Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quinta-feira, 16 de junho de 2011

EL ESPAÑOL





¿Domina usted su idioma?

GUIDO F. CASTELLANOS





Cualquier lengua viva sufre cambios y evoluciona. Como producto social, debe rejuvenecerse de continuo para acomodarse a las necesidades de sus usuarios. Sin embargo, cambio y evolución no son sinónimos de deterioro y destrucción, ni del desenfreno a que a menudo el lenguaje es sometido por tanto ignorante e improvisado. El idioma tiene como fundamental razón de ser la comunicación de ideas, es decir, que seamos comprendidos cuando hablamos y escribimos.
De manera que el lenguaje debe convertirse en uno de nuestros mejores amigos. Debemos apropiarnos de sus riquezas y domeñarlo, porque esto será decisivo para transitar con libertad en la sociedad en que nos ha tocado vivir. Los minusválidos sociales en toda época son casi siempre aquellas personas que no dominan el idioma.
El castellano o español es el cuarto idioma del mundo, según el número de hablantes, aventajado por el chino mandarín, el inglés y el hindú . Y en cuanto a importancia, sólo es superado por el inglés.
Sin embargo, no son pocos los locutores, presentadores de noticias, reporteros radiales y televisivos, guionistas y hasta redactores que no dominan el castellano. Esto es lamentable, sobre todo cuando el lenguaje es nuestra herramienta primordial para ganarnos el sustento diario.
A continuación citamos varios ejemplos de errores bastante comunes que hemos leído en la prensa o escuchado en la radio y la televisión.
Cuántas veces hemos oído o leído: recién llego; recién comí; recién apareció; recién vuelvo, etc., en los que el adverbio de tiempo recién se ha usado incorrectamente antepuesto a una forma verbal. El adverbio de tiempo recién sólo se usa antepuesto a los participios pasivos, jamás a una forma verbal. Se utiliza correctamente como sigue: recién llegado; recién comido; recién nacido; recién aparecido, etc.
En la expresión ‘nos reuniremos el día miércoles ’, está sobrando día por redundante. Basta con decir ‘ nos reuniremos el miércoles’. ¿Qué otra cosa podría ser el miércoles sino un día de la semana?
Aquellos que insisten en decir apreta en lugar de aprieta, tengan la bondad de conjugar el verbo apretar en el presente del indicativo, para que acaben de convencerse de que esto es un disparate: yo aprieto, tú aprietas, él aprieta, etc. Así que, aprieten, para que no se les suelte la ignorancia.
En español, la v ( ve o uve) se pronuncia igual que la b ( be). De modo que los vocablos bacilo y vacilo, bacía y vacía, bello y vello, barón y varón, son homófonos (de igual sonido). Es decir, ambas consonantes son bilabiales. Pero hay más: los vocablos que llevan n delante de v, como invariable, inversión, invierno, articulan la n como m, y se pronuncian: imbariable, imbersión, imbierno.
El diptongo con la combinación hie en las palabras hierro, hiena, hielo, hierba y otros vocablos, suena como y. De manera que estas palabras se pronuncian: yerro, yena, yelo, yerba.
En castellano, el adjetivo agresivo no es sinónimo de activo, enérgico, diligente, como en inglés. Agresivo, en la lengua de Cervantes, es aquel que ofende, provoca o ataca. De manera que un empleador no busca empleados agresivos, sino diligentes, enérgicos, activos.
Las mujeres que ejercen la medicina se llaman médicas, galenas o doctoras (femenino), no médicos (masculino). Este también es el caso de las licenciadas en derecho. Se dice ‘la primera ministra’, no ‘la primer ministro’. Se dice ‘la presidenta’, no ‘la presidente’.
A veces, cuando hablamos o escribimos, comunicamos exactamente lo opuesto de lo que hemos querido decir. Por ejemplo, sobra el segundo no cuando alguien dice: no me iré hasta que no hable con él. Debió decirse: no me iré hasta que hable con él.
En nuestra lengua asumir se utiliza como aceptar o tomar: El dueño asumió la dirección de la empresa; Debes asumir tus responsabilidades. No debes asumir esa actitud de indiferencia. No obstante, es anglicismo imperdonable emplearlo con el significado de presuponer, presumir, suponer o dar por sentado, correspondientes al inglés. “She assumed that he loved her” no debe traducirse por “Ella asumió que él la amaba”. Esto es un disparate. La traducción al castellano es: “Ella supuso, pensó o dio por sentado que él la amaba”.
No se dice, por ejemplo, “Me gustaría que estuvieras más envuelto en actividades escolares’’, sino “Me gustaría que participaras más o te interesaras más en actividades escolares’’. No somos tamales para andar con tanta envoltura.
El sombrero no se remueve, se quita. Los tumores se extirpan o se extraen, no se remueven. Los pañales sucios se quitan, porque no es necesario explicar lo que ocurre cuando se remueven. En inglés se emplea remover con sentido de quitar o extraer; en español, no.
Finalmente, en nuestro afán de simplificar y reducir, no olvidemos nunca que el español es una lengua analítica, cuando el inglés es un idioma sintético. De modo que a menudo es imposible usar una sola palabra en nuestra lengua para enunciar la misma idea que se expresó en inglés con un solo vocablo. Por eso cuando se traduce un texto del inglés al castellano, el texto en el lenguaje destino es casi siempre desde un diez hasta un quince por ciento más extenso.
Escritor cubano


Lea más: http://www.elnuevoherald.com/2011/06/16/961991_p2/domina-usted-su-idioma.html#ixzz1PRTgM8FH


FUNDÉU RECOMIENDA...


Recomendación del día



a efectos de o a los efectos de, no al efecto de ni a efecto de

Para expresar la idea de 'con el objeto o la finalidad de' lo correcto es decir a efectos de o a los efectos de, no las formas en singular al efecto de o a efecto de.

Sin embargo, en los medios de comunicación es frecuente encontrar estas expresiones en singular: «Solicitaron que las autoridades adoptasen los recaudos al efecto de cesar el estado de peligro», «Toda persona que se sienta agraviada tiene el derecho de acudir a los tribunales a efecto de buscar que se le repare…».

En los ejemplos anteriores lo adecuado hubiera sido escribir: «Solicitaron que las autoridades adoptasen los recaudos a efectos de cesar el estado de peligro», «Toda persona que se sienta agraviada tiene el derecho de acudir a los tribunales a efectos de buscar que se le repare…».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe