Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 29 de outubro de 2013

LA LENGUA VIVA

A vueltas con el inglés
Amando de Miguel


Una constante de estos escolios sobre el idioma común de los españoles es la continua presencia del inglés, tantas veces mal digerido. Ya sabemos que "la lengua fue siempre compañera del imperio" (Antonio de Lebrija o Nebrija). Nos creemos que los escolares ya son bilingües porque saben decir "trick or treat" en la fiesta de Halloween (= literalmente "Todos los Santos" en inglés antiguo). Por cierto, es una fiesta tradicional de media Europa, siglos antes de que fuera importada por los Estados Unidos.

Maribel (Fernández de) Torbeck me cuenta su peripecia a la vuelta de sus vacaciones en su España natal. El avión hizo escala en el aeropuerto de Newark y ella tuvo que ir al excusado, como antes se decía. (En los Estados Unidos lo llaman rest room o sala de descanso, otro eufemismo). Con tan mala fortuna que la puerta se le atrancó para salir. Desesperada la pobre, intentó forzar la manilla de la cerradura, pero ni por esas. Hasta que vio un letrero en la puerta que ponía: "Jalar". En sus recuerdos infantiles ese verbo quería decir comer, pero era evidente que en ese caso no era la acepción correcta. Valía el otro sentido hispanoamericano de tirar una cosa hacia sí. Añado que también es curioso que en los Estados Unidos haya más letreros en español en los lugares públicos que los que podamos encontrar en inglés en España. Claro que a veces las traducciones no son muy elegantes. Doña Maribel observó que en el tablero electrónico de aviso de los vuelos ponía este hipérbaton: "Información de aviones sobre la salida".

Julio Iglesias de Ussel me envía la increíble historia sobre el caso de Juan Gómez Pérez, consultor de Prais Guaterjaus an Cúper (PGAC). Fue amonestado en su empresa por emplear más vocablos españoles de la cuenta. Por ejemplo, el hombre se refería al Director de Producción en lugar del correcto Product Manager. En las presentaciones con power point (no opcional) se atrevió a poner rótulos en castellano. No solo eso, sin ningún pudor empezó a sustituir palabras usuales, como targets, inputs, slides y sponsors por objetivos, entradas, diapositivas y patrocinadores. El resultado fue la desmoralización de los demás consultores. El CEO de la firma sentenció que el tal Juan Gómez era un morning-singer de three to the quarter. Se le condenó a recibir unas sesiones de coaching.

José Alberto Torrijos Regidor se pregunta por la significación de consiliencia, que tanto se emplea ahora en las sesiones de coaching. Es una traducción literal de consilience, que viene a significar "avanzar juntos". Proviene del latín salire (= saltar).

Me cuentan que el presidente del Comité Olímpico Español, en una rueda de prensa, contestó a la primera pregunta de los periodistas: "No listen the ask". El hombre quiso decir "no oigo la pregunta". Ahora se comprende la decisión del Comité Olímpico Internacional para la fecha de los Juegos de 2020.

Fernando J. Serrano se queja de que en los trámites comerciales y bancarios se maneje con toda soltura el verbo aperturar (= abrir). Es un ejemplo más de las palabras con resonancia anglicana.

RAG








Méndez Ferrín denuncia que la RAG está paralizada
Reclama más premios para la cultura gallega
EUROPA PRESS

El expresidente de la Real Academia Galega Xosé Luis Méndez Ferrín ha asegurado este sábado que la institución «está paralizada» y ha pedido que en Galicia se creen más premios nacionales para enaltecer la cultura gallega en todas sus formas artísticas.
Así lo ha trasladado, en declaraciones a los medios, tras recibir el premio Otero Pedrayo de las diputaciones provinciales de Galicia. De esta forma, Méndez Ferrín ha explicado que desconoce «cómo está haciendo -su labor- el actual presidente», pero que «la impresión» que tiene «es que está paralizada», y que, de hecho, esa es «la teoría que tiene todo el mundo».
Méndez Ferrín también ha criticado que en Galicia «no existen premios nacionales, sino sustitutos». De este modo, ha lamentado que «un escritor gallego no puede llevar nunca un premio Cervantes». Además, ha reivindicado que en Cataluña y País Vasco hay premios nacionales para la cultura pero que, sin embargo, en Galicia «no existen».
Por ello, aunque ha reconocido que el premio Otero Pedrayo «está bárbaro», ha indicado que «hace falta un premio por cada uno de los géneros literarios, igual que en las otras comunidades que tienen lengua propia, pero incluso igual que el Gobierno central español».
En este sentido, ha solicitado que se creen otros premios o se amplíen los existentes para reconocer el trabajo de los creadores de distintas formas artísticas. «Tiene que haber uno de literatura, de arte, de ciencias..., es absolutamente inexcusable», ha finalizado.

LA CONQUISTA DEL IDIOMA




POR GUIDO CARELLI LYNCH (*)en Bitacora.
VI Congreso de la Lengua. En la víspera del encuentro más importante del español, voces de uno y otro lado del Atlántico discuten cuál es el valor, el poder y los intereses reales de las academias.

Desde el Cantar de Mío Cid, España es un país de vasallos arrodillados al zángano de turno que tengan de rey y un país de lameculos de cura y de torturadores de animales. España no vale la pena. Me alegro de que esté en bancarrota, económica, política, moral... Ojalá que la deriva continental que descubrió Wegener nos acabe de separar de ellos. Que el mar se ensanche , contesta, vomita y dispara vía mail el escritor colombiano Fernando Vallejo. La pregunta es simple y un poco tramposa, quizás porque invita a una respuesta: ¿Cree que España todavía ejerce dominación a través de la normativa del idioma? .


Con ánimos mucho menos encendidos que los del autor de La virgen de los sicarios, no son pocos quienes creen que la relación con Madrid es asimétrica y que desde la capital española todavía pretenden regir la norma de la lengua, controlar su expansión y sus beneficios.

En España se apuran en negarlo; Víctor García de la Concha ex director de la Real Academia y actual mandamás del Instituto Cervantes a la cabeza (Ver No tratamos... ). La voluntad cooperativista de la academia española aseguran, palabras más, palabras menos está a la vista desde el lema: unidad en la diversidad . (El anterior limpia, fija y da esplendor , aunque más estricto, parecía el eslogan de una marca de champú, pero eso ya no importa). La norma del español es pluricéntrica , insisten en cambio. Sin embargo, la mayoría de los errores que se marcan en el Diccionario Panhispánico de Dudas responde a malos usos de americanismos.

Mientras tanto, el español crece. La oficina del Censo de los Estados Unidos prevé que en 2030 el 7,5 por ciento de la población mundial será hispanohablante. Si la tendencia se mantiene, en tres o cuatro generaciones, una de cada diez personas sobre la faz de la Tierra tendrá como lengua nativa la misma que Borges y Cervantes. Pero no es por curiosidad ni filantropía que Washington toma nota: en 2050 Estados Unidos será el país donde más se hable español incluso por encima de México. Hoy más de 450 millones de personas lo hablan en todos los rincones del planeta y más de 50 millones lo estudian. Esa discusión subterránea y algunas más incómodas difícilmente se cuelen en los pasillos del VI Congreso de la Lengua, que tiene lugar por estos días en Panamá. El gran debate debería ser la necesidad de una lengua común, sin vacas sagradas y sin autoridades centrales. Una lengua cuyos congresos no sean presididos por el monarca de la antigua potencia colonial y de los que se supriman anacrónicos rituales dieciochescos. El gran debate, que las academias nacionales no se están planteando, es una norma en la que se respeten las variedades nacionales, que no sea discursivamente pluricéntrica y en los hechos, centralista y autoritaria , dispara el periodista y lingüista uruguayo, Ricardo Soca, administrador del popular sitio www.elcastellano.org que ya lleva libradas varias batallas contra la Real Academia.

Para Pedro Luis Barcia, presidente de la Academia Nacional de Educación, trescientos años de vida, malcrían a cualquiera. Para los españoles, habituados a ser el eje de la lengua por tres siglos, se les ha hecho difícil el cambio de postura. Pero lo van logrando con inteligencia y comprensión. Pero, por las dudas, debemos dormir como Argos, con 50 ojos abiertos, para evitar los avances, las más de las veces inqueridos, hijos de una tendencia natural y secular, de España sobre el resto de los países de la comunidad idiomática , explica el también ex presidente de la Academia Argentina de Letras. La historia de la academia nacional representa en buena medida algunas de las tensiones latentes. El decreto de su fundación en 1931 lleva la firma del golpista y nacionalista José Felix Uriburu, quien atendió un reclamo de larga data que excedía su voluntad de poder: crear una institución independiente a los designios de la Real Academia Española (RAE). Su antecesora, la Academia Argentina de la Lengua Castellana, era correspondiente por lo que se ganó el mote de la sucursal . La discusión se mantuvo siempre en el seno de la academia, sin embargo la nueva institución fue junto a su par uruguaya la única academia asociada a la RAE. En 1999 aceptó el pedido de Madrid y se convirtió en correspondiente.

El ejemplo más brutal entre las asimetrías lo constituye además de los recursos económicos el hecho de que la Asociación de Academias de la Lengua Española que agrupa a las veintidós academias que la integran funciona en la mismísima sede de la RAE y, para peor, que por estatuto su director es el mismo que la tricentenaria institución. Precisamente, tres siglos de vida, como apuntaba Barcia, y el respeto que inspira la obra lexicográfica y normativa de la RAE y su reflejo en el imaginario colectivo, explican cierta actitud de veneración hacia la entidad española.

Disparen contra el panhispanismo Mientras promueve una política panhispánica, colaborativa y pluricéntrica, la RAE baja línea y advierte que quórum se escribe con c y no con q . Meses atrás, por ejemplo, recomendó no insistir con algunos sintagmas que emergieron al calor de la última década como argentinos y argentinas y todos y todas . En el informe Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer , de Ignacio Bosque y aprobado por la academia, se concluye que con esas expresiones se está forzando al castellano en pos de no ser sexista. No deja de resultar inquietante que, desde dependencias oficiales (...) se sugiera la conveniencia de extender un conjunto de variantes lingüísticas que anulan distinciones sintácticas y léxicas conocidas , explica Bosque.

Ese tipo de actitudes unilaterales son las que más perturban por lo bajo a los habitantes que representan a los 21 países americanos donde viven, por cierto, el noventa por ciento de los hablantes nativos. Pero las críticas también se escuchan entre los lingüistas españoles. Para Juan Carlos Moreno Cabrera, profesor de lingüística general en la Universidad Autónoma de Madrid, los nacionalismos también pesan a la hora de los debates. A pesar de sus pomposas y altisonantes declaraciones de panhispanismo, la política de la RAE consiste en asegurar un lugar privilegiado y rector a la variedad europea del español dentro de las demás variedades lingüísticas, lo que supone también un papel dirigente indiscutible para la propia RAE, que representa esa variedad. La actual ortografía española, basada en la variedad castellana, es un reflejo directo de este lugar privilegiado. Por eso esa ortografía ha sido y es intocable e indiscutible , explica Moreno Cabrera.

La representatividad de las academias también es objeto de debates, porque la discusión no se da entre los estados. Y el mentado panhispanismo no tiene la aprobación de ningún país. Ese carácter paraestatal es un rasgo interesante porque define una estrategia de recuperación neocolonial que pudo ser compartida por gobiernos españoles de diferente signo. Se trata de una idea predemocrática y antirepublicana porque desplaza a los ciudadanos del orden de lo legal, de lo público, al universo de la lengua española cuyos destinos rige un rey y la RAE , le explica a Ñ Ana María Gargatagli, doctora en filología hispánica.

No todos piensan igual, Gerardo Piña Rosales nacido en Andalucía es el director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, la más joven de las asociaciones americanas, y sostiene que si bien España solía mirar con ojos displicentes a las demás academias, se dieron cuenta de que el futuro de la lengua no estaba en España sino en América. Piña Rosales va más allá, para él, el futuro del idioma reside en Estados Unidos. Ahora bien, ¿quién duda que nos avala el prestigio de la RAE? ¿Es como si tuviéramos que avergonzarnos por pertenecer a una institución que tanto ha hecho por ese bien común que es la lengua española? se contesta a pesar de que las academias no pertenecen a la RAE.

Pero todo debe ser dicho. Y fue un latinoamericano, el director de la academia chilena Alfredo Matos, el primero que propuso hablar de panhispanismo. Por otra parte, a pesar de las acusaciones silenciosas de algunas academias americanas, el aporte económico y profesional de España para favorecer el desarrollo de las entidades de los países más pobres de la región ha sido determinante.

Castellano Sociedad Anónima Cada vez son más los millones de hispanohablantes y cada vez son más también los millones de dólares que mueve la lengua. ¿Quién rige ese mercado? ¿Quién rige las normas? En una sociedad de mercado, ¿quién tiene el copyright del castellano? El español representa el 16 por ciento del Producto Bruto Interno de España, según estudios del Instituto Cervantes y de Fundación Teléfonica, dos bastiones de la Marca España. La colección de ensayos La economía del español , editado por Fundación Telefónica y Ariel desentraña las diferentes aristas del negocio (a veces un tanto exagerado) del idioma. Entre las conclusiones de ese libro que incluye un capítulo dedicado a la experiencia argentina y su propio Certificado de Español como Lengua Extranjera señala sin eufemismos que España debe decidir si quiere ser un actor cooperativo (y hasta dónde quiere serlo) o si quiere o puede ser un actor dominante imponiendo sus estándares.

Los autores consideran que, en el largo plazo, las actuaciones cooperativas serían más beneficiosas para el estatus internacional del español, aunque en el corto plazo España puede aprovechar su ventaja en determinados ámbitos, aunque esto genere reacciones en el resto de la comunidad hispanohablante. La enseñanza del idioma es la más primigenia de las industrias del español , como lo son las industrias culturales, y de un modo indiscutible la industria editorial. Pero todas las ramas del sistema económico dependen de una u otra forma de la lengua, y cada una de ellas, además, tiene un peso distinto en el PBI de cada país , señala el profesor José Luis García Delgado, director de la colección.

Lejos de la agresividad que mostró alguna vez el Instituto Cervantes, con presencia en 44 países y la voluntad de acordar un examen de español de certificación única, la Argentina pasó de recibir 10 mil estudiantes de español en 2004 a más de 25 mil en 2007. Los precios más competitivos ayudan y también la cercanía con Brasil.

La lengua no es un negocio, pero a menudo se la trata como tal, y entre algunas corporaciones españolas, por ejemplo, cunde la metáfora de compararla con el petróleo. Los negocios vinculados a la lengua traducciones, editoriales, comunicaciones, audiovisuales constituyen alrededor del 15 % del PBI español. El Instituto Cervantes, como difusor de la cultura hispanohablante y la enseñanza del idioma, es un dispositivo central de esa configuración mercantil. Y la atribución de la capacidad normativa a la Real Academia española convierte a la variedad considerada estándar por la misma como norte para todas las industrias vinculadas a la lengua. Por ejemplo, cuando cualquier latinoamericano usa el procesador de textos Word y elige su variedad español de Argentina , el diccionario contra el cual confronta la corrección está producido por la RAE y no reconoce los usos habituales de la variedad argentina. Eso implica dos cuestiones: inseguridad lingüística del escritor local y cuantiosos convenios económicos entre la RAE y Microsoft , ejemplifica María Pía López, directora del Museo de la Lengua y una de las promotoras del documento Por una soberanía idiomática , que firmaron medio centenar de lingüistas, escritores y académicos argentinos el 17 de septiembre en Página12. En él, proponen, entre otras medidas, la creación de un Instituto Borges (¿un Cervantes argentino?) -que sirva para plantear el discurso político de la lengua- y para más adelante la creación de una Asociación Latinoamericana de la Lengua.

Nacionalismos, colonialismo, paranoia e ideologemas anacrónicos: la discusión se actualiza con cada nueva edición del diccionario, con cada Nuevo Congreso. Si hay polémica, bienvenida.


(*) Periodista.

PALABRAS TÓXICAS



La mala utilización de la lengua española
por Carlos Cuesta en La Nueva España - ES

En los últimos años, la lengua española está siendo pisoteada desde diferentes foros y especialmente -con mucha tristeza- desde los medios de comunicación. De nada sirve que desde la Real Academia o desde la Fundación del Español Urgente nos orienten para conseguir un buen uso de nuestro idioma, uno de los más hablados en el mundo, pues en muchos casos cada palabra y cada frase resultan alejadas de lo que significa su tratamiento lingüístico.

Es frecuente escuchar en la radio o en la televisión y leer en la prensa o en las redes sociales palabras referidas a "tolerancia cero, hoja de ruta, poner en valor, en base a, agendar, todos y todas, optimizar los recursos, implementar, complicidad, unívocamente, dinamizar y transversalidad", así como términos españoles con el toque anglosajón? y muchas incorrecciones en el uso de construcciones o en una falta de sintaxis.

Este tipo de lenguaje, centrado generalmente en la clase política, está convirtiendo el idioma castellano en una lengua vulgar, corriente y adocenada por mucho significado y expresión que contenga según esos hablantes. Las normas están para usarlas y salirse de ellas es vulnerar una realidad marcada por muchos años de conocimiento y saber. Y actualmente el universo político, la gente de la farándula y los participantes en esos toscos programas televisivos de uso cotidiano donde se habla de unos y de otros y de personajes de medio pelo, el lenguaje correcto y normativo brilla por su ausencia. Y en estos casos de "glamur" los medios de comunicación de verdad suelen hacer uso innecesario y abusivo de palabras y expresiones extranjeras cuando perfectamente podrían utilizar frases españolas.

Lo cierto es que la lengua española está siendo por momentos maltratada por personas que deberían cuidarla y mimarla. Desde esta tribuna pido que los periodistas de todos los ámbitos-valedores de los medios de comunicación- sean guardianes y fieles amantes de esa joya idiomática que representa la lengua castellana. La fuerza colonial del inglés va robando poco a poco frases imaginativas españolas, la desidia de los poderes fácticos -qué palabreja- el político, el informativo y el económico influye en el avance idóneo de nuestro idioma, junto con los problemas en la educación escolar de sus hablantes son hechos que arrastran al Castellano a un lugar habitado por el complejo de inferioridad con respecto a otras lenguas de nuestro entorno europeo. Por todo ello hay que defender a capa y espada nuestra lengua. El idioma español lo merece y hablar bien no cuesta trabajo. Sólo hay que seguir unas normas y pautas gramaticales que son fáciles de entender y llevar a efecto. Y sobre este particular, ¿os acordáis de aquella preciosa frase expuesta en un libro de Antonio Machado cuando el maestro preguntaba al alumno acerca de su significado? "Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rue". El niño respondió bien: lo que pasa en la calle. Perfecto. "La palabra, la lengua, es la casa del Ser. En su morada habita el hombre?".

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE



factoraje, mejor que factoring

Recomendación urgente del día
El término factoraje, que de acuerdo con el Diccionario académico alude a los ‘servicios de contabilidad y cobro de facturas en los que se asume el riesgo de insolvencia de los deudores y, en ocasiones, se anticipa el importe de dichas facturas’, es una alternativa en español al anglicismo factoring.

En las noticias de información económica es habitual encontrar frases como «El empresario reconoció la utilización del sistema de factoring», «Las dudas sobre la documentación responden a métodos de factoring, es decir, de pagos de facturas a través de la banca por adelantado» o «“Factoring” con un 7 % de interés».

Tanto el Diccionario académico como el Diccionario de términos económicos, financieros y comerciales, de Enrique Alcaraz Varó y Brian Hughes, recogen factoraje como equivalente español de factoring, término para el que esta última obra también ofrece como alternativas facturación o descuento de facturas, según el contexto.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo aconsejable habría sido escribir «El empresario reconoció la utilización del sistema de factoraje», «Las dudas sobre la documentación responden a métodos de factoraje, es decir, de pagos de facturas a través de la banca por adelantado» y «Factoraje con un 7 % de interés».

En caso de optar por la voz inglesa factoring, lo apropiado es escribirla en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe