Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 16 de julho de 2013

LA LENGUA VIVA

Escolios para un tórrido verano
Amando de Miguel


Comento un ramillete de reflexiones y aportes sobre el habla por parte de los libertarios estimulados por el calor. Por cierto, ¿no iba a ser este un verano particularmente fresco? Lo anticiparon así hace unos meses algunos científicos franceses. Para mí que es la envidia del turismo que se dirige a España. O también, que hay científicos cantamañanas. Pero sigo.

Julio Iglesias de Ussel no descansa; me envía uno de esos recortes suyos de voraz lector. En este caso se trata de un comentario de R. Hughes ("La cultura de la queja") sobre el origen de la voz gay. Por lo visto en el siglo XVIII inglés significaba algo así como “prostitución y vivir del cuento”. Añado algún matiz de mi cosecha. En una obra dramática muy popular, The Fair Penitent, de Nicholas Rowe (1703), el protagonista es el "gay Lotario". Es una especie de libertino o donjuán que seduce a las mujeres y las abandona. Lo que ignoro es por qué los homosexuales rescataron mucho después ese término. Sería más correcto llamarlos gayos.

No hay solución. J.M. Araúz Cimarra dice que le "subleva" la denominación de “la roja” para la selección nacional de fútbol. No está de acuerdo el manchego en que el rojo sea el color heráldico de Castilla, como yo decía. Opina, en cambio, que ese color es el carmesí, distinto del rojo. Bueno, galgos o podencos. Cuando se hacen pruebas psicológicas para ver el color preferido de la gente, sobresalen el azul y el rojo. Son los colores tradicionales, por otra parte, para las vestiduras, respectivamente, de la Virgen María y de Jesucristo. Sospecho que son los colores más repetidos en las banderas de las naciones del mundo.

Dionisio Pérez Villar reivindica el topónimo de "Easo" para la ciudad de San Sebastián o Donostia. Se llame como se llame, seguramente es la ciudad más hermosa del mundo.

José Luis García-Valdecantos ha descubierto un nuevo acrónimo oficial: COJO (= Comité Organizador de los Juegos Olímpicos). Se podrán hacer muchos retruécanos.

Jesús Laínz sostiene, en uno de sus artejos, que "hay palabras hermosas que pueden ocultar realidades espantosas". Una de ellas es progresista. Equivale a suponer que todos los cambios sociales son buenos. Por ejemplo, dice el montañés, “se podría recuperar la antropofagia” o, por la misma lógica, considerar al aborto como un derecho. Corrijo un poco la premisa. El progresismo equivale a suponer que son buenos todos los cambios promovidos por los progresistas. El argumento es circular, ya sé, pero el progresismo es así.

Pautas para la escritura de los nombres de competiciones deportivas

Fuente Periodismo Deportivo de Calidad Blogspot
El periodista deportivo tiene que hacer frente a menudo a multitud de interrogantes que surgen a la hora de escribir adecuadamente el nombre de determinadas competiciones deportivas, pero no siempre tiene a mano una solución clara ni unívoca. Si bien para las cuestiones generales la Ortografía de la Lengua Española (2010) nos ofrece la mayoría de las respuestas, nuestra consulta ha de extenderse a otros manuales, los libros de estilo, que son los textos que recogen las últimas novedades que se producen en el idioma y establecen una serie de normas de uso para resolver las dudas y evitar los errores más habituales que se producen a diario en la redacción de textos periodísticos.

Sin embargo, ni todos los medios deportivos ni la mayor parte de las redacciones de Deportes de medios generalistas cuentan con un manual de estilo específico para este ámbito. Este tipo de obras siguen siendo excepcionales y, cuando existen, son concebidas para el uso particular de los redactores de un medio, por lo que las recomendaciones y pautas contenidas en ellos no siempre son coincidentes ni aplicables más allá de ese periódico o sección en concreto.

Ante la próxima celebración de algunos de los principales acontecimientos deportivos internacionales de este año en varias modalidades como la natación, el atletismo o el baloncesto, hemos considerado oportuno desde este blog recordar algunas pautas elementales para escribir de forma correcta el nombre de cualquier competición:

¿En singular o en plural?

1. ¿Mundial o Mundiales? Esta es una de las principales disyuntivas que se plantean asiduamente en el lenguaje deportivo. Lo correcto es escribirlo en singular cuando se trate de un campeonato de un solo deporte, normalmente en modalidades de equipo en los que hay un título en juego (el Mundial de Brasil , Copa Mundial de la FIFA 2014), y de algunos deportes individuales donde solo haya un podio al que subirse o un trofeo que levantar (Mundial Match Play de golf).

2. Por el contrario, en los Campeonatos del Mundo donde hay varias disciplinas o especialidades, será preferible el plural. Así diremos Mundiales de atletismo de Moscú (en un Mundial de atletismo se celebran carreras, saltos, lanzamientos, pruebas combinadas y marcha) y Mundiales de natación de Barcelona (además de la natación, esta competición alberga los torneos de sincronizada, saltos de trampolín, natación en aguas abiertas y waterpolo).

3. No obstante, en estos casos se podrá usar el singular si nos referimos en concreto al título de una especialidad en concreto de las muchas que acoja ese campeonato (Yelena Isinbayeva logró el Mundial de salto con pértiga).

4. Estas normas son aplicables también para los Campeonatos de Europa (Europeo/Europeos) y de España (Nacional/Nacionales).

¿En mayúscula o en minúscula?

5. Los nombres de las competiciones deportivas se escriben con mayúscula en todos sus elementos significativos, normalmente sustantivos y adjetivos (Copa Libertadores de América, Gran Premio de Jerez).

6. Sin embargo, irán en minúscula las referencias genéricas que los antecedan o artículos, preposiciones y conjunciones que se integren en dichos nombres (Masters de Augusta, la Copa del Mundo, torneo de Wimbledon).

7. Tampoco se escribirá con mayúscula la referencia a la modalidad, disciplina o categoría que acompañe al término principal, esto es, la mera denominación del evento (Copa del Mundo de vela, Campeonato de Europa de atletismo en pista cubierta, Nacional juvenil de halterofilia).

8. Cuando se haga una referencia retrospectiva o genérica para hablar de varias ediciones de un mismo campeonato, se escribirá normalmente en minúscula (la participación española en los mundiales de fútbol). A este respecto, no hay consenso y algunos medios optan por la mayúscula (la historia de los Mundiales).

¿En español o en su idioma original?

9. En la medida de lo posible, trataremos de utilizar el nombre castellanizado de la competición siempre que su uso esté extendido entre la población y que esté formado por palabras recogidas en el diccionario: Liga de Campeones (mejor que Champions League), Liga Europa (mejor que Europa League), Gran Premio (mejor que Grand Prix), Maratón de Boston (mejor que Boston Marathon) o Circuito Mundial (mejor que World Tour).

10. No obstante, se preferirá la denominación original cuando se trate de competiciones que son universalmente conocidas por su nombre extranjero, con el fin de evitar que una traducción más o menos forzada pueda traer consigo una dificultad de identificación o comprensión en el lector. Son los casos, entre otros muchos, de: Eurobasket (o Europeo de baloncesto en una segunda denominación), Super Bowl (escrito en dos palabras), Grand National (competición de turf) o los nombres de las principales ligas (Bundelisga, Premier League, Serie A, ...).

11. Pese a todo ello, en muchas ocasiones será la pauta de cada medio, de acuerdo a su criterio editorial y a la marca de estilo a la que tenga acostumbrados a sus lectores, la que determine que la opción de escribir un nombre de una competición sea la traducida o la original. Así, según el periódico de que se trate, podremos leer Ryder Cup o Copa Ryder de golf; America´s Cup o Copa del América (la Copa América es la de fútbol; en el nombre original de la competición de vela hay un genitivo sajón); o Tour de Flandes o Vuelta a Flandes (en este último caso, la tendencia más extendida es la de traducir como vuelta todas las rondas ciclistas que no se disputen en Francia (Tour) o en Italia (Giro de Lombardía)).



FUENTES

AGENCIA EFE (2005). Manual de Español Urgente (16ª edición)
EL MUNDO DEPORTIVO (1995). Libro de Estilo
EL PAÍS (1990). Libro de Estilo
EL PERIÓDICO (2007). Libro de Estilo
GONZÁLEZ-PALENCIA, Rafael; MENDAÑA, José Carlos (2012). Libro de Estilo Marca.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2010). Ortografía de la lengua española
ROJAS TORRIJOS, José Luis (2005). La información y el deporte. Libro de estilo para la prensa deportiva andaluza

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

recibí, plural recibís

Recomendación urgente del día
Recibís, no recibí, es el plural apropiado del sustantivo recibí, tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas.

Sin embargo, en los medios de comunicación pueden leerse frases como «¿Olvidó Bárcenas pedir los ‘recibí’?» o «El problema de los ‘recibí’», donde lo apropiado habría sido escribir «¿Olvidó Bárcenas pedir los recibís?» y «El problema de los recibís».

Por otra parte, dado que recibí es un nombre totalmente asentado en español y recogido en el Diccionario académico (‘fórmula que, situada delante de la firma en ciertos documentos, expresa que se ha recibido lo que en ellos se indica’), lo apropiado es escribirlo en redonda, sin comillas ni ningún otro tipo de resalte.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE



alunizaje, término adecuado en español

Recomendación urgente del día

Alunizaje, que alude a la técnica delictiva de estrellar un automóvil contra la vitrina o luna de un establecimiento comercial para robar, es una palabra válida y de uso asentado que no es necesario escribir en cursiva ni entrecomillada.

Aunque todavía no tiene registro en el Diccionario de lengua española, de la Real Academia Española, se trata de un vocablo recogido en varios diccionarios, como el Diccionario de uso del español de Chile, de la Academia Chilena de la Lengua, y el Diccionario de uso de VOX.

El verbo correspondiente es alunizar y a los delincuentes que usan esta técnica se les llama aluniceros (por similitud con butroneros).
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe