Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 14 de janeiro de 2014

"SANGRÍA"








La UE decide que sólo será «sangría» lo que se produzca en España y Portugal
En el resto de Estados miembros sólo podrá utilizarse la denominación «bebida aromatizada a base de vino»
EFE


Sangría: bebida refrescante que se compone de agua y vino con azúcar y limón u otros aditamentos.
RAE

El Parlamento Europeo ha dado el visto bueno al uso exclusivo de la denominación «sangría» para identificar la bebida producida en España y Portugal. En el resto de Estados miembros el término «sangría» sólo podrá utilizarse como complemento de la denominación «bebida aromatizada a base de vino», seguida obligatoriamente del país de procedencia.
Los diputados aprobaron por 609 votos a favor, 72 en contra y 4 abstenciones la propuesta, incluida en la nueva normativa sobre el etiquetado y la protección de las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados. La legislación, sobre la que ya había un acuerdo entre el Parlamento Europeo y el Consejo -países de la Unión-, defiende que se puedan aplicar «disposiciones particulares» en el caso de los productos tradicionales, como la sangría.
La medida tiene por objetivo proteger el término sangría, originario de España y Portugal, y circunscribir su uso en otros Estados miembros a la información complementaria o facultativa del producto. Los Estados miembros tendrán un plazo de un año para aplicar la nueva norma, que también circunscribe a España el uso de la denominación «clarea».
El eurodiputado socialista Andrés Perelló dijo que se había «hecho justicia a una de nuestras bebidas más tradicionales que, hasta ahora, se veía obligada a compartir mercado en igualdad de condiciones con las de otros países donde no es autóctona». Según afirmó este eurodiputado en un comunicado, «no se trata de impedir que nadie fabrique este tipo de vinos aromatizados allá donde se quiera, pero a partir de ahora nuestros sectores tradicionales gozarán de la seguridad jurídica que les da la denominación exclusiva para España y Portugal».
El nuevo reglamento actualiza las denominaciones de venta y las adapta a la normativa sobre información al consumidor. Además, adecúa las normas a los requisitos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), define los criterios de reconocimiento de las indicaciones geográficas y establece reglas para las ya existentes. El acuerdo sobre la legislación se ha producido tras dos años de negociaciones.

LA LENGUA VIVA

Elogio y misterio de los símbolos
Amando de Miguel en Libertad Digital - España


Seguimos dándole vueltas a la comunicación no verbal o, a veces, a palabras o cosas que funcionan como símbolos. Los otros animales podrán comunicarse, pero solo el hombre se vale de símbolos.

Javier Vicuña recuerda su mili y precisa que el saludo militar de llevarse la mano a la sien no se hacía cuando el soldado portaba armas. En ese caso se llevaba la mano derecha al hombro izquierdo. Se agradece la precisión.

El documentado A. Rodríguez detalla una serie de gestos que están castigados con multas cuando se dirigen a un agente de la Policía alemana: 1) Hacer la peineta (= destacar el dedo índice): hasta 3.800€; 2) sacar la lengua: 320€; 3) hacer un círculo con el pulgar y el índice (= ojo del culo): 750€; 4) darse con el índice en la frente (= tener la cabeza hueca): 700€; 4) restregarse circularmente la mano por la cara (= estar atontado): 1.000€. No sé si en Alemania se castiga también el gesto despectivo de hacer un corte mangas, tan mediterráneo.

Ignacio de Despujol y Coloma ilustra la cuestión del lenguaje no verbal con el caso del que fuera famoso alcalde de Nueva York, Fiorello La Guardia. El edil accionaba las manos y los brazos al hablar de forma distinta según hablara en inglés o en italiano.

Lucas Mendoza aclara a José Cuevas que el símbolo del pene con alas que tenía la ciudad de Pompeya no era de carácter pornográfico. Era un símbolo muy común en la antigua Roma como talismán de la buena suerte. Se comprende.

J. R. Iturriagagoitia precisa que no todos los angloparlantes dicen "cheese" (= queso) cuando posan para una foto familiar o amical. Si son abogados dicen "fees" (= honorarios), que cumple la misma función de suscitar la sonrisa.

Platicaba yo con Damián Galmés junto a la chimenea sobre la virtualidad del número mágico de unas 100-150 personas. Suele ser el tamaño ideal de una orquesta, una aldea o una compañía del Ejército. Don Damián me precisa ahora que esa cantidad corresponde al manípulum de las tropas romanas (= dos centurias). Añado que los griegos tenían una unidad militar, la hecatonarquía, equivalente a 128 soldados. Estaba también la hecatombe (= sacrificio de cien bueyes).

Hablando de latinajos. Jesús Laínz ha recogido el último. Es una señora que trataba de decir que una conversación iba a durar mucho. La calificó así: per siculín siculán. Suena bien.

LENGUAJE








Lanzamiento en 'e-book' ¿'Manda uebos' o 'manda huevos'?
El libro 'ReAprende Español. Las 101 cagadas (y otras curiosidades) de nuestro idioma' reúne una colección de "horrores" frecuentes en el uso del español.

Una selección sin voluntad enciclopédica que no duda en cuestionar a la mismísima RAE.

E. VASCONCELLOS - Madrid - El Mundo - España


Hasta Fernando Lázaro Carreter, el hombre que clavaba sus dardos en la palabra, cuenta con alguna mácula en su historial. El que fuera director de la Real Academia de la Lengua empleó en más de una ocasión la palabra 'espúreo', desconocida para la propia RAE, en lugar del adjetivo 'espurio'. Sea 'espúreo' el mejor ejemplo de palabra espuria, es decir, 'bastarda', 'falsa'.

El error quizá habría pasado desapercibido si no hubiese aparecido en un artículo titulado 'Norma y uso del idioma' (1976). Un texto que hablaba, precisamente, de la enseñanza de la lengua a los escolares. "¿Quién, profesor o no, posee el pulso capaz de ponderar lo aceptable para distinguirlo de lo 'espúreo'?"", se preguntaba el académico sobre la conveniencia de 'domesticar' la espontaneidad oral de los estudiantes. El propio Lázaro Carreter ofrecería más adelante una explicación a su desliz: la palabra 'bastarda' surge al intentar mejorar una terminación tenida por vulgar ('-urio') y recuperar una supuesta forma originaria similar a 'sulfúreo' o 'purpúreo'.

Su lapsus era en realidad una 'ultracorrección', y aparece recogido en 'ReAprende Español. Las 101 cagadas (y otras curiosidades) de nuestro idioma' (Bolchiro), un inventario de anécdotas y "horrores" lingüísticos elaborado por Irazusta Comunicación y prologado por Soledad Puértolas. El libro, disponible de momento en formato digital, "bebe de la vida cotidiana" y "de la relación con los medios, las empresas y las redes sociales", señalan sus autores (María Irazusta, Nacho Miquel, Noemí Sánchez y Beatriz Fernández, todos ellos periodistas).

Rigor y desenfado

El lanzamiento de 'ReAprende Español' coincide con el de dos manuales 'pura sangre': 'Las 500 dudas más frecuentes del español', editado por el Instituto Cervantes, y 'El buen uso del español', de la RAE. "No pretendemos competir con ellos", aclara Nacho Miquel. Sin perder el rigor, el libro emplea "un tono mucho más desenfadado para abordar cuestiones que a veces resultan tan grises". Y así, uno puede encontrar desde los vulgarismos más sangrantes admitidos por la Real Academia ('almóndiga', 'asín', 'setiembre') hasta el porqué de la expresión 'el coño de la Bernarda' y del sonoro '¡Manda huevos!' (una distorsión de '¡Manda uebos!', del latín '¡Mandat opus!', es decir, '¡La necesidad obliga!').

El origen de los errores es variado: la familia, la televisión, la prensa ("los periodistas no somos los responsables del mal uso, pero contribuimos a él de alguna forma", apunta Irazusta), el sistema educativo... y el carácter español. "Al que usa palabras un poco 'elevadas' le llaman 'pedante'", señala Miquel, y a menudo preferimos "integrarnos" rebajando el nivel de nuestro discurso a ser ridiculizados por parecer demasiado cultos. Irazusta sostiene que las redes sociales han agudizado el problema, aunque dentro del 'gremio lingüístico' hay opiniones enfrentadas sobre este asunto.

A pesar de todo, "los leídos también se equivocan", recuerda el libro. ¿Cómo es posible que Lázaro Carreter o el mismísimo Umbral empleasen la palabra 'espúreo'? "Hay errores en los que la gente no cae. La comunidad hablante no tiene conciencia de que lo sean", explica Miquel. Otras veces sólo necesitamos que nos refresquen la memoria, de ahí el título del libro: "ReAprender Español es recordar normas y pautas para escribir bien que probablemente hemos olvidado por el camino", continúa. Sirvan de ejemplo esta agua (no 'este' agua), detrás de ti (no detrás tuyo) o callad (en lugar de 'callar' cuando se trata de un imperativo).

'Discrepancias' con la Academia

Aunque algún capítulo insinúe lo contrario, 'Las 101 cagadas (y otras curiosidades) de nuestro idioma' no es una crítica a la RAE, aunque no duden en "enmendar la plana" a la institución. ¿Por qué recoge 'nigérrimo' como superlativo de 'negro' en lugar de 'negrísimo'? ¿Por qué legitima errores extendidos en lugar de perseguirlos (como los vulgarismos antes mencionados)?

"La RAE peca de aplicar una manga ancha" según la cual "lo que habla la gente es lo que hay que sancionar", apuntan. Pero una mentira mil veces repetida sigue sin ser verdad... o quizá sí. Algunos malos usos sedimentan con el paso del tiempo y terminan por convertirse en norma. ¿Sabían, por ejemplo, que el término 'desapercibido' proviene de maltratar la palabra 'inadvertido'. "La RAE tiene que ser permeable a que el lenguaje evolucione, pero no estar acomplejada", concluyen.

DICCIONARIO DEL NUEVO SEXO











De los sexetarianos al 'humasexual': diccionario del nuevo sexo
¿Te excita el 'footjob', el 'tickling' o el 'King out'? Algunas prácticas sexuales estrenan nomenclatura.
RITA ABUNDANCIA 14 DE ENERO DE 2014 08:00 H.


Abdorgasmos. El sexo no es el único medio para llegar al climax, y este tipo de orgasmos son producto del ejercicio físico, al margen de cualquier práctica erótica. En 1953 Alfred Kinsey realizó un estudio en el que el 5% de las mujeres a las que entrevistó reconocían haber experimentado orgasmos en el gimnasio. Éste término deriva de los abdominales, ya que se cree que estos músculos son los que tienen una relación con el placer experimentado por esta afortunada minoría. Más recientemente, la investigadora Debby Herbenick, codirectora del Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana, entrevistó a 300 mujeres de 18 a 63 años. El 19% dijo tener orgasmos haciendo bicicleta o spinning, el 9,3% lo logró escalando una cuerda, el 7 % levantando pesas y otro 7 % haciendo yoga, máquina elíptica o aeróbic. ¿Entienden ya porque las mujeres siempre están apuntándose al gimnasio?

Bangover: Todas las actividades importantes dejan huella. El bangover es una resaca muscular, las agujetas que quedan en el cuerpo tras una noche de sexo. Dolor en los glúteos, en las ingles, en la espalda, por no hablar de zonas más sensibles y erógenas, que dan fe de que uno ha puesto toda la carne en el asador. A menudo el bangover va acompañado también de hangover (resaca de alcohol), ya que en muchos casos nunca se llegaría al primero sin pasar antes por el segundo.

Dogging. Tener sexo en lugares públicos. Este término viene de dog –perro en inglés–, y hace referencia al hecho de que estos animalitos se lo montan en plena calle sin ningún tipo de complejos, aunque hay otra teoría que dice que sacar a la mascota a pasear es la excusa más utilizada para salir de noche a los parques a retozar o ver como otros lo hacen. Existen grupos y web –como dogging-spain.com– donde los partidarios de estas practicas pueden intercambiar impresiones, ver vídeos y obtener información sobre lugares donde llevar a cabo sus fantasías. Lo normal es tener un coche y citarse en un parque o zona lejos del gran público. Los hay que van a practicar sexo y ser vistos, otros van solo a mirar, aunque también puede haber intercambios de pareja y participación del público y existe todo un código de señales.

Efecto Coolidge: Se trata de un fenómeno observado en las especies de mamíferos y que consiste en una disposición a mantener relaciones sexuales ante la presencia de nuevos compañeros. La reactivación del deseo que toda persona experimenta cuando ha encontrado una nueva pareja. El efecto coolidge es el enemigo número uno de la fidelidad y lo que buscan los partidarios de una relación abierta o del intercambio de parejas.

Footjob o “trabajo de pies”: Todo lo que se haga con las extremidades inferiores para excitar sexualmente a alguien o para masturbarlo. Si alguna vez has ido a un restaurante, te has descalzado y con la complicidad del mantel como elemento de camuflaje, has empezado a tocar la entrepierna de tu pareja con tu pie, has hecho un footjob.

Foxy bikini: Lo último en peluquería para el pubis se llama foxy bikini, y consiste en depilarse totalmente la zona genital para luego aplicarse pelo teñido de zorro. Últimamente sintético, debido a las protestas de los ecologistas. La idea surgió del Completely Bare Salón, en Nueva York, donde realizan también el vajewel, aplicaciones de piedras preciosas y cristales Swarosky en la zona, para insinuar, sin incurrir en la mentira, que se tiene un tesoro entre las piernas. Siguiendo con el tema, Red carpet es como se denomina ahora a las ingles brasileñas, y si una pide un martini, un margarita o un champán, puede que no quiera refrescarse sino depilar sus partes dejando solo un pequeño triángulo, como la forma de las copas en que se sirven estas bebidas.

Humasexual: Nuevo término acuñado por el cantante Morrissey, que con motivo de la publicación de su autobiografía declaró a la web en su honor, True to You: "Desgraciadamente, no soy homosexual. Tecnicamente soy humasexual, me siento atraído por los seres humanos. Desde luego, no por muchos". Claro que la orientación erótica del ex líder de los Smiths no parece muy clara. En 1980 se proclamó más bien un icono de los asexuales al decir que "nunca había sido una persona muy sexual", y en 1984 volvió a pronunciarse en contra del instinto básico con esta contundente declaración a la revista musical Melody Maker: "el sexo es un desperdicio de baterías".

King Out: Magrearse o darse el lote, como se conoce en España. Consiste en besarse, tocarse y acariciarse pero sin llegar nunca a la penetración. La razones para no ir hasta el final pueden ser muchas: acabar de conocer a alguien, los hay que quieren preservar su virginidad y muchos utilizan éste método para aumentar la libido. Parece ser que volver a estos jueguecillos, propios de la adolescencia, fortalece enormemente el deseo. Si alguna vez te tachan de calientapollas, tu siempre puedes decir que es una nueva modalidad conocida como king out. Esta practica se conoce también por petting, y procede del verbo to pet, que alude al hecho de acariciar y besar a los animales de compañía.

MILF: Abreviatura de 'mother I’d like to fuck' (madre que me follaría) y que describe a una mujer madura pero que todavía es atractiva sexualmente. El término inglés cougar define a las que buscan una pareja más joven que ellas, como han hecho Madonna, Demi Moore, Kylie Minogue, Sharon Stone, Susan Sarandon o Joan Collins. La esperanza de vida asexual ha aumentado en los últimos años y a las MILFs le siguen las grannies, así es como se catalogan los vídeos porno donde salen abuelas. El paso siguiente se denomina ya necrofilia.

Neutro: Se denomina así al tercer sexo. Es decir, la posibilidad de que un ciudadano no deba ser registrado como hombre o mujer necesariamente, sino que deje libre la casilla correspondiente al sexo. Alemania es el primer país europeo en aprobar esta iniciativa y todo parece indicar que en los próximos años veremos a otros sumarse a esta política.

Precop: El amigo con derecho a roce, el follamigo o el amante –si queridos lectores, se puede tener un amante sin estar casado–, recibe ahora este nombre. Se trata de una relación puramente sexual, sin vínculo amoroso y entre dos personas que saben separar amor y sexo. Booty call es otra expresión que también puede designar lo mismo, aunque también se utiliza para definir una llamada o mensaje de texto destinada a alguien para proponerle sexo.

Pegging: Algunas mujeres fantasean sobre adoptar el papel masculino en la relación sexual y penetrar al hombre. Está practica se llama pegging y se lleva a cabo con la ayuda de un consolador, que ella se sujeta con un arnés. Si éste es doble, la mujer puede obtener también placer, pero los aspectos psicológicos, de dominación, sumisión y cambio de roles, suelen ser las razones más poderosas por las que se elige esta práctica.

Sexetarianos: El vegetarianismo llevado a la cama es practicado por este colectivo, que no tiene relaciones intimas con personas que consuman alimentos de origen animal o derivados como leche, miel o queso. Los vegetarianos alegan que su dieta les hace menos propensos a padecer ciertas enfermedades de corazón, derrames cerebrales, diabetes, obesidad o cáncer, y que al estar más sanos, tienen más energía disponible. Aseguran también que su semen sabe mejor. La razón de esta elección, además de ética, es que, a través de los fluidos corporales –saliva, sudor o semen– se transmiten todos esos subproductos presentes en la carne animal –como hormonas– que ellos tratan de evitar.

Sexit. Si estás en medio de una fiesta o evento y desapareces con tu pareja o alguien que acabas de conocer para tener sexo rápido, has hecho una sexit. Una escapada caliente y de urgencia, que tantas veces hemos visto en las películas de Hollywood y que muchas veces puede tener lugar en el mismo lugar en el que estamos: una habitación vacía, el garaje, el jardín o, si somos rápidos, el cuarto de baño.

Sexting: Enviar mensajes eróticos o directamente pornográficos por cualquiera de los múltiples medios de comunicación de que disponemos, puede ser muy excitante e ir anticipando, considerablemente, los preliminares, pero también puede catapultarlo a uno a la fama en cuestión de horas, como bien sabe Olvido Hormigos. Tal como están las cosas, yo diría que esta actividad entra ya dentro de las practicas exhibicionistas. Medio mundo, la CIA y los servicios de inteligencia de los países más desarrollados puede que también se exciten, junto con el auténtico destinatario.

Shagbag: Cuando uno se va de fin de semana, o si vuela con Ryanair, se lleva una pequeña maleta. Cuando uno prevé que esa noche no se va a pasar por casa, y que tal vez duerma en otra cama –si no es Donald Draper, el protagonista de Mad Men, que cuenta con despacho y mudas en la oficina–, se lleva una shagbag. Se trata de un pequeño kit con todo lo indispensable: ropa interior, cepillo de dientes, preservativos… Para acudir al día siguiente al trabajo como si tal cosa.

Solodex: Se trata de nuestro background erótico. Todo lo que nos gusta y nos excita, nuestras fantasías, historial, recuerdos, preferencias, películas y lecturas favoritas. Lo que generalmente utilizamos para excitarnos y darnos placer a nosotros mismos. Un buen partenaire, debería conocerlo a fondo.

Splosh: Los partidarios de este “arte” gustan de excitarse al contemplar el cuerpo cubierto de sustancias lo más pringosas posible. El término no es sino la onomatopeya inglesa para transcribir el sonido de una tarta aplastándose en la cara de alguien. Splosh fue el nombre de una revista inglesa que salió al mercado en 1989 y que estaba especializada en este fetiche. Al principio, la comida era lo más común a la hora de embadurnarse el cuerpo con intenciones sexuales, pero con los años las sustancias han ido variando: aceite, barro, pintura…Hay también un subgrupo obsesionado con las alubias y los espaguetis.

Squirt o eyaculación femenina: Esta tendencia, que en parte ha puesto de moda el cine porno con cintas en las que pueden verse a chicas expulsando con fuerza fluidos salidos de sus vaginas. La practica cuenta con su reina indiscutible, la actriz porno americana Cytherea, que domina el arte del squirting, y su gurú, Deborah Sundahl. Esta educadora sexual, con residencia en Santa Fe, EEUU, ha escrito varios libros al respecto y sostiene que todas las mujeres pueden eyacular porque todas tienen la misma anatomía.

Tickling o cosquillas eróticas: Cuando de pequeños jugábamos, las madres más autoritarias siempre presagiaban que la risa podría acabar en llanto, pero ésta también pueden producir excitación a muchos. El tickling consiste en hacer cosquillas a la pareja con fines sexuales. Los entendidos dicen que las mujeres somos especialmente sensibles a esta practica, que sirve para reducir el estrés, romper el hielo y hace las veces de juego preliminar. Los fetichistas de la risa, provistos de un plumero, crecen cada día. ¿Placer o tortura?

La modernización del lenguaje jurídico



La modernización del lenguaje jurídico

14/01/2014 | GUADALUPE MUÑOZ ÁLVAREZ (CINCO DÍAS.COM, ESPAÑA)
Desde hace tiempo, muchos se preguntan por qué el lenguaje de ciertos profesionales es tan oscuro y difícil. Es cierto que cada grupo humano atesora una forma exclusiva de expresarse respeto del colectivo social y crea unos términos especiales que considera eficaces para el desenvolvimiento de su actividad aunque se sacrifique la claridad necesaria.


Algunos creen que se hace deliberadamente para conservar los privilegios y la magia de la profesión, dejando un sacrosanto reducto al que no puedan acceder los legos en la materia. En el mundo actual hay que acudir a los abogados y asesores para cualquier acción civil o penal: comprar una vivienda, el reparto de una herencia y otras gestiones. Con la excepción de los conflictos armados todas las controversias de nuestra sociedad se dirimen en los tribunales. Por eso es tan importante que el lenguaje que utilizan sea inteligible. Como ha dicho el escritor Juan Carlos Arce, el ciudadano cuando recibe una comunicación judicial no sabe si se le llevan a la cárcel o es que ha recibido una herencia y Lázaro Carreter señalaba con su habitual gracejo «que no debe legislarse solo para abogados, que alguna caridad merecen los ciudadanos para no correr el riesgo de que nos enchironen estando in albis»

Es verdad que en todas las ramas del saber se han establecido divergencias entre el lenguaje común y el profesional. Lo vemos en las matemáticas, en la medicina y en el área jurídica. Sin duda el texto de las sentencias o disposiciones concretas debe expresarse de forma con claridad. La ley y la jurisprudencia no tienen que ser creaciones literarias pero tampoco deben ser textos aborrecibles ni vulgares y lo cierto y lo justo se aceptan mejor con una bella expresión. Deben presentarse con ropaje aceptable como dijo el Profesor Pérez Serrano en un discurso titulado «El estilo de las leyes» pronunciado en 1947 en la Escuela Social de Madrid.

Montesquieu mantuvo que las expresiones jurídicas tienen que ser especialmente concisas. Las Leyes de las XII Tablas son un ejemplo de precisión. Los niños las aprendían de memoria con facilidad. Además el estilo tiene que ser simple. Cuando es pomposo se considera una obra de ostentación. No podemos olvidar la opinión de D. José Castán que decía: «la bondad formal de las leyes depende, en gran parte de su perfección técnica. La ley debe tener armonía y fuerza de expresión y como consecuencia elegancia para su valor intrínseco. Por otra parte es diferente el lenguaje destinado a los justiciables y el lenguaje jurídico científico de informes y ponencias. Aquel debe ser sencillo y este puede ser más elevado ya que se destina a juristas y técnicos».

PALABRAS





Abogado pide a la RAE que la palabra «moro» se considere una acepción racista

14/01/2014 | AGENCIA EFE
El abogado de Reus Hilal Tarkou insta a la Real Academia Española a que el diccionario normativo recoja la acepción racista de la palabra «moro», ha informado la entidad Watani, presidida por el propio Tarkou.

El presidente de Watani Asociación para la convivencia y desarrollo, Hilal Tarkou, ha pedido por escrito al director de la RAE, José Manuel Blecua, que los diccionarios recojan la acepción racista de la palabra «moro», ahora no reseñada.

Tarkou argumenta en su petición que se «generan numerosos conflictos» derivados de esta palabra y que están recogidos en el Código Penal, con los artículos 208 y 510 , que hacen referencia a la discriminación de una persona en función de su origen o creencia.

La palabra «moro» tiene once acepciones en el diccionario, como «natural del África septentrional frontera con España», «perteneciente o relativa a dicha parte de África» y «que profesa la religión islámica».

Sin embargo, el abogado reusense considera que «las definiciones de la palabra “moro” no coinciden en absoluto con el contenido de la misma en la actualidad» y señala que hoy en día «constituye un insulto para muchos ciudadanos de origen del norte de África».

Por todo ello , Watani reclama que la RAE rectifique dado que «llamar moro a un marroquí queda impune», pese al contenido «racista y xenófobo» actual, lo que genera, a juicio del abogado, «una grave indefensión debido a la definición de la RAE».

La definición del diccionario de la palabra «moro», señala Tarkou, «sacrifica derechos humanos fundamentales como la igualdad, el honor, la imagen, la intimidad y el propio derecho a la tutela judicial efectiva consagrados en los artículos 14, 18 y 24 de la Comunidad Europea».

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


transaccionar, término adecuado

Recomendación urgente del día

El término transaccionar es adecuado en el ámbito político, y más concretamente en el parlamentario, con el significado de ‘negociar, convenir algo’, como recoge el avance de la próxima edición del Diccionario académico.

Un grupo numeroso de verbos en español, formados a partir de un sustantivo acabado en -ción o -sión y la terminación verbal -ar, indican que se causa, crea, produce, hace, lleva a cabo o hace efectivo el significado del sustantivo, como señala la Nueva gramática de la lengua española. A este grupo pertenecen verbos como decepcionar, obsesionar, relacionar o transaccionar.

Por lo tanto, son apropiados ejemplos como «El PP intenta transaccionar una enmienda de CiU para aumentar la partida Erasmus» o «… siguen negociando la posibilidad de transaccionar algún apartado del texto», habituales en los medios informativos, sobre todo en textos políticos.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe