Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sexta-feira, 28 de fevereiro de 2014

SEFARAD







Cal, España, por Miguel Villarroya Martín http://www.cciu.org.uy/

Sefarad: Una de las Españas perdidas




Recuerdo haber oído hablar a mi abuela Miguela, de lo que se hacía “en las Españas” para referirse a algo que estaba ocurriendo en ese momento en nuestro país. Y siempre me chocó su especial manera de referirse a España, en plural. El arcaísmo, aprendido en su niñez a principios del siglo XX, era sin duda una de las formas antiguas de referirse a nuestra patria.

Y es que ha habido muchas Españas posibles y/o muchos territorios que hoy no forman parte de España y que sí lo estuvieron un día. Por la extensión que adquirió nuestra patria es por lo que durante mucho tiempo se habló de las Españas y, cuando fuimos perdiendo dimensión, se habló entonces de las Españas perdidas.

Una de estas es la España de los judíos sefardíes que fueron expulsados por la intolerancia religiosa de la época. Sin embargo, la dispersión no pudo terminar con la añoranza y la lengua que había sido suya. Y hasta hace unos 50 años un lenguaje, el ladino o judeo-español, era hablado por millones de judíos de origen español, en algunas partes del mundo. Hoy, desde la creación del estado de Israel, el ladino se bate, desgraciadamente, en retirada.

Me gozo con la amistad de uno de ellos, Haim Vitali Sadaca, nacido en Turquía, y un gran poeta que escribe poesía en ladino. Y del cual he editado, en estas mismas páginas, algunos poemas.

Mi abuela se apellidaba Júdez (que significa hijo de judío) así que supongo que por vía materna provenimos de los judíos que se quedaron y que se integraron por completo en la cultura religiosa dominante. Nada nos une ya con aquella España judía, salvo algún vago sueño. Y sobre este aspecto recuerdo la sorpresa que recibí una noche de hace muchos años, viendo una entrevista de José Luis Balbín al presidente del Congreso de Israel. A altas horas de la madrugada, casi dormido ,veía yo la entrevista salpicada de referencias a lo sefardí, cuando salí bruscamente de mi adormecimiento al oír y escuchar cantar a un joven judío de Tesalónica el mismo romance que mi tía Valentina nos cantaba cuando, para entretenernos, en los viajes de Teruel a Barcelona, nos cantaba la misma canción. Ya casi no recuerdo el romance ni nadie en mi familia lo conoce ya. Se ha perdido, aunque espero que continúe vivo en la memoria de la familia del judío de Tesalónica.

Por todo eso la iniciativa del Gobierno español acerca de nuestros hermanos separados me parece excelente: dar la nacionalidad española a aquellos que descienden de los que tuvieron que irse por la intolerancia del Gobierno de la época. Quinientos años después otro Gobierno repara uno de los grandes errores históricos de nuestra nación. La reacción a ello no puede ser más que de alegría.

Es necesario recuperar esa España pérdida, no para poseerla sino para que nos enriquezca con sus diferencias y sus recuerdos de la España medieval. Y para salvar su idioma, esa variante antigua y hermosa del español de aquella época.

Más curiosidades del español escrito



Francisco García Pérez - El Faro de Vigo - España

Sigue siendo un pozo de píldoras curiosas "El buen uso del español", recién editado por la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española. Todo sea por que hablemos mejor, es decir, por que comuniquemos mejor lo que queremos decir. Acompáñeme el lector, si gusta, por algunas de ellas y llévese la discusión sobre las mismas a la gente, dueña al fin del idioma.


1) A la Real Academia (RAE) no le gusta "piercing". Recomienda, por el contrario, "pirsin", nadie sabe con cuánto éxito.

2) He visto muchas veces acentuado el hipocorístico "Rociíto": no debe llevar tilde, debe ser "Rociito", palabra llana (o "paroxítona ", si alguien quiere dárselas de muy culto) terminada en vocal.

3) La "o" no se acentúa entre cifras: jamás. "Terminaré dentro de 25 o 30 días" y no "terminaré dentro de 25 ó 30 días". Se acabó aquella norma de poner la tilde cuando va entre cifras.

4) Pregunto: ¿Es preciso utilizar casi veinte páginas para explicar el uso de las mayúsculas? ¿No habría manera de simplificar las cosas? En realidad, para dejarlas al fin poco claras, pues en la portada del volumen con sus normas ortográficas escribe la RAE "Ortografía de la lengua española", con las minúsculas que no usa en el libro que cito: "Asociación de Academias de la Lengua Española ", con mayúsculas.

5) Cuando lean ustedes "impulso motriz", sepan que es incorrecto. Usen "impulso motor".

6) ¿Debo pedirle al camarero unos "cacahueses " o unos "cacahuetes"? Pídanle lo segundo, por favor, porque lo primero no existe.

7) Antes se decía "insignia"; ahora, "pin". ¿Y en plural? Parecería que "pins", pero no. La RAE prefiere "pines", aunque no sé si los hablantes estarán mucho por la labor de decir cosas como "llevaba varios pines en la solapa ". ¿No suena raro?

8) No quede mal, al menos con los académicos, diciendo que está preparando unos "sandwichs". Diga, aunque le cueste, "sándwiches " y les parecerá mejor porque es lo correcto.

9) ¿Les gusta a ustedes más el "arco-iris", con guion (palabra esta, no lo olviden, que ya no lleva tilde) o el "arcoíris"? Pueden elegir observarlo como quieran, valen las dos formas.

10) La RAE intentó que abandonásemos el "whisky" y tomásemos "güisqui". Al no haber triunfado la propuesta, deja las cosas a medio camino y recomienda que nos pasemos al "wiski".

11) Se suele decir que son "las doce de la noche" y todos nos entendemos. Pero no olviden ustedes que "Las 24:00 h del día 31 de diciembre" es exactamente la misma hora que "las 00:00 h del día 1 de enero".

12) Yo prefiero la forma grave "ole". Pero mis compañeros de Corrección acostumbran a sustituírmela por "olé", aguda. Es cuestión de preferencias, se admiten las dos. Igual ocurre con "uy" y "huy", a gusto del consumidor.

13) Ríanse por escrito así: "Ja, ja, ja, ja, ja". Les llamarán incorrectos si se ríen con "jajajá". 14) Los de Ucrania son "ucranianos", aunque algún periódico prefiera "ucranios". Los de Damasco, "damascenos" o "damasquinos ". Los de Río de Janeiro, "fluminenses". Los famosos bandoleros apodados "Los siete niños de Écija" (eran más) podían haberse llamado "Los siete niños astigitanos". Y el gentilicio de quienes son de Liechtenstein es "liechtensteinianos" (a ver quién es el valiente que lo pronuncia de corrido).

15) Da lo mismo "Rumania" que "Rumanía"; "píxeles" que "pixeles"; "travesti" que "travestí"; "isobara" que "isóbara"; "Sáhara " que "Sahara". Y, asómbrense, vale escribir "misil" o "mísil". Y así más de sesenta palabras con doble acentuación. La Academia hila muy fino o muy basto.

16) Si un "profesionista" (lo mismo que "profesional") que actúe como "conferencista" (lo mismo que "conferenciante") habla de los "alcoholistas", no se refiere a una secta, sino a los "alcohólicos".

17) Está de moda la preposición "vía": "Volaron a la Argentina vía París". Pero, si pueden, eviten (dice la RAE) construir las frases con "por" más "vía" más un adjetivo. O sea, no diga ni escriba que el rescate se hizo "por vía aérea", sino "vía aérea". Ya ven.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE





crimeo, mejor que crimeano

Recomendación urgente del día

Crimeo es el gentilicio recomendado para referirse a los habitantes de Crimea.


Con motivo de los acontecimientos sucedidos en esta república autónoma de Ucrania, es frecuente encontrar informaciones con frases como «La ampliación de sus prerrogativas permitirá a los crimeanos determinar por sí mismos, sin presiones exteriores y dictado, el futuro de su autonomía» o «Los crimeanos solicitarían ayuda a Moscú en contra del poder instalado en Kiev».

Tal y como indica la Real Academia Española, es más adecuado el gentilicio crimeo que crimeano, término frecuente en algunos medios de comunicación.

Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «La ampliación de sus prerrogativas permitirá a los crimeos determinar por sí mismos, sin presiones exteriores y dictado, el futuro de su autonomía» y «Los crimeos solicitarían ayuda a Moscú en contra del poder instalado en Kiev».

Además, se recuerda que la grafía adecuada para referirse a la ciudad portuaria de Sebastopol es sin tilde y con b, tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas. Por tanto, en frases como «El expresidente ucraniano se encuentra supuestamente en Sevastópol», habría sido mejor escribir «El expresidente ucraniano se encuentra supuestamente en Sebastopol».

La transcripción más apropiada del nombre de la capital es Simferópol.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE



los Óscar: mayúsculas y minúsculas

Recomendación urgente del día

Con motivo de la gala de los Premios Óscar, se recuerda en qué casos esta denominación se escribe con mayúsculas y en cuáles con minúsculas, de acuerdo con la Ortografía de la lengua española.


1. Cuando hace referencia al nombre propio del premio anual concedido a los profesionales del cine por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE. UU. se escribe con mayúscula inicial tanto la palabra Premios como Óscar: «El actor no irá a los Óscar» o «Esta noche son los Premios Óscar».

2. En el resto de los casos, la palabra premio se escribirá en minúscula: «La película recibió tres premios Óscar», «No ha ganado ningún premio Óscar».

3. La denominación de cada una de las categorías se escribe con iniciales minúsculas, excepto la palabra Óscar: «El premio Óscar al mejor director fue para Michel Hazanavicius».

4. Cuando el nombre del premio designa al objeto con el que se materializa, es decir, la estatuilla, lo adecuado es escribirlo con minúscula, pues pasa a funcionar como nombre común: «El actor posó con el óscar».

5. Si designa a la persona que lo ha recibido, se escribe con minúsculas: «El óscar al mejor actor afirmó…». También es frecuente y adecuado emplear la forma oscarizado: «El oscarizado no concedió entrevistas».

En estos dos últimos casos, lo recomendable es hacer el plural siguiendo las reglas del español: óscares (con tilde por ser esdrújula), no óscars: «Posó con sus dos óscares», «Los óscares españoles, Garci y Trueba, asistirán al programa». Sin embargo, Óscar, con inicial mayúscula, es invariable en plural; por tanto, son inapropiadas las formas Óscares y Óscars.

Se recuerda, además, que en todos los casos, tanto si se escribe con minúscula como con mayúscula, Óscar (u óscar) lleva tilde en la o por ser palabra llana terminada en erre.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe