades: hipervínculo o enlace. Y al de la medicina corresponden medicalizar, definida en una de sus acepciones como ‘dar carácter médico a algo’ (la medicalización del parto), y el naturópata o especialista en naturopatía, es decir, en el ‘método curativo de enfermedades humanas mediante el uso de productos naturales’.

El método gimnástico de pilates, que divulgó el especialista alemán J. H. Pilates, se abre hueco en el Diccionario, al igual que lo hace precuela, esa ‘obra literaria o cinematográfica que cuenta hechos que preceden a los de otra obra ya existente’.

Del inglés serendipity se adapta al español serendipia, es decir, ese ‘hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual’ y que se ilustra con el siguiente ejemplo: «el descubrimiento de la penicilina fue una serendipia».

También figurarán términos como impasse, multiculturalidad, feminicidio, hacker, externalizar, spa y positividad.

La Academia se toma su tiempo hasta comprobar que las palabras nuevas que van surgiendo están consolidadas. Por eso, todavía es pronto para saber si serán incluidas o no en futuras ediciones del Diccionario voces coloquiales tan simpáticas como pibón y choni, y otras como link, cronopio, clicar, teocentrismo, identitario, retroalimentar o vintage.

En la RAE se reciben con frecuencia quejas por el posible carácter machista o racista de algunas definiciones y, con motivo de la nueva edición, se han revisado todas esas voces, aunque no se supriman, como sucederá con gitano y gitanada.

También seguirá judiada que, en su uso actual, «está desligada del origen judío. Es una palabra más fina que cabronada o putada», comenta el secretario.

«El Diccionario no puede modificar la realidad, señala Álvarez de Miranda. Si judiada o gitanada tienen sentido peyorativo, carece de sentido que la Academia lo oculte».

De la definición de femenino se ha suprimido la acepción de ‘débil, endeble’ y de la de masculino, ‘varonil, enérgico’.

Y se han mirado con lupa los nombres de las profesiones para que conste el masculino y el femenino «cuando hay la más remota posibilidad de que una mujer desempeñe una profesión. En ese terreno es cada vez más difícil pillar al Diccionario en un resabio machista», asegura Álvarez de Miranda.

RAE









La RAE celebra el día de su Fundación y entrega sus premios


El día de la Fundación pro Real Academia Española se ha celebrado hoy con una sesión presidida por el director de la Academia y vicepresidente de la Fundación, José Manuel Blecua; el secretario de la Fundación, Ricardo Martí Fluxá, y el secretario de la corporación, Darío Villanueva.
Además de las intervenciones de Ricardo Martí Fluxá y de José Manuel Blecua para dar cuenta de los trabajos y proyectos de la Fundación, el académico Manuel Seco pronunció la lección titulada En el país de las palabras.
En el acto se entregaron los premios de investigación filológica y creación literaria correspondientes a los años 2011, 2012 y 2013: el Premio Real Academia Española 2011 a los profesores Cristóbal Corrales y Dolores Corbella por su obra Tesoro léxico canario-americano; el Premio Real Academia Española 2012 a María Victoria Atencia por su obra El umbral, y el Premio Real Academia Española 2013 a la Real Academia Nacional de Medicina por su Diccionario de términos médicos.
El 20 de octubre de 1993, con el fin de favorecer y canalizar el apoyo y la ayuda de la sociedad a las actividades de la RAE, se constituyó la Fundación pro Real Academia Española, cuyo presidente de honor es el Rey don Juan Carlos. Su patronato, en el que están representadas las diecisiete comunidades autónomas españolas, lo preside el gobernador del Banco de España. El vicepresidente de la Fundación es el director de la RAE. Entre los benefactores de la Fundación, además de particulares, hay un centenar de instituciones y empresas colaboradoras.
La Real Academia Española suscribe también convenios con algunas empresas para subvencionar proyectos concretos. Actualmente están vigentes acuerdos de colaboración con IBM, Fundación Endesa, Santander, Iberdrola, la Caixa y Telefónica.
- See more at: http://www.rae.es/noticias/la-rae-celebra-el-dia-de-su-fundacion-y-entrega-sus-premios#sthash.qNgSVbO8.dpuf

REVISTA DE LIBROS

‘Revista de Libros’ resurge en la Red
La publicación de literatura y pensamiento española nacida en 1996 toma un nuevo impulso con nuevos colaboradores
EL PAÍS Madrid






Desde la izquierda, Francisco García Olmedo, Manuel Gutiérrez Aragón, Clara Eugenia Núñez, César Antonio Molina, Álvaro Delgado Gal, Jaime Lanaspa, Raimundo Ortega y Félix de Azúa.


“Transmitir opinión cultural de altura a un público lector, muy formado, y con intereses más amplios que los correspondientes a su especialidad”. Desde 1996, es el objetivo —antes en papel, ahora online— de Revista de Libros, como reza su página web. Desde ayer, además, la publicación digital promete también ofrecer a sus lectores un profundo renacimiento.

Así lo explicaron el director de Revista de Libros, Álvaro Delgado Gal, y el director general de la Fundación la Caixa —colaboradora principal de esta nueva etapa de la publicación— Jaime Lanaspa, en la presentación de la renovada existencia de la publicación, que contó con colaboradores como escritores Félix de Azúa, Manuel Gutiérrez Aragón, César Antonio Molina y Clara Eugenia Núñez.

Más allá de un nuevo diseño, la revista apuesta por ser “fiel al espíritu que la vio nacer hace 18 años”. Traducido, se trata de una apuesta reforzada por “un análisis reposado y profundo de los libros más relevantes de la actualidad cultural, en el entorno digital”, según informa una nota oficial. El mismo documento prometía rigor, “garantizado por la calidad de los autores”, independencia y “claridad, tutelada por un control editorial inédito en el ámbito hispano”.

De Historia a Filosofiía, de Literatura a Matemáticas, Música y Ciencia, la publicación quiere afrontar todo tipo de temas, de la mano de “los más destacados especialistas en cada tema, tanto españoles como extranjeros”. Para ello, prevé editar cuatro ensayos y 12 reseñas literarias al mes. También, críticas de teatro, de música y de exposiciones.

23ª edición del Diccionario de la lengua española


La RAE entrega el nuevo diccionario
Se trata de la vigesimotercera edición, cuya publicación está prevista para el mes de octubre
Menos sexismo en el nuevo diccionario,
por TEREIXA CONSTENL
EL PAÍS Madrid 14 MAR 2014 -


La Real Academia Española (RAE) ha cerrado hoy la 23ª edición del Diccionario de la lengua española, que se publicará en octubre de este año con motivo de la conmemoración del III Centenario de la institución. Esta nueva obra panhispánica es fruto de la colaboración de las veintidós corporaciones integradas en la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).

El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, ha entregado hoy a la representante de la editorial Espasa, Ana Rosa Semprún, el contenido del Diccionario en un dispositivo electrónico. Al acto, celebrado en la sala Dámaso Alonso de la RAE, han asistido el secretario de la corporación, Darío Villanueva; el académico director del Diccionario, Pedro Álvarez de Miranda; el secretario general de la ASALE, Humberto López Morales, y la directora técnica de la obra, Elena Zamora.

Durante los próximos meses, hasta agosto, se llevará a cabo el proceso de revisión y corrección de pruebas, de modo que el DRAE —acrónimo con el que se conoce esta publicación en distintos ámbitos— pueda entrar en la imprenta después del verano. La obra se distribuirá simultáneamente en España y América.

Este diccionario tendrá 2.400 páginas y se editará en un solo tomo cuyas dimensiones serán de 17,5x26 centímetros. También se publicarán una versión en dos volúmenes, destinada a América, y otra especial para coleccionistas.

El número de artículos de la 23.ª edición ascenderá a algo más de 93.000, unos 6.000 más que los incluidos en la anterior (2001) y más del doble de los aparecidos en el primer diccionario de uso de la RAE, publicado en 1780. En total, el Diccionario recogerá cerca de 200.000 acepciones —entre ellas 19.000 americanismos— y alrededor de 6000 artículos nuevos.

Las enmiendas de esta vigesimotercera edición superan las 100.000, sobre un total de 45.300 entradas, y las supresiones de artículos serán aproximadamente 1350. Estos datos pueden experimentar ligeras variaciones en el proceso final de diseño y maquetación, que comienza ahora.

La aparición, entre 2009 y 2011, de un importante grupo de obras académicas (la Nueva gramática de la lengua española, la Ortografía de la lengua española y el Diccionario de americanismos) ha hecho necesario el desarrollo de trabajos de armonización entre los contenidos de estas obras y el Diccionario. Con ello, se consolida la doctrina lingüística común que subyace a toda la producción académica. En esta línea, cabe destacar la regularización en el DRAE del tratamiento de las marcas geográficas americanas y la revisión del tratamiento de los extranjerismos.

La versión electrónica del DRAE, publicada en 2001 y accesible gratuitamente en la Red, ha sido actualizada en cinco ocasiones, entre 2004 y 2012.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE



Fallas, cinco claves para una buena redacción

Recomendación urgente del día

A continuación se muestran algunas recomendaciones sobre los términos que pueden plantear dudas durante de la celebración en Valencia (España) y otras ciudades y regiones de esta comunidad la fiesta de las Fallas.


- La palabra falla se escribe con mayúscula inicial cuando se usa como nombre de la fiesta que se celebra, fiesta de las Fallas o simplemente las Fallas.

- Se escribe con minúscula cuando nos referimos a uno de los grupos escultóricos que se queman: «La falla ardió rápidamente» y no «La Falla ardió rápidamente».

- En España términos como ninot, cremá, mascletá, plantá y casal están lo suficientemente asentados en el uso como para escribirlos en letra redonda.

- Es conveniente traducir la expresión ninot indultat como ninot indultado.

- Las expresiones Nit del Foc y la Cremá es aconsejable escribirlas en mayúsculas y en redonda.

Se recomienda que todas estas palabras y expresiones se escriban entre comillas o en cursiva cuando se empleen fuera de España, pues fuera de este país son términos generalmente desconocidos.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


los nombres de los impuestos se escriben con las iniciales en minúscula

Recomendación urgente del día

Las siglas de tasas e impuestos se escriben con mayúsculas (IVA, IRPF, ISR); pero, cuando se desarrollan, las palabras que las integran se escriben con iniciales minúsculas si son nombres comunes: impuesto sobre el valor añadido, impuesto sobre la renta de las personas físicas, impuesto sobre la renta, tal y como señala la Ortografía académica.


Con motivo del informe de reforma fiscal presentado por el comité de expertos, en los medios de comunicación pueden leerse frases como «El Ministerio de Hacienda quiere simplificar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)» o «La alternativa es reducir las cotizaciones sociales, compensando la consiguiente merma de ingresos con un nuevo aumento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)».

Sin embargo, conforme a la Academia, lo apropiado habría sido «El Ministerio de Hacienda quiere simplificar el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF)» o «La alternativa es reducir las cotizaciones sociales, compensando la consiguiente merma de ingresos con un nuevo aumento del impuesto sobre el valor añadido (IVA)».

El criterio de escribir en minúsculas los nombres de los impuestos permanece incluso si no se mencionan acompañados de una sigla. Así, en «El Impuesto de Sucesiones y Donaciones afecta tanto a las donaciones mortis causa como a los supuestos inter vivos», lo adecuado habría sido «El impuesto de sucesiones y donaciones afecta tanto a las donaciones mortis causa como a los supuestos inter vivos».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe