Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 31 de janeiro de 2012

TRADUÇÃO TÉCNICA PT_ESP -AREA PETRÓLEO E GÁS



As traduções técnicas exigem um tradutor com formação técnica específica da indústria e capacidades nativas de língua espanhola. Software de computador, ferramentas e manuais industriais, e uma variedade de outros documentos especializados estão na categoria de documentos técnicos. Nós combinamos uma habilidade ou conhecimento da indústria com o conhecimento nativo da língua espanhola. Qualquer que seja o documento técnico MAGNA tem um tradutor com a educação adequada e conjunto de habilidades para compreender e traduzir com precisão o material.

Por que escolher a MAGNA para Versão Técnica ao espanhol?
• Mais duma década no Brasil oferecendo tradução técnica espanhola. Por muitos anos, MAGNA vem ajudando aos clientes a comunicar seus documentos técnicos em espanhol para indústrias altamente especializadas.
• Nossos clientes para este tipo de trabalho retornaram a nós recorrentemente.

Tradução Técnica espanhol: um cenário real.
Sua empresa tem documentos de engenharia com alta quantidade de terminologias específicas que precisam ser traduzidos para o espanhol.
A quem você pode confiar para traduzir a terminologia técnica altamente precisa?
Envie-nos o seu documento, e oferecemos a certeza de que alguém com a experiência e as competências técnicas adequadas traduziram sua documentação ao espanhol.

Dê o próximo passo, ligue para nós, vamos começar a ajudar você definir a melhor maneira de obter a sua tradução em espanhol técnico feito no tempo e no orçamento. As cotações do projeto são sempre livres, você pode decidir trabalhar com MAGNA ou não.



CALIDAD EN TRADUCCIÓN


¿COMO EVALUAR LA CALIDAD DE UNA TRADUCCIÓN?



La calidad de una traducción puede ser difícil de evaluar. Los idiomas son regidos por reglas gramaticales, pero también son influenciados por el estilo y por el contexto. Un abordaje útil puede ser la división de los criterios de evaluación de una traducción en dos categorías: objetivos y subjetivos.


● Objetivos
Los siguientes criterios pueden ser utilizados para evaluar una traducción, pues ellos fueron establecidos por las reglas de la propia lengua:
• Exactitud técnica
• Gramática/ ortografía correcta
• Fidelidad para con la presentación
● Subjetivos
Considerando que un idioma puede ser encarado como un sistema abierto capaz de soportar ideas estéticas, la calidad puede ser influenciada por diferentes formas de expresión. Una buena definición de los criterios siguientes puede ayudar a minimizar eventuales problemas relacionados con la calidad:
• Estilo pretendido
• La finalidad del documento
• Público objetivo
• Mercado objetivo
Es fundamental comprender que, en el campo de los criterios subjetivos, los problemas relativos a la calidad pueden no ser realmente problemas, sino apenas una cuestión de preferencia (gustos). Esas preferencias deben ser determinadas anticipadamente para garantizar que la traducción, localización o edición electrónica va a corresponder a las expectativas.
EL CONTROL DE CALIDAD EN LA TRADUCCIÓN. * (M. Santos. PT.)
En el pasado, fueron realizadas innúmeras tentativas para cuantificar la “calidad” de la traducción tanto por asociaciones internacionales de traducción como por traductores individuales, principalmente con el objetivo de mejorar el estatuto profesional del traductor, pero estas tentativas tuvieron muy poco éxito palpable. Mientras tanto, la presión comercial de nuestros días parece haber impulsado esta necesidad de cuantificación. Por ejemplo, la aplicabilidad de las normas ISO 9000 al área de la traducción ha sido tema de debate en los últimos años. En el futuro, el área de la traducción va a precisar cada vez más de aplicar este tipo de proceso formalizado, considerando a la traducción como un “producto” o una “mercadería”. Los clientes procuran cada vez más soluciones y servicios de control de calidad y esta necesidad se ha venido a acentuar con los servicios de tele traducción para compensar su naturaleza “virtual”. Será siempre extremamente difícil someter al proceso de traducción “humana” a un procedimiento de control de calidad total, pero la utilización creciente de herramientas de traducción asistida podrá contribuir significativamente para su formalización. Por ejemplo, la utilización de memorias de traducción y de herramientas de gestión y extracción automática de terminología (como el Trados MultiTerm 6.5) ayuda claramente a “sistematizar” el proceso de traducción “humana”, facilitando la creación de un patrón de referencia y la obtención de una calidad consistente.
El proceso de control de calidad tiene como ventajas:
• la introducción de acciones preventivas o correctivas para asegurar el nivel de calidad pretendido;
• el control de la calidad del proyecto a nivel local, de modo a garantizar la calidad final entregada al cliente;
• la verificación por el gerente del proyecto (PM, project manager) de la conclusión efectiva del trabajo (signoff);
• la centralización, por parte de los responsables por el Control de Calidad en cada proyecto, de la información específica del proyecto, como modo de asegurar su disponibilidad a todos los miembros del equipo durante el proyecto, así como el participar de todas las informaciones relevantes a otros equipos y proyectos; la optimización del proceso de traducción/localización utilizando planos de calidad estándar “personalizables” para todos los proyectos; la ejecución de las tareas de modo correcto y eficaz, evitando la repetición innecesaria del trabajo y asegurando menores costos en la producción;
• una comunicación más rápida y eficaz entre equipos;
• el reparto e intercambio de recursos (prestador del servicio de traducción/ revisión/control de calidad) en un mismo proyecto y entre proyectos.
Existen varios métodos para verificar la calidad de un producto, desde la lectura informal de un documento hasta métricas formales de evaluación de la exactitud. Los métodos generalmente utilizados por la mayoría de los proveedores de servicios de traducción incluyen:
• realización de las traducciones por traductores profesionales cuyo idioma nativo es el idioma de destino;
• verificación ortográfica y segunda revisión de los trabajos por los traductores antes de su entrega a los clientes;
• revisión “cruzada” entre los diferentes participantes del proyecto, antes de pasar el trabajo al revisor final, para garantizar la máxima homogeneidad de toda la traducción (para garantizar la coherencia en proyectos de gran envergadura, que exigen la participación de varios traductores);
• control en conformidad con el estilo y la terminología definidos por el cliente y, en caso de terminología nueva, de la homogeneidad de utilización de la terminología compilada y validada internamente (conformidad con las memorias de traducción y los glosarios específicos o la terminología acordada con el cliente);
• control de la adaptación cultural;
• aplicación de un modelo de control de calidad (del tipo LISA QA Model)
Ver :http://www.maxwell.lambda.ele.puc-rio.br/4974/4974_5.PDF
• uso de formularios personalizados para muestreo de la traducción en curso;
• pruebas de coherencia y de funcionamiento de los programas informáticos traducidos y de la respectiva documentación.
Debemos además destacar dos perspectivas del control de calidad: la del traductor independiente (FreeLancer) y la de la empresa de prestación de servicios o la del mismo cliente. Con la creciente globalización y “virtualización” de la prestación de los servicios de traducción, los traductores independientes pueden trabajar aisladamente o en equipo para una agencia (dentro o fuera de las instalaciones de la empresa), en el ámbito de un proyecto de grandes dimensiones. Es fundamental coordinar las tareas comunes a este equipo que, muchas veces, se “conoce” apenas a través de instrucciones intercambiadas por correo electrónico. Independientemente de la escala de magnitud en cuestión, hay siempre lugar a un proceso de control de calidad de acuerdo con los requisitos que fueran suministrados y especificados por el cliente.
Para el traductor independiente, el control de calidad puede y debe ser efectuado posteriormente a la conclusión de la traducción (si fuera posible, no en el mismo día), por ejemplo, a través de la utilización de listas de verificación específicas de cada etapa (suministradas por la empresa que lo subcontrata u organizadas personalmente):
• verificaciones genéricas (independientes del cliente):
a) ortografía;
b) el texto debe estar todo traducido - con excepción de indicaciones específicas;
c) verificaciones finales genéricas (dos espacios en blanco; espacio seguido de coma/punto; dos pontos finales; dos comas) y verificación visual (por ejemplo, de referencias cruzadas, de numeración correcta en listas, etc.);
d) los ficheros tienen que tener el formato correcto y estar en la carpeta correcta con el nombre correcto.
• verificaciones de conformidad con las instrucciones suministradas por el cliente:
a) material de referencia provisto para el proyecto;
b) comunicaciones por correo electrónico
c) terminología nueva o alterada validada en el transcurrir del proyecto.
Para la empresa de prestación de servicios o para el propio cliente, el Control de Calidad es efectuado como una etapa suplementar del ciclo de producción normal, por lo que no substituye ninguna otra etapa del ciclo de producción. Además de ello, permite asegurar la calidad lingüística y técnica del producto a través de la comparación periódica de la calidad en todo el proceso de producción.



Recomendación del día


tunear, tuneo y tuneado, términos en español

El verbo tunear, asi como su derivados, tuneo y tuneado son términos adecuados para referirse a la personalización de algo, especialmente cuando se trata de un vehículo.

En inglés, el término que se emplea para referirse a la modificación y adaptación de un vehículo al gusto personal es tuning, del verbo to tune up que, hablando de un motor, significa 'poner a punto'.

Estos términos pueden adaptarse al español como tuneo y tunear, respectivamente, sobre el modelo de otros verbos y sustantivos de nuestra lengua que proceden del inglés: to reset, ‘resetear’ y ‘reseteo’; to scan, ‘escanear’ y ‘escaneo’; recogidos ya en algunos diccionarios de uso, como el del español actual de Manuel Seco y el Vox.

Junto a tuneo, y con el mismo significado, se encuentra ya extendido en el uso el término tuneado, por lo que en frases como «Los programas de tuning de coches están en boga en nuestro país» hubiera sido más apropiado decir «Los programas de tuneado/tuneo de coches están en boga en nuestro país».

Por último, se recuerda que para estos usos también pueden utilizarse otros términos españoles como personalizar y personalización o modificar y modificación.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe