Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sexta-feira, 9 de agosto de 2013

REDACCIÓN









Ayudas para la redacción de textos: conectores
rinconcastellano.com



I. Introducción de temas:
Presentación

ante todo, en primer lugar, lo primero que, el objeto de, en relación a, antes de nada
Apoyos o inicio de texto o discurso
bueno, bien, vaya por delante, alguien se preguntará, me pregunto

2. Explicaciones sucesivas
Adición (unión, agregación de ideas o progresión del texto)
y más aún, incluso, asimismo, además, también, cabe añadir, después de, por otra parte, aún más, todavía más
Advertencia
mira, fíjate, observa, cuidado con, te pongo en antelación, piensa detenidamente; Anáfora (repetición): sabía que …, también sabía que…; a veces habla y habla sin parar.
Aprobación (afirmación)
sí, claro, bien, así es, por supuesto, en efecto, por descontado, desde luego.
Atenuación
en cierto modo, hasta cierto punto, si acaso, siquiera
Autocorrección
mejor dicho, dicho de otro modo, quiero decir, o sea, más bien, deseo decir, esto es
Causa
así que, así pues, puesto que, pues, porque, la razón del hecho, esto tiene una explicación
Comparación (semejanza)
de igual modo, como, de modo semejante, similarmente, asimismo, parecido a
Concesión
a pesar de todo, con todo ( y con eso), aunque, por mucho que, pese a, si bien, por otro lado
Consecuencia
por tanto, por consiguiente, por eso, por lo cual, de ahí, de forma que, con que, total que
Continuación
a continuación, posteriormente, después, ahora bien, entonces, volviendo a lo anterior
Contraste
al contrario, pero, en cambio, no obstante, sin embargo, por el contrario, antes bien
Corrección
mejor dicho, quiero decir, más bien digo, en otros términos u otras palabras, dicho de otro modo
Correlación
ahora – luego, no sólo - sino también, aquí – allí, cerca – lejos, por un lado – por otro, antes – después
Deixis (referencia deíctica)
dicho esto, de ahí que, a ello vamos, habla mucho, lo sabemos ya
Digresión
a propósito de lo dicho, al respecto, así también, aunque no venga a cuento, me viene a la mente
Duda
acaso, quizá(s), tal vez, ya veremos, no tengo claro, sería cuestión de, no tengo criterios para
Ejemplificación
por ejemplo, pongo por caso, así sucede en, es decir, pongamos por ejemplo, como
Enumeración
en primer lugar, en segundo; primero, segundo, luego, después, antes – ahora, después
Evidencia
claro, es evidente, ciertamente, está claro que, por supuesto, desde luego, no hay duda, sin duda
Excepción (restricción)
si acaso, salvo, excepto, al menos, un caso excepcional, caso aparte, al margen
Explicación
Es decir, en otros términos, a saber, mejor dicho, o sea, esto es, o lo que es igual, en todo caso
Expresión negativa
Ni mucho menos, ni aun así, en absoluto, no, tampoco, ni hablar, nunca, jamás
Generalización
De cualquier modo, generalmente, en sentido amplio, en líneas generales, de todos modos
Matización intensificadora
Sobre todo, principalmente, más aún, es más, aún más, de sumo interés
Precisión
En rigor, más exactamente, es más, esencialmente, en realidad, exactamente, claramente
Puntualización
Estrictamente, ahora, aquí, en este instante o lugar, precisamente ahora, ahora pues
Relación espacial
Aquí, allí, abajo, aliado, encima, arriba, en medio, a la derecha, al fondo, a la izquierda
Relación temporal
Ahora, antes, luego, más tarde, finalmente, en cuanto, después, a continuación
Relación temática
en cuanto a, con respecto a, en relación a, por lo que se refiere a, a propósito de
Relación de transición
Por otro lado, en otro orden de cosas, pasando a oto asunto, además, siguiendo
III. Conclusiones
Formas de conclusión

En consecuencia, a fin de cuentas, en última instancia, resumiendo;
Cierre de discurso o texto
en definitiva, por fin, en suma, en resumen, finalmente, terminando, en breve

MEDICINA

Dr. Juan Gérvas, médico ortodoxo: ´Los chequeos son perjudiciales, no hay que medirse el colesterol´


Juan Gérvas, médico ortodoxo contra los excesos de la medicina ortodoxa, acaba de publicar el polémico libro ´Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias)´



Juan Gérvas (Badajoz, 1948) se licenció –con 22 matrículas de honor– y doctoró en Medicina, cuyo ejercicio ha compaginado con la enseñanza en media docena de universidades y con la redacción de 300 artículos científicos. Acaba de publicar el polémico libro ´Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias)´, escrito con su esposa Mercedes Pérez Fernández, también médico.


–Para que se haga cargo del tipo de entrevista: “¿Los enfermos trabajan para los laboratorios farmacéuticos?”
–No, pero el equilibrio entre quienes no mueren gracias a los laboratorios empieza a verse compensado por quienes mueren a consecuencia de los medicamentos, que son cada vez más. La codicia ha roto el consenso tácito entre el paciente y la industria farmacéutica, hoy peor valorada que las tabaqueras.
–¿La medicina actual crea enfermos?
–Sí, por ejemplo cuando el suplemento de un periódico hablaba el domingo del “envejecimiento como enfermedad”. Supone una crueldad, porque envejecer es salud, un estado gozoso de quienes pueden alcanzarlo gracias al esfuerzo social.
–En su libro: “No se mida el colesterol, ¡sea feliz!”.
–No hay que medirse el colesterol nunca, salvo en caso de problemas en las coronarias. Los chequeos médicos son perjudiciales y obedecen a intereses comerciales. Cinco TACs equivalen a la radiación de la bomba de Hiroshima, imagine los que se chequean anualmente. Por si acaso va a morir usted mañana, sea feliz hoy.
–¿Dos médicos ortodoxos contra la medicina ortodoxa?
–Contra sus excesos, recordando que hay una colusión o confluencia de intereses con personas que esperan no morir y ser siempre jóvenes. El que juega a los trileros, tiene expectativas infundadas. Y no sólo vende mierda la industria farmacéutica, también la de alimentos.
–¿Angelina Jolie es una heroína por amputarse los pechos?
–No. Como persona es intocable, nadie puede discutir su decisión. Como ejemplo es nefasta, una víctima de la industria quirúrgica –dio el nombre del centro donde se había operado– y genética, cuyas acciones subieron tras el anuncio.
–Se han contabilizado 200 factores de riesgo de infarto, roncar incluido.
–Un factor de riesgo es una asociación estadística, no una condición necesaria ni suficiente. El mayor peligro de infarto es la pobreza. El segundo es el tabaco, y son los pobres quienes fuman. Si quiere disminuir la probabilidad de enfermar, conviértase en rico, pero eso no está en la seguridad social.
–¿Cómo sabe Michael Douglas que contrajo su cáncer por la práctica del sexo oral?
–Es una vergüenza dolorosísima, un insulto. Sólo un mínimo de cánceres orofaríngeos guardan relación con el virus del papiloma humano. De nuevo, la población de riesgo son pobres, fumadores y alcohólicos. Sucede que para los médicos tienen más interés los culos de los ricos que la boca de los pobres.
–¿Los afortunados que tienen el sexo oral a su alcance pueden seguir practicándolo?
–Claro, practique el sexo oral y disfrute. En pareja de distinto sexo, del mismo sexo o en grupo. Recuerde que es gratis, que se puede repetir y que siempre da placer.
–Su libro concede gran importancia al sexo.
–Porque considero que hay especialidades médicas que persiguen el sexo con más rigor que la religión durante la Edad Media. Es una parte importante de la vida, que gusta en la juventud y a los ochenta años, aunque se cambie de la cantidad a la calidad.
–Hay millones de personas vivas gracias a la medicina agresiva que usted critica.
–Hay millones de personas que se creen vivas gracias a la medicina agresiva. En Estados Unidos, más de un millón de mujeres piensan que han sobrevivido a un cáncer de mama que nunca las hubiera matado. Lo mismo sucede con más de la mitad de los tumores de próstata. ¿Han sobrevivido al cáncer? No, han sobrevivido al médico.
–Con estas tesis, sus colegas deben verlo como el Doctor Yayoflauta.
–Formo parte de una red mundial que lleva medio siglo trabajando en estos asuntos, y a la que se incorpora cada vez más gente joven. La mayoría de mis compañeros me adoran, salvo algún radiólogo o ginecólogo. No hay hostilidad, porque digo lo que otros no se atreven, rompo con el statu quo.
–¿Nos hemos vuelto locos?
–Ha disminuido la tolerancia a la variación mental, que se ha transformado en enfermedad. Todos tenemos días en que nos comeríamos el mundo y otros en los que querríamos desaparecer, no podemos homogeneizar.
–Niños atiborrados de fármacos.
–Se quiere medicalizar el fracaso escolar para quitarse las responsabilidad de encima.
–¿El miedo disminuye la esperanza de vida?
–Si tienes una actitud optimista, vives ocho años más. No podemos destruir nuestras vidas a la espera de que se resuelva el tremendo momento económico que atravesamos. No voy a dejar de follar porque haya crisis.

www.diariodemallorca.es

Chispitas de Lenguaje









Por Enrique R. Soriano Valencia en periodico.correo.com.mx

Preposiciones, nuevamente

De los temas más difíciles para cualquier hispanohablante, las preposiciones ocupan un lugar especial. Son palabras que, para desgracia nuestra, no tienen una definición precisa. Muchos otros vocablos pueden tener significados abundantes (‘levantar’ presenta 34 acepciones en el diccionario oficial), sentidos opuestos (‘huésped’ regularmente es el que llega; pero en medicina, el que recibe) o incluso, sentidos que en nada se parecen, extrañamente dispares (‘manzana’ lo mismo nombra a un fruto que a un conjunto de edificaciones limitadas por calles y que forman un polígono de cuatro lados). Las preposiciones (a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, etc.) imprimen sentido a los elementos que enlaza. Por esta razón, los diccionarios recurren a enunciar sus usos y a ejemplificar estos, más que a definiciones precisas o exactas.
Las preposiciones son palabras invariables. De nada sirve aprendérselas en listado (como exigen en muchas escuelas) sin una comprensión de su uso (que al final es para lo que aparecieron; lo importante para el idioma es su aplicación y no su clasificación).
Es común confundir su significado. Eso sucede cuando se enuncia: «Mi hermano peleó con mi padre». La preposición ‘con’ tiene sentido de juntos («café con leche», por ejemplo); en absoluto, bandos opuestos. Ese sentido se obtiene con la preposición ‘contra’. O sea, que lo más adecuado sería: «Mi hermano peleó contra mi padre», pues con la preposición ‘con’ implicaría que estuvieron en el mismo bando, pero nada se informa de los oponentes.
La preposición ‘para’ su uso más característico es el fin o término de una acción. Por eso un «Jarabe para la tos» sería aquel que nos propicia o tiene como fin provocarnos la tos. Aquí valdría más la preposición ‘contra’.
‘Ante’ es una preposición que implica en ‘presencia de’. Así, por ejemplo, «unos testigos comparecen ante un juez». Por ello, es absurda la expresión típica de los cronistas deportivos cuando aseguran que «un equipo ha perdido ante otro».
Hay preposiciones que pueden aparecer en oraciones similares, pero su presencia ofrece particularidades. Así, por ejemplo, «Un vaso con agua» significa la compañía de los dos elementos. En un restaurante así debiéramos pedir el servicio, pues no existen «vasos de agua», como suele solicitarse. No obstante, si es la cantidad a la que nos referimos, entonces aplica la preposición ‘de’. Por ello decimos, «Bebí dos vasos de agua», pues no podríamos bebernos «dos vasos con agua» pues implicaría que ambos elementos terminaran en el estómago.
Respecto de la expresiones «En base a…» es absolutamente desaconsejada. Pues la preposición ‘a’ suele usarse cuando se señala rumbo, dirección o término de acción, como en el enunciado «Amar a los padres». Entonces no se puede aplicar «En base a…» pues una base es un soporte y no le es propio el sentido de movimiento. Lo recomendado para estos casos es «sobre la base de…» o «basado en…».
Agradezco la atenta sugerencia del ingeniero Víctor Hugo Sánchez Resendis para abordar de nueva cuenta este tema ante las regulares imprecisiones del habla coloquial. La recomendación es abandonar el habla por formatos preestablecidos y privilegiar la construcción de oraciones con base en la reflexión.


sorianovalencia@hotmail.com

EL IDIOMA ESPAÑOL




El imparable avance del idioma español en EE.UU.
ABC / WASHINGTON

Casi 38 millones de personas hablan ya la lengua española, lo que supone un 13 por ciento de la población estadounidense
El imparable avance del idioma español en EE.UU.

AFP

El avance del idioma español en Estados Unidos es imparable. Año tras año las estadísticas reflejan con datos apabullantes que la lengua española está cada día más presente en la vida de los estadounidenses. El último informe también da constancia de esta realidad social y cifra en 37,6 millones el número de personas que hoy en día hablan el idioma español en Estados Unidos, lo que supone casi un 13 por ciento (12,9 %) del total de su población. El informe apunta, no obstante, que este crecimiento progresivo en los últimos años no ha ido en detrimento del bilingüismo.

El porcentaje de personas que tenían el castellano como lengua materna en 2011 fue de 12,9% (0,9 puntos superior a la cifra de 2005), aunque, entre estos, sólo el 5,6% reconoció tener un nivel inferior a «muy bueno» de inglés, una proporción ligeramente inferior a la registrada en 2005 (5,7%), según Efe

Según el censo dado a conocer esta semana, 60,6 millones de personas en EEUU hablan en casa una lengua distinta al inglés y, de estas, casi dos tercios hablan español. El resto de lenguas maternas más habladas son el chino (2,9 millones), el tagalo de Filipinas (1,6 millones), el vietnamita (1,4 millones), el francés (1,3 millones), el alemán (1,1 millones) y el coreano (1,1 millones).

De todos estos, el 58% aseguró hablar inglés «muy bien», un porcentaje que se dispara en el caso de los parlantes nativos de francés y alemán (más del 80%) y decae notablemente en el caso de las personas que tienen el chino, coreano o vietnamita como primera lengua (menos del 50%).

Finalmente, el porcentaje de personas que no hablan inglés en casa varía significativamente según los estados, desde el 44% de California al 2% de Virginia Occidental, y la ciudad de Laredo, en Texas, es el municipio que registra mayor presencia de personas de habla no inglesa (92%).

LA LENGUA VIVA







Réplicas, dúplicas y tríplicas
Amando de Miguel


Francamente no pude resistir todo el debate sobre el llamado caso Bárcenas. Solo tomé notas durante cinco horas, las que dura el soliloquio ante el cadáver de Mario. Para muestra basta un botón. Resulta cansina la cosa. Todos traen el discurso impreso y lo leen sin ninguna vergüenza. Es decir, no hay tal debate, sino una agotadora sucesión de monólogos. Rosa Díez, de UPyD, es la que mejor lee. Se dirige reiteradamente a Rajoy como "presidente" a secas, no como "señor presidente". Resulta excesivo tanto "presidente" para llamar la atención. Al redactor de su discurso se le escapó un "veinteavo" en lugar de "vigésimo". No es lo mismo el partitivo que el ordinal. Se nota la avidez que tiene doña Rosa de que le conteste don Mariano, pero que si quieres arroz, Catalina. Rajoy ignora por completo a quien podría ser la única socia de su futuro Gobierno. Es patente y patético el tono resentido de doña Rosa.

Aitor Esteban, del PNV, es el que emplea un castellano más correcto. Habrá estudiado en un buen colegio de curas. Pero dice "ibérico" en lugar de "español". Se comprende, pues para los nacionalistas vascos "español" es un insulto. Le baila algún subjuntivo, pero eso es cosa de jelquides. A mí también me pasa a veces, y eso que solo soy un maqueto.

Xabier Mikel Errekondo, de Amaiur, asegura impávido: "Nuestra única lengua es el euskera". Lo dice en castellano, claro. El nacionalismo empieza a ser un abuso de la estadística. ¿Hablarían en vascuence Ignacio de Loyola y Francisco Javier?

Alfred Bosch, de ERC, declama solemne: "Delenda est Rajoy". Pero en la frase original de Catón se dijo "delenda" porque Cartago (como todas las ciudades) es femenino en latín. José Ortega y Gasset añadió con acierto lo de "Delenda est Monarchia", que también es femenino. No soy un latinista ni nada parecido, pero habría quedado mejor un "delendum est Rajoy" (= hay que acabar con Rajoy). A don Alfred se le escapó el "preveyendo" de un verbo imposible. No creo que estudiara en un buen colegio de curas.

Olaia Fernánez Dávila, del BNG (dígase "benegá"), logró lanzar un "detenta" en lugar del correcto "ostenta", mas no importa. Es una confusión corriente. Se comprende en una persona que tiene que traducir su pensamiento a una lengua extranjera.

Durán y Lérida, de Convergencia y Unión, dejó caer un "Yo soy de los que pienso" a propósito de no sé qué lugar común. Se supone que el oscense es de los que piensan. Luce un traje azul eléctrico con apresto que es la envidia de los diputados de la derecha.

En su dúplica Rajoy se recrea en la anáfora, la repetición cansina de "No me voy a declarar culpable". Rubalcaba no le va a la zaga en ese recurso de la anáfora, la reiteración buscada de una cláusula que considera favorita. Acudió a la frase tópica, inventada por Aznar, de "Váyase, señor Rajoy". Pero Rajoy se quedó impávido

Diccionario de las Lenguas de Honduras




Honduras presenta el primer Diccionario de las Lenguas
09/08/2013 | AGENCIA EFE.

Autoridades de Honduras, con apoyo de España, presentaron en Tegucigalpa el primer Diccionario de las Lenguas de Honduras, hoy, víspera del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

El texto fue presentado en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa por el ministro hondureño de Cultura, Tulio Mariano González, y el embajador español, Luis Belzuz de los Ríos.


El funcionario hondureño dijo a Efe que el diccionario servirá para «abrir la oportunidad» para que la sociedad internacional y nacional conozca la lengua de los pueblos indígenas y afrodescendientes del país centroamericano.

«Proteger las lenguas es un paso más a la soberanía autóctona del país y a la recuperación de la dignidad histórica de Honduras», subrayó.

El proyecto ha sido apoyado por el Centro Cultural de España en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Durante la ceremonia de presentación del texto, el embajador español dijo que el diccionario contribuirá a que las siete lenguas indígenas y afrodescendientes de Honduras «no se pierdan».

Agregó que es significativo que el diccionario se presente este año cuando la Real Academia Española de la Lengua cumple 300 años y la AECID 25 años de tener presencia en Honduras.

El diccionario podrá consultarse vía internet en la Biblioteca Virtual de las Letras Hondureñas, inaugurada en Tegucigalpa en junio de 2012 por iniciativa del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, en su visita a Honduras en enero de ese mismo año, señaló el diplomático español.

En el evento estuvieron presentes autoridades hondureñas; el director del Centro Cultural de España, Álvaro Ortega; el titular de la Academia Hondureña de la Lengua, Marcos Carías, y el coordinador de la obra, Víctor Manuel Ramos, entre otros.

ESPAÑOL




El director de la RAE dice que la tecnología ha acelerado los cambios en el lenguaje

08/08/2013 | AGENCIA EFE
El director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua, afirmó hoy en Costa Rica que las nuevas tecnologías, impulsadas por internet, han acelerado los cambios en el idioma y que las academias de la lengua no se pueden mover a la misma velocidad.


«Frente a los cambios las academias pueden hacer muy pocas cosas. Los cambios los hacen los profesores y los periodistas al poner un modelo de lengua que se populariza inmediatamente, pero las academias tardarían siglos»>, expresó Blecua.

Manifestó que «la labor de las academias incluso ahora es muy lenta, ahora internet ha acelerado estos procesos».

Blecua impartió hoy una conferencia llamada La Real Academia Española trescientos años después en el marco de la celebración del 90 aniversario de la Academia Costarricense de la Lengua, organizado con el apoyo del Ministerio de Cultura costarricense.

Entre los nuevos usos que los avances tecnológicos han obligado a integrar al diccionario Blecua destacó tableta, que antes solo se utilizaba para por ejemplo, una tableta de chocolate, y que ahora también se incluye la acepción relacionada con un artilugio informático.

«Todo esto es el problema de las tecnologías, que van más de prisa que la definición del diccionario», afirmó.

Blecua también dijo que se ha debido actualizar el vocabulario de las partes de los automóviles pues en muchos casos estaba acorde con la década de 1930.

«La tecnología es mucho más amplia de lo que parece», aseguró el director de la RAE, quien dijo que la institución se ha ido integrando de manera «muy positiva» a las redes sociales y como ejemplo de ello es que en Twitter ya suma 380.000 seguidores.

Sobre el lenguaje que los usuarios utilizan en Twitter y dispositivos móviles, lleno de palabras incompletas y abreviaturas, Blecua no le ve mayor problema siempre y cuando no se aplique de esa misma forma en otros espacios más formales.

«Si en algunos casos tiene uno solo 140 caracteres, más bien se debe aplicar el ingenio», dijo

El lenguaje en el tiempo

Extra
Por: FERNANDO ÁVILA |

Cita: “Me dijeron que si quería ganarme unos centavos extra trabajando allá”.

Comentario: Aquí tenemos una palabra difícil de manejar. Por una parte existe el prefijo extra-, que significa ‘fuera de’, como en extraordinario o extravertido; y por otra, el sustantivo extra, con el que se identifica a quien figura en una película sin hablar, “en la escena solo se necesitó un extra”.
Además de estos dos, está el adjetivo extra, que puede significar ‘superior’, como en gasolina extra, o ‘adicional’, como en “algún centavo extra”. Y aquí viene la complicación. Según el Diccionario panhispánico de dudas, 2005, cuando significa ‘superior’ es invariable para el plural, gasolina extra y gasolinas extra, mientras que cuando significa ‘adicional’, varía, un peso extra y diez pesos extras.
Por eso, en la frase citada, dicha por José Salgar en su última entrevista, lo correcto es “...ganarme unos centavos extras trabajando allá”.
Abecé
Cita: “ABC de la licencia de conducción”.
Comentario: este titular cae en el error de escribir ABC en vez de abecé, que es la palabra española con que se alude al ‘conjunto de rudimentos o principios de una disciplina o ciencia’. Algo así como si en vez de escribir debe, cabe, caseta, cuele, pese, se escribiera DB, KB, KZ, QL, PC.
Papamóvil
Cita: “El papa no usará el papa móvil blindado”.
Comentario: la edición del 2014 del Diccionario de la lengua española trae la palabra papamóvil, como sustantivo masculino coloquial, y el significado de ‘vehículo acristalado y blindado que emplea el papa en sus desplazamientos entre la multitud’. En consecuencia, lo adecuado es escribirlo en una sola palabra y no en dos.
FERNANDO ÁVILA, DELEGADO DE LA FUNDÉU BBVA PARA COLOMBIA

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


Campeonatos del Mundo de Atletismo, términos relacionados

Recomendación urgente del día

Con motivo de los mundiales de atletismo que comienzan este sábado en Moscú, se ofrece una serie de claves sobre la escritura apropiada de algunos términos que pueden aparecer en las informaciones relacionadas con este evento deportivo:

El símbolo de metro es m, que por tratarse de un símbolo no lleva punto. Es invariable, es decir, tiene la misma forma en singular y en plural. Si se escribe pospuesto a la cifra a la que acompaña, lo adecuado es dejar un espacio entre ambos: 200 m, por ejemplo. El símbolo de kilómetro es km, en minúsculas, y no Km.
Se recomienda evitar la voz inglesa sprint, que significa ‘aceleración que realiza un corredor para disputar la victoria a otros, normalmente cerca de la meta’ y utilizar la adaptación gráfica esprín, plural esprines.
Para designar al corredor especialista en esprines es recomendable usar la forma esprínter (adaptación del inglés sprinter), plural esprínteres.
En algunos países de América, para designar la vara larga que se emplea en la especialidad de salto de pértiga, se utiliza el término garrocha y, por consiguiente, a esta modalidad la denominan salto con garrocha y al especialista en esta prueba, garrochista.
Los nombres en los que figura la voz griega athlon, que significa ‘ejercicio’, deben escribirse sin la h: decatlón y heptatlón, no decathlón ni heptathlón, y los deportistas que compiten en ellas se llaman decatletas y heptatletas, respectivamente.
El término maratón, tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas, puede emplearse tanto en masculino (el maratón) como en femenino (la maratón).
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe